Follow by Email

domingo, 23 de noviembre de 2014

CDN rechaza campaña de "DDHH" anti-RPDC de EE.UU. y sus satélites

Como siempre exaltamos y respaldamos a la RPDC por su valentía y la no injerencia y menos de países gravemente comprometidos con la violación de los Derechos Humanos.
Atte.
Yuri Castro Romero
    

Pyongyang, 23 de noviembre (ACNC) -- El Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea hizo pública el día 23 la siguiente declaración:
    Ya hemos advertido sobre las consecuencias catastróficas que emanen de la cada día más imprudente campaña de "DDHH" de Estados Unidos y sus satélites contra la República Popular Democrática de Corea.
    Nuestra advertencia parte del objetivo de hacer a los enloquecidos por el enfrentamiento y la política hostil meditar con sano juicio la gravedad del caso, aunque sea tardíamente, y no cometer otros crímenes anacrónicos desafiantes a la justicia.
    Esta medida produjo gran simpatía dentro y fuera del país y varios países justos y honestos hicieron todo lo posible por salvar la situación rechazando la campaña de "DDHH" anti-RPDC patrocinada por EE.UU.
    Estamos muy agradecidos de ello y no lo olvidaremos nunca.
    Pero, EE.UU., acostumbrado a los vicios de gángster, agrupó a los fulanos y menganos sin criterios elementales e inventó finalmente la "resolución de DDHH" anti-RPDC manchando los escenarios de la ONU.
    La presente "resolución de DDHH" anti-RPDC fue trazada por la Unión Europea, Japón y otros instigados por EE.UU. y aprobada por los países miembros de la ONU acostumbrados a obedecer a ciegas al imperio.
    Este complot orquestado en la arena de la ONU es una farsa política para suprimir la justicia con la injusticia, encubrir la verdad con la falsedad y engañar al mundo con intrigas.
    La situación causa gran indignación de nuestro ejército y pueblo y llega al cielo su deseo de venganza.
    EE.UU. y sus satélites no pueden eludir el castigo implacable por haber manchado atrevidamente la autoridad de la RPDC y conspirado estúpidamente para derrocar el régimen socialista del pueblo coreano.
    Con respecto a que EE.UU. y sus satélites aprobaron la injusta "resolución de DDHH" anti-RPDC, e insatisfechos con esto, siguen actuando con imprudencia como si hicieran caer en atolladero a la RPDC, el Comité de Defensa Nacional de la RPDC expone con solemnidad la siguiente posición de principios:
    1. Nuestro ejército y pueblo negamos y rechazamos categóricamente la "resolución de DDHH" trazada por EE.UU. y sus lacayos abusando del escenario de la ONU.
    Desde el principio, no hemos reconocido nunca las "resoluciones" de toda índole inventadas por las fuerzas hostiles bajo el protagonismo de EE.UU. a fin de infringir la soberanía y el derecho a la vida de nuestro pueblo.
    Pasa lo mismo con la reciente "resolución de DDHH" anti-RPDC.
    Rechazamos la presente "resolución" porque este documento se basa en los testimonios infundados de algunas escorias humanas que huyeron de la patria por haber cometido intolerables crímenes ante la patria y el pueblo y abandonaron hasta sus familiares y su tierra natal.
    Pues, el mundo calificaría que ella no tiene ninguna justificación porque se basa en los datos absurdamente inventados.
    Ese producto de estafa política no expresa la voluntad libre de los países miembros de la ONU, que simpatizan con la justicia y aprecian la conciencia, sino fue engendrado por el despotismo, las arbitrariedades, la seducción y el soborno de EE.UU. y otras fuerzas hostiles.
    Además, la ONU aprobó la "resolución" despreciando hasta la Carta de la ONU, que toma por principio fundamental el respeto a la soberanía y la no intervención en los asuntos internos, y actuando bajo el control de EE.UU. que pretende derrocar el poder nacional de la RPDC.
