Follow by Email

lunes, 26 de mayo de 2014

El PTC, partido tan generoso como la madre



El pueblo coreano llama madre al Partido del Trabajo de Corea. Esta confianza que el PTC disfruta es fruto de los desvelos de su Dirigente Kim Jong Il por lograr ese objetivo.

Perfume del funcionario del Partido 

Un día de julio de 1970 Kim Jong Il tomó minutos de descanso a la orilla de un lago en un largo viaje de trabajo. Había muchas flores hermosas, y abejas y mariposas volaban por encima de las mismas. Pero se posaban sobre algunas flores y no en otras. Al observarlo Kim Jong Il dijo a los acompañantes:
A simple vista todas las flores exhalan perfumes, pero no así en realidad. Si se analiza el movimiento de abejas y mariposas se puede distinguir con facilidad a las flores que despiden olor agradable de las que no lo tienen. Lo mismo ocurre con las personas. El perfume de la flor atrae a abejas o mariposas y el humanismo del funcionario del Partido a personas. El humanismo y generosidad es el perfume del
funcionario del Partido.
Explicó así la verdad de la vida y el principio de la labor partidista comparándolos con una ley de la naturaleza. Al oírle los funcionarios reafirmaron su decisión de ser auténticos dirigentes que trataran y condujeran a las masas con el amor de la madre.

Cualidades del funcionario del Partido 

En cierta ocasión Kim Jong Il se refirió a las cualidades que los funcionarios del Partido deben poseer.
El pueblo deposita, explicó él, la confianza en el Partido del Trabajo y lo llama madre. Sus funcionarios deben ser como la verdadera madre para cumplir su  misión y deber y responder la confianza y expectativas del pueblo. La madre desea darle lo mejor del mundo a sus hijos y se brinda sin vacilación para enfrentar
cualquier dificultad y riesgo para ayudarlos o protegerlos. Es puro, cálido y sincero el amor con que la madre atiende a los hijos. De ahí que éstos siempre la evoquen cuando tengan dificultades o alegrías.
Kim Jong Il señaló que la palabra madre hace pensar en los enormes cariños y sacrificios que la madre hace para los hijos. La madre, continuó, realiza muchos esfuerzos por los hijos pero con gusto y alegría. Si los funcionarios piensan primero en el pueblo y trabajan con toda su dedicación por el bienestar del pueblo
como si fueran sus madres, pueden resolver cualquier dificultad que lo afecte en la vida, puntualizó.

“¡Servir al pueblo!” 

En enero de 1990 Kim Jong Il enfatizó que los funcionarios debían ser auténticos servidores del pueblo.
Los protagonistas de la revolución y la construcción de la sociedad son, expresó él, las masas populares, que tienen inagotables fuentes de energía y talento; nuestro Partido está al servicio del pueblo y todos sus lineamientos y políticas obedecen al interés del pueblo. Luego continuó:
Los funcionarios deben tener como hábito cotidiano ir a las masas, aprender de éstas y compartir sus alegrías y penas, y considerar como su mayor honor y orgullo trabajar en aras del pueblo. Quien sirve con fidelidad al pueblo y disfruta de su apoyo y amor merece llamarse auténtico funcionario de tipo Juche. Si el Ejército Popular enarbola la consigna “¡Servir para la patria!”, nuestros funcionarios debemos trabajar bajo el lema “¡Servir al pueblo!”.

