Follow by Email

jueves, 27 de diciembre de 2012

División Guardia y Comandante Supremo Kim Jong Un



En horas de la mañana del primero de enero del Año Nuevo Kim Jong Un, máximo Dirigente de la República Popular Democrática de Corea, realizó una visita de inspección a una división Guardia del Ejército Popular de Corea como su primera actividad oficial, lo cual llamó la atención del mundo.

Título honroso
Esta es la División Guardia de Tanques 105 “Seúl” Ryu Kyong Su del EPC que ostenta su brillante ejecutoria.
El Presidente Kim Il Sung organizó en agosto de 1948 una brigada de tanques, primera unidad de su tipo de Corea. Dos años después, desatada la Guerra de Corea por Estados Unidos el 25 de junio de 1950, esa unidad atacó a Seúl, sede del enemigo a tres días, colocó la bandera nacional sobre el edificio  gubernamental y tomó la emisora, que dio a conocer al mundo la noticia de liberación de Seúl, lo cual es algo nunca visto en la historia de guerras, pues esa misión la cumplen, por lo general, los combatientes de la infantería.
Por la iniciativa de Kim Il Sung la brigada de tanques se convirtió en división y se le otorgó el título de división de tanques 105 “Seúl”.
Posteriormente, la unidad obtuvo muchos éxitos en la batalla de liberación de Taejon conocida como  modelo de combate de cerco moderno y en otros enfrentamientos.
Autoridades militares estadounidenses, alarmadas ante el ímpetu con que esa división avanzaba y atacaba, se lamentaron: Es un ataque inimaginable y está fuera de reglas habituales.
Ataques sorpresivos de distintas formas y envergaduras de tanques y soldados de infantería en diferentes momentos menos esperados, son incomprensibles para nosotros que hemos estudiado otras tácticas que se enseñan en nuestra infantería.
De ese modo la referida división se conocía ampliamente dentro y fuera del país.

Invicta división Guardia
Esta división se ha convertido en una invencible unidad Guardia bajo la dirección de Kim Jong Il.
Hace más de 50 años, o sea el 25 de agosto de 1960, este la visitó, y de esa manera inició su dirección de la revolución de Songun. Desde entonces prestó una atención especial a su desarrollo y fortalecimiento.
En diciembre de 1996, cuando la lucha por defender el socialismo de los atentados de las fuerzas aliadas imperialistas encabezadas por EE. UU. se encontraba en plena fase volvió a visitarla a pesar del intenso frío. Al presenciar ejercicios de tanquistas les enseñó el papel del tanque en la guerra moderna y hábiles métodos de combate. También señaló lo que se debía hacer para entrenarlos perfectamente en lo militar y recorrió los dormitorios y el comedor de soldados para conocer hasta últimos detalles de la vida de los combatientes.
Su visita se repitió en mayo de 1999 y el 15 de abril de 2000, oportunidades que él aprovechó para ofrecer valiosas sugerencias para multiplicar las potencialidades de la unidad.
Durante su visita a principios de 2010 dedicó varias horas a estimular a los tanquistas en sus ejercicios de ataque que se realizaron en medio de un frío crudo. En esa ocasión expresó con satisfacción que la Corea socialista siempre podía lograr victorias venciendo todas las dificultades y pruebas que enfrentara por contar con unidades invencibles como la división mencionada.

La causa de Songun se lleva adelante
La visita de inspección que Kim Jong Un realizó como su primera actividad oficial después de asumir el cargo de Comandante Supremo del EPC, refleja su voluntad de continuar hasta el fin la causa revolucionaria de Songun impulsada por Kim Jong Il y no apartarse ni un centímetro de este camino.
Ese día Kim Jong Un dijo a los comandantes de esa unidad: Por la mañana visité el Palacio Memorial Kumsusan donde se conservan los restos mortales del Dirigente Kim Jong Il con su imagen de siempre para rendirle homenaje con motivo del Año Nuevo y este parecía decirme que yo fuera a la División de Tanques 105. Sin demora emprendí el viaje. Solo de oír el nombre de esta unidad evoco la intimidad con que el Dirigente la trató.
Los miembros de la unidad vieron en él a los líderes antecedentes: Kim Il Sung y Kim Jong Il.
Kim Jong Un analizó el estado de preparación combativa de la unidad y dio instrucciones que servirían como guía para su fortalecimiento. Además, preguntó por las condiciones de vida de los soldados como si fuera su padre carnal interesándose hasta por la temperatura en sus dormitorios y el funcionamiento del servicio de acueducto en el cuarto de aseo. Cuando se fotografiaba junto a sus oficiales y soldados invitó a los comandantes a acercarse más hacia él y les habló al oído, lo cual mostró que él es el padre generoso de los militares y el centro de la unidad monolítica de la sociedad coreana. Los oficiales y soldados lo aclamaron efusivamente entre las lágrimas y gritaron la consigna “Kim Jong Un, defensa a ultranza”.
Hoy todos los combatientes del EPC prefieren esa consigna y lo apoyan absolutamente.
Reafirman su decisión de continuar y concluir, firmemente unidos en torno a su Comandante Supremo, la causa socialista del Juche, la causa revolucionaria de Songun iniciada por Kim Il Sung y promovida por Kim Jong Il.
La Corea socialista siempre saldrá victoriosa poniendo en pleno ejercicio el poderío de Songun.