    Quizás la presente "resolución" sea aceptada para los miserables habituados al avasallamiento y servilismo a grandes potencias sin tener la dignidad del hombre.
    Pero, no será tolerada nunca para la RPDC dignificada por la independencia, la autarquía y la autodefensa.
    Es una tragicomedia no vista en la historia el que EE.UU. y Japón, archí-violadores de derechos humanos que por doquier del mundo, incluso nuestro país, mataron a incontables personas violando siglo tras siglo sus derechos a la subsistencia, la vida y el desarrollo, hayan presentado la "resolución de DDHH" junto con la chusma aduladora como la banda surcoreana de Park Geun-hye.
    Pues, nuestra posición tajante de negar y rechazar totalmente la presente "resolución de DDHH" anti-RPDC es la solemne declaración de la RPDC a EE.UU. y sus lacayos.
    Nuestro ejército y pueblo urgen a la administración Obama pedirnos de rodillas la disculpa oficial por ese crimen.
    Nuestra posición proclama que no podrán salir ilesos Japón, algunos fulanos y menganos de la Unión Europea y la banda surcoreana de Park Geun-hye.
    Al mismo tiempo, advierte a la ONU que tome con prisa las imparciales medidas de reparación, aunque sea tarde.
    La ONU ha de recordar con seriedad que hace más de 20 años, la RPDC había declarado a todo el mundo la retirada del Tratado de No Proliferación para defender los intereses supremos del país.
    2. Como ya hemos declarado, nuestro ejército y pueblo entrarán en la batalla de enfrentamiento intransigente, nunca vista antes, para frustrar tajantemente la farsa de "DDHH" anti-RPDC.
    La "resolución de DDHH", aprobada forzadamente abusando del escenario de la ONU, es una expresión general del intento hostil de suprimir todo lo valioso de nuestro ejército y pueblo.
    Los derechos humanos son precisamente la soberanía y el poder nacional de cada país.
    Por lo tanto, la bandidesca "resolución" contra los auténticos DDHH de nuestro país constituye la más abierta declaración de guerra encaminada a eliminar nuestra soberanía nacional.
    Al fabricar esa "resolución", se ha cuestionado hasta nuestra máxima dignidad. Sólo por este hecho, merecen el castigo del cielo los autores principales y cómplices de la fabricación de esa "resolución".
    Es que nuestro ejército y pueblo consideran la máxima dignidad como su destino.
    EE.UU. es el primer blanco de nuestra batalla de enfrentamiento intransigente.
    Hasta la fecha, EE.UU. vino practicando las políticas hostiles de todo tipo contra la RPDC como aislamiento político, bloqueo económico y atropellamiento militar.
    Cuando fracasaron todas ellas, pretenden ahora buscar nuevo espacio de agresión tomando el "problema de DDHH" como pretexto de intervención armada.
    Nuestra batalla se librará tal como se ha declarado a todo el mundo mientras continúen la campaña de "DDHH" y otros actos hostiles de EE.UU.
    Japón es otro blanco que no puede librarse de nuestra batalla.
    Al igual que EE.UU., Japón es el enemigo jurado que cometió imperdonables crímenes contra la nación coreana violando flagrantemente sus derechos humanos desde los principios del siglo pasado.
    Nos da asco la conducta de ese país isla que lejos de arrepentirse de su expediente criminal del pasado, cuestiona los genuinos derechos humanos de nuestro país adulando a EE.UU.
    Japón debe tener presente que ahora es país no amistoso para la RPDC, aunque cercano en lo geográfico, pero va a ser desaparecido para siempre de nuestra vista en el caso de seguir actuando como ahora.