KIM JONG UN aboga por enaltecer eternamente a KIM JONG IL



Charla del Máximo Dirigente Kim Jong Un hecha el día 6 de abril de 2012 con los funcionarios directivos del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea: "Llevemos a feliz término la causa revolucionaria del Juche enalteciendo al gran camarada Kim Jong Il como eterno Secretario General de nuestro Partido".
La IV Conferencia del PTC se celebrará en medio de gran expectativa y atención del interior y exterior en vísperas del significativo Día del Sol, el centenario de natalicio del gran Líder, camarada  Kim Il Sung, y será un motivo de viraje que marcará un hito importante en enaltecer a Kim Il Sung y  Kim Jong Il como eternos líderes del PTC y llevar adelante las ideas y las causas de estos Grandes Hombres, señaló y se refirió a la necesidad de enaltecer al Dirigente como eterno Secretario General del PTC.
Es la demanda de principios enaltecer al gran General como eterno Secretario General del Partido  para impulsar victoriosamente nuestra causa revolucionaria manteniendo invariablemente su idea y líneas dijo y añadió:
Esto no es nada simbólico. Quiere decir que la construcción y las actividades partidistas se realizarán según la idea y voluntad del General, teniéndolo siempre en la secretaría general del Partido.
La idea y las líneas del gran General constituyen eternas guías directrices del PTC y la revolución coreana y sirven de la bandera invencible cuya justeza y vitalidad fueron comprobadas en la práctica revolucionaria. Al margen de ellas, no se puede pensar en el avance victorioso y el cumplimiento de nuestra causa revolucionaria.
Sólo cuando tengamos al General como eterno Secretario General de nuestro Partido,  podemos impulsar vigorosamente también en el futuro al igual que en el pasado la revolución y la construcción y llevar a feliz término la causa revolucionaria del Juche.
La Conferencia del PTC proclamará al interior y exterior que el PTC es la gloriosa organización del camarada Kim Il Sung y Kim Jong Il.
La idea directriz del PTC es el gran Kimilsunismo-Kimjongilismo. El PTC es la gloriosa organización kimilsunista-kimjongilista que toma por su idea directriz el Kimilsunismo-Kimjongilismo y lucha por ponerlo en práctica.
La transformación de toda la sociedad según el Kimilsunismo-Kimjongilismo es el máximo programa de nuestro Partido. Esta labor es la continuación revolucionaria de la transformación de toda la sociedad según el Kimilsunismo y su desarrollo en la nueva y superior etapa.
Al igual que venimos luchando tenazmente bajo la sabia guía del gran General presentando como máximo programa del Partido la transformación de toda la sociedad según el Kimilsunismo, debemos luchar intensamente en lo adelante por transformar toda la sociedad según el Kimilsunismo-Kimjongilismo.
Por muy enormes que fueran nuestras tareas de la revolución, es definitiva nuestra victoria porque contamos con extraordinarios líderes, eterno Sol del Juche, el invencible PTC, el pueblo infinitamente fiel al Partido y la Líder, y el poderoso ejército revolucionario del monte Paektu.
Debemos glorificar para siempre la vida revolucionaria del General y sus inmortales hazañas revolucionarias enalteciéndolo como eterno líder del PTC y el pueblo coreano.
Él fue gran Dirigente, patriota sin igual y padre generoso del pueblo que dedicó todo lo suyo por la prosperidad de la patria y la felicidad del pueblo dando pruebas de su fidelidad absoluta al gran Líder y su cálido amor por la patria y el pueblo. Su vida fue la más brillante del Gran Hombre sin par que realizó imperecederas proezas ante el Partido, la revolución, la patria y el pueblo acatando el noble propósito del gran Líder.
Debemos cumplir con conciencia inmaculada y obligación moral todas las labores para enaltecer eternamente al gran General y realizar la causa de eternidad del líder.
Desarrollar nuestro Partido como eterno Partido del camarada Kim Il Sung y Kim Jong Il significa mantener con firmeza el Kimilsunismo-Kimjongilismo como la idea directriz del Partido y realizar la construcción y las actividades del Partido de acuerdo con la idea y el propósito de estos grandes hombres.