    La banda surcoreana de Park Geun-hye, que convierte todo el territorio surcoreano en la tierra de peor violación de DDHH, es también el blanco principal de nuestra batalla de enfrentamiento intransigente.
    Hemos advertido reiteradamente que las malas lenguas llegan a ser una puñalada en la garganta propia, pero los títeres surcoreanos no se cansan de cuestionar el problema nuclear, los "DDHH" y las supuestas condiciones de vida de alguien.
    Sería bueno darse cuenta por sí solos de cuán trágico fin traerá su brutal campaña de enfrentamiento fratricida.
    Aprovechando esta oportunidad, urgimos a la ONU que se alarme volviéndose en sí.
    Si la ONU convierte la sagrada palestra política en un campo de danza macabra donde predominan el despotismo y arbitrariedades de EE.UU., perdiendo la imparcialidad y el equilibrio y despreciando su propia misión y papel, no podrá mantener su existencia por el repudio de los pueblos del mundo.
    Nuestro ejército y pueblo no estarán con brazos cruzados viendo que se ven insultados sus auténticos derechos humanos y violada la soberanía nacional.
    El tiempo probará cuán trágico sería el precio de haber denigrado nuestra dignidad pese a nuestras reiteradas advertencias.
    3. La responsabilidad por la consecuencia catastrófica inimaginable que emane de la fanática campaña de "DDHH" anti-RPDC recaerá enteramente sobre EE.UU. y sus satélites.
    El precio de los desastres sangrientos no deseados lo deben pagar sus autores.
    EE.UU. es el enemigo jurado de nuestro ejército y pueblo y el primer blanco a ser aniquilado por completo por sus crímenes ya cometidos.
    Pero, le hemos dado varias veces la oportunidad de purgar su culpa.
    Hace unos días, tratamos con magnanimidad a los altos funcionarios norteamericanos que nos visitaron con la carta personal de Obama y toleramos con humanitarismo a varios delincuentes de nacionalidad estadounidense condenados a penas pesadas en virtud de la ley de la RPDC.
    Sin embargo, EE.UU. respondió con la intensificación de la campaña de "DDHH" anti-RPDC. De esta manera, se ha evidenciado que EE.UU. es el primer blanco de nuestra despiadada venganza.
    Japón, los países miembros de la Unión Europea y la banda surcoreana de Park Geun-hye, instigados por EE.UU., tampoco podrán eludir la responsabilidad.
    Preguntamos a la horda de Park Geun-hye que considera como un júbilo la aprobación de la injusta "resolución de DDHH" anti-RPDC: ¿en caso de que se desate una guerra nuclear en este territorio, estaría seguro su nido Chongwadae y podría mantener su vida sucia aunque esté en territorio estadounidense?
    Japón, enano político, también debe portarse bien al prever cuáles consecuencias catastróficas recaerán en sí mismo.
    Si se inicia en esta tierra la sagrada guerra por la defensa de la soberanía, EE.UU. debe ser golpeado y al mismo tiempo, la banda de Park Geun-hye y Japón deberán ser aniquilados totalmente.
    La ONU tampoco puede eludir sus responsabilidades por las consecuencias catastróficas que emanen del presente caso.
    Se contará sin falta el crimen de la ONU que convirtió la sagrada escena internacional en un lugar de confrontación ilegal en que se viola el digno Estado soberano y en un lugar de regateo para justificar la política hostil de bandidesco EE.UU. contra la RPDC.
    Esto es la respuesta de la RPDC a los alborotos de "DDHH" de las fuerzas hostiles encabezadas por EE.UU.
    Nadie puede violar los intereses supremos de la RPDC.
    No toleraremos jamás los alborotos de "DDHH" de EE.UU. y sus fuerzas seguidoras. Esto es la firme posición de nuestro ejército y pueblo.
    Los protagonistas y cómplices de los alborotos de "DDHH" anti-RPDC se arrepentirán por largo tiempo de sus crímenes.