Lo más importante para este fin es establecer con más firmeza el sistema de dirección única del Partido.
Todos los militantes del Partido, los oficiales y soldados del EPC y los habitantes deben apoyar con fe y conciencia la idea y la dirección del Partido, unirse compactamente en lo ideo-volitivo y lo moral en torno al Comité Central del Partido y compartir siempre la vida o muerte con nuestro Partido tanto en los días normales como en los arduos.
Tenemos que fortalecer por todos los medios la unidad monolítica del Partido y las filas de la revolución y defenderla firmemente.
La unidad monolítica es la más valiosa herencia revolucionaria que nos dejó el General y lo más importante en la revolución coreana. Nuestra unidad monolítica entre el líder, el Partido y las masas a base de la gran idea, cálido amor y afecto es el tesoro más grande que no se cambiaría ni con montones de oro.
Debemos respetar mucho al pueblo y defender consecuentemente sus intereses considerándolos como absolutos y atenderlo con el afecto de verdadera madre.
En pleno acato al noble propósito del gran Líder y el gran General, quienes consideraron como la máxima de vida el ideario Iminwichon (considerar al pueblo como el cielo), se debe respetar mucho al pueblo y realizar todos los trabajos dando prioridad a su demanda e intereses. Hace falta hacer reinar en todo el país las nobles y bellas costumbres de ayuda recíproca para convertir la sociedad en una gran familia armoniosa y unida monolíticamente.
La conducta heroica del ex minero de la Mina de Kumgol, Pak Thae Son, y ex granjero de la Granja Cooperativa de Ohyon del distrito de Yon-an, Ri Chang Son, quienes ofrendaron sin vacilación sus valiosas vidas para el colectivo y los camaradas, es la virtud visible sólo en los seres humanos de nuestra época formados por el gran Líder y el gran General y el ejemplo que debemos aprender todos nosotros.
El Songun (priorización militar) implica nuestra independencia, dignidad y vida.
Si es débil en las fuerzas armadas, no se puede defender su soberanía ni derecho a la existencia y se convierte finalmente en el objeto de ultrajes y la víctima de los imperialistas, esto es la realidad irrefutable de hoy y por eso, debemos impulsar constantemente los quehaceres encaminados a incrementar el poderío militar.
El poderío del Songun es precisamente el del EPC y consolidarlo es la cuestión fundamental para fortalecer las fuerzas militares.
Como grueso de la revolución, el EPC debe ser siempre el abanderado y brigada de choque tanto en la defensa de la patria como en la materialización del proyecto del Partido en materia de la construcción de un Estado próspero y el precursor en la creación y divulgación de la cultura del Songun en el nuevo siglo.
Es preciso establecer estrictamente en toda la sociedad el clima de dar importancia a los asuntos militares y fortalecer el sistema de defensa de todo el pueblo y todo el Estado, de manera tal que todo el país se haga una fortaleza inexpugnable. Tenemos que producir un viraje decisivo en el mejoramiento de los niveles de la vida del pueblo y en la construcción de la potencia económica. Hay que beneficiarse de las preciosas bases preparadas por el General para que sea más feliz en el mundo el pueblo coreano, que confía siempre y apoya únicamente al Partido. Esto fue el anhelo del gran General, y es la firme decisión y voluntad de nuestro Partido.
Es preciso revitalizar cuanto antes los dominios avanzados de la economía nacional y las industrias básicas, mediante una tenaz ofensiva y en el fragor de la llamarada de Hamnam, con el fin de consolidar el fundamento de desarrollo económico y registrar un auge productivo en todos los sectores de la economía nacional.
Para revitalizaar la economía nacional, estabilizar y mejorar la vida del pueblo, resulta imperioso dar prioridad a los dominios eléctrico, carbonífero, metalúrgico y ferroviario.
Debemos convertir nuestro país en una potencia económica basada en la intelectualidad avivando las llamas de la revolución industrial del nuevo siglo. Debemos luchar con meta e ideal ambiciosos y superar el nivel mundial en todos los planos según el propósito del General de poner los pies en la tierra patria con la mirada hacia el mundo.
Tenemos que desplegar con dinamismo la campaña de conquista de las tecnologías sofisticadas con el espíritu de exploración y modo de creación de los empleados de Ryonha, quienes alcanzaron un desarrollo vertiginoso en la producción de las máquinas herramientas CNC, para alcanzar el nivel mundial en la calidad del conjunto de equipos técnicos del país y perfeccionar la estructura de la economía en lo conveniente a la época de la economía basada en intelectualidad.
Debemos aportar la fuerza a la administración territorial para transformar la patria como el paraíso del pueblo más hermoso y confortable a vivir.
Es preciso concentrar al Consejo de Ministros todos los problemas que se presentan en las labores económicas y establecer estrictamente la disciplina y el orden de resolverlas según el mando unificado del Consejo de Ministros.
El Consejo de Ministros, comandancia económica responsable por los asuntos económicos del país, debe establecer con vistas al futuro y de modo científico y realista la meta y la estrategia de desarrollo económico y realizar con iniciativa y resueltamente el control, la dirección y la administración de todas las cuestiones económicas.
Todos los sectores y unidades deben resolver los problemas vinculados con la economía en coordinación con el Consejo de Ministros e implementar sin falta las resoluciones e indicaciones del Consejo de Ministros orientadas al cumplimiento de las políticas económicas del Partido.
Al registrar sin parar el cambio revolucionario en todos los sectores de la construcción cultural como educación, salud pública, literatura y arte y deportes, debemos dignificar nuestro país como Estado socialista avanzado y culto.
Hacen falta aumentar la inversión estatal en el sector docente, modernizar las instituciones y equipos de educación, elevar decisivamente el nivel de educación general de enseñanza media y mejorar la calidad de educación superior para formar mucho más talentosos hombres científico-técnicos de talla mundial, encargados de la construcción de Estado próspero socialista.
Hay que poner de pleno manifiesto la superioridad del sistema socialista de salud pública de nuestro país, crear y divulgar muchos más obras maestras que representen la época, y levantar la oleada deportiva en todo el país mediante la masificación del deporte. De esta manera, debemos lograr que nuestro pueblo sea creador y gozador de la noble cultura socialista en algo grado de civilización y reine en toda la sociedad el ambiente jubiloso y optimista.
Para traer un viraje decisivo en la construcción de un Estado próspero socialista según el propósito y el anhelo del Dirigente Kim Jong Il, debemos elevar, ante todo, la función y el papel de las organizaciones partidistas y los funcionarios deben cumplir su responsabilidad y el papel de miembros de mando de la revolución.
Los funcionarios deben prepararse como competentes y sinceros cuadros como Kim Chaek quien cumplió con excelencia cualquier difícil tarea en apoyo al Presidente Kim Il Sung.
Hoy les toca a los funcionarios ponerse al frente de las filas y ellos deben ser soldados de avanzada que abran paso en el camino nevado intransitado y locomotoras que conduzcan a las filas al pie de los talleres de trabajo.
No existe el pueblo para el funcionario sino viceversa.
Los funcionarios deben compartir la vida o la muerte y la alegría o la pena con el pueblo comiendo lo mismo que come éste al aprender la concepción del pueblo del gran Líder y el General y esforzarse tanto por hacer favores al pueblo.
Debemos realizar sin falta la histórica causa de reunificación de la patria materializando cabalmente el propósito de toda la vida y el legado del gran Líder y el General y desarrollar activamente las actividades exteriores en pleno acato a la estrategia y el propósito del Líder y el General en materia de la estrategia y proyecto de actividades exteriores para contribuir al cumplimiento de la causa de la independencia en el mundo entero.