sábado, 22 de noviembre de 2014

Monte Paektu y Kim Jong Il

El Paektu, el monte más alto (2 750m) de Corea y calificado como el monte ancestral de la nación coreana y el sagrado de la revolución coreana, es inconcebible al margen de Kim Jong Il (1942-2011), eterno Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea.

Kwangmyongsong del monte Paektu

Kim Jong Il nació, el 16 de febrero de 1942, en el monte Paektu que fue punto de apoyo de la lucha armada por liberar el país de la ocupación militar de Japón.
En aquel tiempo los guerrilleros antijaponeses, deseosos de que él, heredando la causa del General Kim Il Sung, Sol de la nación, fuera la estrella que orientara el país, dejaron inscritas en los árboles de las selvas las siguientes escrituras:
“Oíd Corea y compatriotas. Os avisamos el nacimiento de Kwangmyongsong (Estrella Luz) del monte Paektu”, “¡Viva Kwangmyongsong del monte Paektu que irradia sobre el territorio de tres mil ríes! y etc.
Kim Jong Il, al matricularse en el año de 1960 en la Universidad de Kim Il Sung en Pyongyang, compuso una poesía titulada “Corea, te haré grande”, en la que juró que acatando al propósito de Kim Il Sung, se responsabilizaría del país y lo llevaría a un espléndido porvenir.
Cumplió su propósito. Enriqueció y desarrolló tanto la idea Juche y la Songun (priorización de los asuntos militares) que fueran idea rectora del país y la época y las aplicó al pie de la letra, convirtiendo el país en un poderoso, invencible país socialista.
Corea, por tener a Kim Il Sung y Kim Jong Il, es calificada de “país del Sol y la Estrella”.
A finales del siglo pasado cuando en no pocos países el socialismo se desmoronó y la ofensiva antisocialista de las fuerzas aliadas imperialistas se concentraba en Corea y   Kim Il Sung, Presidente de este país falleció, la sociedad internacional conjeturó que allí se operaría el cambio de la política.
“Que no me esperen ningún cambio”, declaró con resolución Kim Jong Il y continuó “Soy hijo de la guerrilla. Por muy grande que sea el obstáculo con que nos tropecemos en el avance, heredando el espíritu de los revolucionarios de sobreponerse a las dificultades, nos debemos empeñar sin titubeo”. Luego practicó más globalmente una política sustentada en la idea Songun.
En virtud de esto, Corea tuvo poderosa fuerza militar, con la que frustró el atentado de los imperialistas y salió victoriosa en la rigurosa batalla de defensa del socialismo. La dirección del Songun de Kim Jong Il convirtió el mal en el bien y lo desfavorable en lo favorable y hasta abrió una nueva era de la construcción de un Estado socialista poderoso y próspero.
En agosto de 1998 Corea socialista lanzó el primer satélite artificial de la Tierra  “Kwangmyongsong-1”, seguido del “Kwangmyongsong-2” y el segundo de “Kwangmyongsong-3” respectivamente, en 2009 y 2012.
Estos artefactos son denominados “Kwangmyongsong” igual al sobrenombre de   Kim Jong Il, lo cual no es casual. Es que este enalteció tanto a Corea que llegara al universo, la hizo tan grande que asombrara al mundo.

Trueno en el pico Jong Il

En la cresta del monte Paektu hay un pico de figura singular, el cual tiene el respetado nombre de Kim Jong Il y es denominado pico Jong Il.
Dicen que cuando él nacía, en el cielo apareció una estrella que expedía luces deslumbrantes, se hendió el tempano de hielo del lago Chon y sonó un estrepitoso trueno cual anuncio al mundo del nacimiento del gran hombre y que posteriormente simbolizaría la grandeza de Kim Jong Il.
Al comienzo del año de 1993 en la Península Coreana se cernía un nubarrón de guerra.
Estados Unidos, con el intento de estrangular a Corea aprovechando el desmoronamiento de varios países socialistas, instigó a la Organización Internacional de la Energía Atómica a que pusiera en tela de juicio la supuesta “sospecha nuclear” del país oriental y adoptara una “resolución” de realizar la “inspección especial” sobre sus instalaciones militares y de seguida para garantizarlo militarmente, promulgó la reanudación de los temporalmente suspendidos ejercicios militares conjuntos “Team Spirit” y movilizó más de 200 000 efectivos, bombarderos estratégicos, portaaviones nucleares y otros equipos bélicos de último tipo, agravando extremadamente la situación.
El mundo se preocupaba por el destino de Corea, cuando se publicó una declaración cual trueno del pico Jong Il que estremecía la Tierra. Es que se publicó la orden del Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea de entrar en el estado de preguerra y el Gobierno de la RPD de Corea anunció su retirada del Tratado de No Proliferación Nuclear.
El occidente lanzó alarido de que ni la explosión de todas las bombas atómicas disponibles del mundo sería más potente que esta declaración de Corea y pasmado, Estados Unidos interrumpió los simulacros de guerra y también desistió de la “inspección especial”.
En marzo de 2000 Kim Jong Il subió al monte Paektu y tomó una resolución de trascendencia relativa a la reunificación del país.
Como resultado, en junio del mismo año en Pyongyang tuvo lugar la primera Cumbre Norte-Sur  desde la separación y fue aprobada la Declaración Conjunta del 15 de Junio, lo cual trajo pronto lo conmovedor, nunca visto después de la división nacional.
Entre el Norte y el Sur que durante más de medio siglo se hostilizaban y enfrentaban uno con otro se efectuaron diálogos y negociaciones en varios sectores como la política, la economía, la cultura y la milicia y logró algo bueno para la conciliación, la unidad, la cooperación y el intercambio: la gira de juego en Pyongyang y Seúl de los deportistas, la función conjunta de los artistas, la exposición de los datos y el simposio conjuntos de los historiadores, la exhibición conjunta de las fotos, etc. En septiembre de 2000 a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Sydney, las delegaciones del Norte y el Sur de Corea desfilaron unidas bajo una sola bandera simbólica de la reunificación, lo cual conmovió a la sociedad internacional. Se conectaron vías aérea, terrestre y marítima que estaban rotas durante más de medio siglo y se realizaron sucesivamente encuentros de los familiares separados en el Norte y el Sur.
Teniendo en cuenta estas maravillas las personas calificaron aquel tiempo de una nueva era histórica, la “era de la reunificación 15 de junio” engendrada por el trueno primaveral del pico Jong Il.

Junto con el sagrado monte Paektu, perdurarán el respetable nombre de Kim Jong Il y sus méritos.

Tercer aniversario del deceso de Kim Jong Il

Un sentido homenaje al gran dirigente KIM JONG IL quien en estos momentos goza de la gloria eterna, la veneración de su pueblo y el respeto de todos lo pueblos del mundo, al cual nos aunamos.
Atte. 
Yuri Castro Romero

Desde que Kim Jong Il, Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea, falleció (17 de diciembre de 2011), transcurrieron tres años, tiempo para los coreanos de infinita añoranza por él y de constante cumplimiento de su noble obligación moral con lo mismo.
Los coreanos le honraron como eterno Presidente del CDN e hicieron todos los esfuerzos para glorificar sus méritos.
Desearon que sus restos con imagen que tenía cuando estaba vivo, lo mismo que los de Kim Il Sung, Presidente de la RPD de Corea y fundador de la Corea socialista fueran conservados en el Palacio del Sol Kumsusan, lo cual se ha hecho realidad. Sobre la colina Mansu en la capital Pyongyang y en varios otros lugares del país fueron colocados respetuosamente sus estatuas y retratos de mosaico, reproducciones de su imagen con amplia sonrisa y en las oficinas de los organismos, las empresas, en las viviendas del país, se ponen con respeto y veneración sus retratos con la misma imagen. Las personas se llevan en su pecho su efigie.
En la IV Conferencia del Partido del Trabajo de Corea y la V Sesión de la XII Legislatura de la Asamblea Popular Suprema de la RPD de Corea, todas efectuadas en abril de 2012, honraron a Kim Jong Il como el eterno Secretario General del PTC y perpetuo Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPD de Corea.
A él que había hecho gran contribución a la revolución coreana y la causa por la independencia de la humanidad, se le confirió títulos de Héroe y de Generalísimo de la RPD de Corea, Orden Kim Il Sung y Premio Kim Il Sung que son, respectivamente, máxima condecoración y premio del país, y en julio de 2013, orden conmemorativa establecida con motivo del 60 aniversario de la victoria en la Guerra de Liberación de la Patria (guerra coreana 1950-1953).
El día de su nacimiento, el 16 de febrero, fue definido como el Día de la Estrella Luz, y establecidos la Orden Kim Jong Il y el Premio Kim Jong Il, así como el Premio de Honor Juvenil Kim Jong Il, el Premio de Honor Infantil Kim Jong Il y el reloj-premio con la inscripción de su respetable nombre.
Se producen y proyectan documentales que reproducen su vida revolucionaria y sus méritos y publican “Obras Completas de Kim Jong Il” que sintetizan integralmente sus ideas y legados. También se crean y publican continuamente obras literarias temáticas de él. Todo esto es una manifestación del infinitamente noble sentido de obligación moral y lealtad hacia Kim Jong Il que hizo de la idea Juche y la Songun (priorización de los asuntos militares) ideas rectoras de la era de la independencia y las aplicó con éxito en todas las esferas de la sociedad, aglutinó a toda esta como un organismo político unido como un monolito, convirtió el país en una invencible potencia político-militar socialista, el capaz de fabricar y lanzar el satélite artificial de la Tierra y el país nuclear, promovió saltos trascendentales para el enriquecimiento y la prosperidad e hizo destacada contribución a la causa por la independencia de la humanidad.
El pueblo coreano, en todos los sectores y las unidades de la sociedad, se empeñó para materializar el legado de Kim Jong Il, produciendo grandes prodigios.