Teniendo presente que el gran Líder y el General nos estimulan viviendo siempre en nosotros, debemos hacer ingentes esfuerzos por llevar a efecto el propósito y el anhelo del Líder y el General y glorificar la nueva centuria de la revolución jucheana como anales llenos de victorias y glorias.

El 19 de junio de 1964


            El 19 de junio de 1964, Kim Jong Il inició su trabajo en el Comité Central del Partido del Trabajo de Corea. Ya entonces mostró sus nobles cualidades del gran dirigente del pueblo que continua la causa socialista.  He aquí unas pruebas de ello.

"Yo estaré en la misma oficina donde ustedes trabajan”
Fue el día en que Kim Jong Il llegó al CC del Partido para trabajar.
Los que lo habían recibido lo llevaron a un cuarto que tenían preparado exclusivamente para él, un cuarto modesto, provisto sólo de algunos muebles como escritorio,  mesita, silla, mesa de recibidor y armario.
            No quiero tener una oficina personal. Me basta con compartir la oficina con ustedes, dijo.
“La oficina ya está preparada. Quédese con ella”; suplicaron algunos de los acompañantes.
            "Veo que ustedes me consideran excepcional. Yo no soy extraordinario. Como ustedes, también soy uno de los que siguen el propósito del Líder. Estaré en la misma oficina donde ustedes trabajan", declaró.
            Luego fue a una oficina ordinaria, donde sentado al lado de sus compañeros, empezó a trabajar.

"Amanecen antes que nadie los que hacen la revolución"
            El día en que empezó el trabajo en el CC del Partido, el dirigente Kim long Il ve1ó 1a noche en el despacho y acogió otro día.
            Salió afuera y dio paseo por el jardín, diciendo: “El aire de madrugada me repone de la fatiga. Muchos reconocen que el aire de madrugada es bueno para la salud, pero no son tantos los que lo toman como nosotros. “
            Sus palabras insinuaron muchas cosas a los oyentes. “En el período de la Lucha Armada Antijaponesa, el Presidente Kim Il Sung, -continuó-, trasnochaba y amanecía trazando proyectos de liberación del país, por la madrugada antes que nadie se mojaba del rocío y tomaba el aire, y aun después de la liberación del país (15 de agosto de 1945) también lo hacía para orientar la construcción de una nueva sociedad.”
            "Amanecen antes que nadie los que la revolución", precisó.

"Hagamos de nuestro Partido eterno partido del camarada Kim Il Sung"
            Kim Jong Il que paseaba junto con sus colegas en el jardín miró, nadie sabe el porqué, la bandera que ondeaba sobre la sede del CC del Partido. Y expresó; “La bandera  de nuestro Partido es la de la victoria y la gloria, la que acompañó la revolución al atravesar el mar de fuego y muchísimas duras pruebas. Su historia se inició desde que el Presidente Kim Il Sung fundó el 17 de octubre de 1926 la Unión para Derrotar al Imperialismo y enarboló la bandera de la revolución.”
            Recordó así con profunda emoción la historia revolucionaria del Presidente inscrita en la bandera del Partido.
            Luego volviéndose a los acompañantes declaró con solemnidad:

            "Ahora nos compete mantener enhiesta aquella bandera roja. La causa revolucionaria que impulsamos fue iniciada por el Líder. Hacer de nuestro Partido  eterno partido del camarada Kim Il Sung, ésta es mi tarea para toda la vida”.