Los científicos y técnicos, con motivo del primer aniversario del deceso de       Kim Jong Il, lanzaron con éxito el segundo “Kwangmyongsong-3”, satélite artificial de la Tierra, y así realizaron al pie de la letra su legado de lanzar un satélite práctico en el 2012, año del centenario de Kim Il Sung. En la parte céntrica de Pyongyang se construyeron en el nivel superior el reparto de Changjon, el Teatro del Pueblo, el Área de Recreo del Pueblo de Rungna, el Complejo de Servicios de Higiene de Ryugyong, el Centro de Patinaje al Aire Libre del Pueblo, el Parque Folklórico de Pyongyang y el Instituto de Investigación del Tumor Mamario de la Casa de Maternidad de Pyongyang, cosa propuesta e interesada especialmente por Kim Jong Il.
La construcción de las centrales eléctricas del río Chongchon en forma escalonada, la base ganadera de la zona de Sepho y otros importantes objetos específicos que se impulsa con fuerza ahora en Corea es para hacer realidad lo que él propuso y quiso cuando vivía.
Materializar completa e impecablemente, sin dejar nada inconclusa, todo lo que   Kim Jong Il ideó y dejó como testamento, esta es la firme disposición y voluntad del pueblo coreano.
Actualmente en Corea las valiosas semillas para el enriquecimiento y la prosperidad sembradas por Kim Jong Il redundan en frutos bien maduros, cuya prueba es “Mar de manzanas al pie del monte Chol” calificada como una nueva maravilla.
Kim Jong Il había traspasado más de 10 veces el mencionado monte escarpado durante su continuada visita de trabajo a las unidades del Ejército Popular en la avanzada del frente, realizada a la mitad de la década de 1990 cuando ante la ofensiva de las fuerzas aliadas imperialistas concentrada en el país y para defender el socialismo coreano, enarboló más la bandera del Songun. Entonces, contemplando la antigua granja frutera propuso ampliarla para darle más frutas a la población. Como resultado, ella fue extendida en más de 2 200 hectáreas, dos veces mayor que la Granja Combinada de Frutas Taedonggang preparada en el suburbio de Pyongyang y que como “granja frutícola-modelo de categoría mundial” llamó la atención de la sociedad internacional. La vasta plantación que en la primavera se cubre plenamente de flores y en el otoño se carga de frutos, es una granja paradisíaca socialista que Kim Jong Il deseaba tanto.
Tal como él aspiraba, ahora en Corea se hace empeño para adquirir la tecnología de punta, lo cual desarrolla vertiginosamente las ciencias y la tecnología, remoza muchas fábricas y empresas de varios sectores de la economía, entre otros la metalurgia y la construcción de maquinaria, aumenta continuamente la producción en los sectores de la industria ligera y la agricultura y fomenta mucho el bienestar del pueblo. Con la era de gran prosperidad de la construcción, se levantaron el Complejo de Piscinas de Recreación de Munsu, el Club de Equitación de Mirim, la Estación de Esquí Masikryong y otros centros de las actividades culturales y estéticas masivas, donde suenan alegres algazaras de los usuarios, los centros deportivos y los magníficos establecimientos médicos como el Hospital de Pediatría Okryu y el de Estomatología Ryugyong, así como majestuosas áreas residenciales de los científicos Unha y Wisong y viviendas de los profesores de la Universidad   Kim Il Sung y el Instituto Universitario Politécnico Kim Chaek, y las ciudades y aldeas rurales del país se hermosean, éxitos dignos de mención alcanzados en la construcción de un Estado socialista de alto nivel cultural.
El gran empeño del pueblo coreano para acatar el legado de Kim Jong Il y hacer realidad su idea y deseo, es orientado por Kim Jong Un, Máximo Dirigente de la RPD de Corea.


jueves, 20 de noviembre de 2014

Portavoz del MINREX rechaza la "resolución de DDHH" anti-RPDC

Rechazamos las maniobras que año a año viene realizando los EEUU, sus aliados y títeres que vienen difamando y hostigando a la RPDC, quien cada vez sigue creciendo y desarrolando mejoras a su población, condicionandola a seguir fortaleciendo su disuasivo nuclear lo cual apoyamos.
Atte. 
Yuri Castro Romero  

  Pyongyang, 20 de noviembre (ACNC) -- El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea publicó el día 20 una declaración condenando la "resolución de DDHH" anti-RPDC aprobada en la ONU.
    El pasado día 18, en el tercer comité del 69º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, Estados Unidos cometió la grave provocación política de aprobar por la fuerza la "resolución de derechos humanos" anti-República Popular Democrática de Corea instigando a la Unión Europea y Japón y recogiendo los votos a favor mediante la coerción y la presión político-económica, comienza la nota y prosigue:
    La "resolución" se basa en el "reporte de la comisión de investigación" sobre la situación de DDHH de la RPDC, el cual recoge los fabricados "testimonios" de algunos "fugitivos norcoreanos" que huyeron de nuestro país después de cometer delitos o resultaron raptados.
    En la historia de la ONU nunca hubo el antecedente de fabricar con premura el "reporte de investigación" sin dialogar con el país interesado ni visitarlo ni una sola vez y adoptar luego a base del mismo la "resolución" de la Asamblea General.
    Aunque EE.UU. pudo recoger a duras penas los votos necesarios a la aprobación, no pocos países confesaron que votaron a favor no por el problema de DDHH sino por la amenaza de EE.UU. y Japón con suspender la ayuda económica. Este hecho deja conocer que la aprobación de la presente "resolución" fue un fraude político.
    Al ofrecerse como patrocinadores de la aprobación de la "resolución" anti-RPDC, algunos países de la UE y Japón revelaron por si mismos que sus "esfuerzos por los DDHH" distan mucho de la promoción y mejoramiento genuino de DDHH y fueron un acto de sumisión a la política hostil anti-RPDC de EE.UU.
    Esta vez, hemos manifestado la voluntad de cooperar ampliamente en la rama de DDHH y promover el diálogo y el intercambio en el mismo dominio, pero las fuerzas hostiles negaron por fin la cooperación y optaron por el enfrentamiento.
    De esta manera, los países satélites de EE.UU. mostraron que fue una hipocresía su demanda sobre el diálogo de DDHH y cerraron por sí mismos las puertas de diálogos, inclusive el de DDHH, y de intercambio y cooperación.
    El inicio de la ofensiva de "DDHH" anti-RPDC de EE.UU. persigue el objetivo hostil de tildarla de "zona de violación de DDHH" en los escenarios de la ONU y buscar el pretexto de intervención armada.
    La historia recuerda fresco todavía la guerra de Yugoslavia desatada por EE.UU. en 1999 bajo el pretexto de "defensa de DDHH y minorías".
    Se va haciendo el peligroso antecedente de politizar e internacionalizar el problema de DDHH de un país y abusarlo en el derrocamiento de su régimen.
    La realidad de hoy, en que la ley internacional es cohibida por el despotismo, comprueba la doctrina de la RPDC, según la cual los derechos humanos son precisamente la soberanía estatal.
    Rechazamos categóricamente la presente "resolución", aprobada de manera forzada bajo el papel protagónico de EE.UU. a fin de derrocar el régimen socialista humano-céntrico optado y considerado más valioso que la vida por el pueblo coreano, considerándola como máxima expresión de la política hostil anticoreana.
    Puesto que los actos hostiles anti-RPDC de EE.UU. nos obligan a no abstener de la nueva prueba nuclear, se consolidará ilimitadamente el disuasivo de guerra de la RPDC para hacer frente a la intervención e invasión armada de EE.UU.
    La responsabilidad por todas las consecuencias que emanen de la aprobación de la "resolución de DDHH" anti-RPDC recaerá sobre los autores principales y ejecutores de la adopción.