KIM JONG IL y el Partido del Trabajajo de Corea



             El 19 de junio de 1964, el Dirigente KIM JONG IL comenzó a dirigir el gubernamental  Partido del Trabajo de Corea de acuerdo con el propósito del Presidente KIM IL SUNG, trabajando en su Comité Central.
            Esto fue un acontecimiento de trascendental significación para el destino de la Corea socialista y para su fortalecimiento y desarrollo.  Desde entonces hasta la fecha, ha realizado imperecederas hazañas en su trabajo, Sobresaliente ideólogo y teórico, ha convertido la idea Juche, concebido por el Presidente KIM IL SUNG, en ideología rectora del país y de la época.
            Con sus originales actividades ideo-teóricas que desde temprano desplegó con la extraordinaria capacidad de investigación y el entusiasmo, desarrolló y enriqueció dicha doctrina conforme a las demandas de la época, referentes a la continuación de la causa socialista, y la aspiración del pueblo. En este proceso defendió la esencia del pensamiento del Líder precedente que abrió por vez primera el camino de la revolución y planteó nuevos problemas teórico-prácticos de acuerdo con las demandas de la época en cambio y desarrollo, dándole perfectas soluciones.
            Así fue como la idea del presidente KIM IL SUNG se ha definido en un sistema integral de la ideología, la teoría y el método del Juche, y todas las partes que la integran se han profundizado y desarrollado plenamente.
            Muchas obras del Dirigente KIM JONG IL, entre otras, “Sobre la idea Juche”, “Lecciones historias de la construcción socialista y la línea general de nuestro Partido”,  “Problemas esenciales de la construcción del partido revolucionario”, “ El socialismo es ciencia”, “Priorizar la labor ideológica es requisito indispensable para el cumplimiento de la causa socialista”, “El Partido del Trabajo de Corea es el Partido del gran Líder, camarada KIM IL SUNG”,  son reflejos de la idea Juche, y constituyen la bandera que permite al partido gubernamental y el pueblo coreanos continuar y completar hasta el fin la causa de su anterior líder, y la poderosa arma ideológica que hace posible llevar a la independencia de la humanidad, la socialista, superando toda clase de vicisitudes.
            Que él haya hecho de la idea Juche la gran ideología rectora que represente la época actual y el futuro, es uno de los más grandes méritos suyos.
            El Dirigente KIM JONG IL ha venido fortaleciendo y desarrollando el PTC como el más poderoso partido en el mundo, como un partido invencible.  En la dirección de la revolución y la construcción él tomó por eslabón principal fortalecer el partido y elevar su papel directivo,  y encauzó grandes esfuerzos para mejorar en lo revolucionario la labor partidista.
            Ha orientado la construcción y las actividades del partido a mantener firmemente el linaje del Juche preparado por el presidente KIM IL SUNG y a tener los rasgos como partido de tipo Juche.  Es decir, a romperle viejo esquema, y lograr el mejoramiento radical en las labores organizativas e ideológicas y en el método de dirección. Es por eso que el PTC se ha consolidado y desarrollado como el de acero, unido monolíticamente en lo organizativo e ideológico, como el Estado Mayor de la revolución que lleva a la victoria la causa socialista con el firme principio y el arte de dirección refinada y como el partido combativo arraigado profundamente en las masas populares en las masas populares y ligado estrechamente con ellas.


            Al margen del Dirigente KIM JONG IL, es inimaginable el poderío y el prestigio del PTC.  La historia de dirección de KIM JONG IL es la de un político hábil y veterano, de un gran estratega que ha defendido fidedignamente el socialismo coreano y manifestado su dignidad y orgullo ante todo el mundo.  Hoy, si el socialismo coreano avanza con victoria sin titubeo pese al bloqueo y las ofensivas concentradas de los imperialistas para aislarlo y asfixiarlo, esto se debe a la voluntad de acero y la distinguida capacidad directiva de KIM JONG IL y la poderío político, económico y militar preparado por él.
            Ha guiado a impulsar con vigor las tres revoluciones: ideológica, técnica y cultural, en todas las esferas, enarbolando la consigna “!Transformemos toda la sociedad según la idea Juche!” para desarrollar aún más el socialismo centrado en las masas populares.  Todo el pueblo realiza las actividades independientes y creadoras, unido en torno al partido y el líder; el Estado se desarrolla sin cesar sobre la sólida base de la independencia, autosostén y autodefensa.
            Esto es el socialismo coreano de singular estilo que es dirigido y brilla por él.  Lo importante de sus proezas es que ha preparado las fuerzas de defensa nacional capaces de mantener el socialismo coreano en cualquier circunstancia.  Ha convertido al ejército en el del partido y de la revolución, que es fiel a la dirección del partido y defiende con las armas la causa socialista, y en un potente ejército capaz de garantizar con las armas la causa socialista y en un potente ejército capaz de garantizar la soberanía y la dignidad del país con los medios ofensivos y defensivos; y todo el país en una fortaleza inquebrantable que no puede conquistar ningún enemigo por poderoso que sea.

     Hoy, la RPDC muestra su poderío como un baluarte del socialismo y una muralla de independencia y justicia. Verdaderamente, para el Dirigente KIM JONG IL, los 50 años transcurridos son la historia de victorias y glorias que ha dejado grandes proezas en la historia política del mundo. 

miércoles, 7 de mayo de 2014

Publicado memorando de crímenes antiéticos de EE.UU. contra el pueblo coreano




    Pyongyang, 5 de mayo (ACNC) -- El Comité Central del Frente Democrático para la Reunificación de la Patria y la Dirección Norteña del Comité Pannacional de Averiguación Especial para Esclarecer Verdaderos Aspectos de Crímenes de Tropas Norteamericanas hicieron público el día 5 un memorando para revelar a todo el mundo los tremendos crímenes antiéticos y anti-DDHH de Estados Unidos cometidos históricamente contra la nación coreana.
    Según el documento, EE.UU. dio en 1866 el primer paso de agresión a Corea al despachar el barco "Sherman" y continuó enviando en 1867, 1868 y 1871 otros buques inclusive "Shenandoah" que cometieron actos de saqueo e invasión armada.
    Cuando resultaron fracasadas esas incursiones ilegales debido a la resistencia del pueblo coreano, EE.UU. apoyó a Japón en la guerra China-Japón (1894-1895) y en la otra Rusia-Japón (1904-1905) mostrándose partidario de la agresión de Japón contra Corea, recuerda el texto y prosigue:
    En 1905, firmó con Japón el "Tratado Taft-Katsura", que reconoce la ocupación japonesa del territorio coreano, usando así al imperialismo japonés como brigada de choque en la agresión a Corea.
    Tras ocupar el territorio surcoreano en septiembre de 1945 con la máscara de "libertador", el imperialismo norteamericano cometió las barbaridades de toda índole contra la nación coreana.
    El 25 de junio de 1950, lanzó por fin la invasión armada contra la RPDC.
    Luego de sufrir la derrota vergonzosa en la guerra coreana, EE.UU. continuó ocupando el territorio surcoreano y lo convirtió en una colonia y lugar privado de DDHH,
    Introdujo en el Sur de Corea las armas nucleares y otras de exterminio masivo, haciéndolo el arsenal nuclear más grande del mundo.
    Desarrolló anualmente los ejercicios de guerra nuclear imponiendo a la nación coreana el peligro de desastre nuclear.
    No tienen precedentes los horrendos crímenes de EE.UU. cometidos contra la nación coreana desde el primer paso de agresión hasta la fecha.
    Durante la guerra coreana, los agresores yanquis usaron en las operaciones genocidas los métodos más crueles e infames.
    Asesinaron en la RPDC a más de un millón 230 mil y en el Sur de Corea a más de un millón 240 mil.
    A pesar de la vorágine de guerra, ellos violaron y mataron a muchas mujeres coreanas.
    En el tiempo posbélico, prosiguieron ocupando el territorio surcoreano donde cometieron las atrocidades de todo tipo contra la población inocente.
    Sólo en el año pasado, se reportaron uno tras otro los casos delictivos de tropas norteamericanas, a saber, la violación múltiple de una mujer de unos 20 años en el metro, el disparo indiscriminado contra los peatones en la parte céntrica de Seúl, la fuga después de arrollar en carro a un policía y la agresión física a la víctima de un accidente de tráfico cometido por los uniformados norteamericanos emborrachados.
    Durante la pasada guerra coreana, EE.UU. mató a incontables coreanos y redujo a cenizas todo el territorio coreano.
    En lo que duró la guerra, los aviones de las fuerzas aéreas norteamericanas sobrevolaron la RPDC 800 mil veces, mientras las aeronaves de la infantería de marina y de las fuerzas navales lo hicieron más de 250 mil veces.
    Esos piratas aéreos lanzaron entonces cerca de 600 mil toneladas de bombas y NAPALM, o sea, 3.7 veces más que las bombas arrojadas sobre el territorio japonés en el tiempo de la Guerra del Pacífico.
    Debido a los bombardeos indiscriminados de EE.UU., fueron destruidos 50 mil 941 fábricas y empresas, 28 mil 632 escuelas, 4 mil 534 hospitales, clínicas y otros establecimientos sanitarios, 579 órganos de investigación científica, 8 mil 163 editoriales y casas culturales, 2 millones 77 mil 226 viviendas y resultaron damnificadas 563 mil 755 hectáreas de tierras cultivables y reducidas 155 mil 500 hectáreas de arrozales y campos de secano.
    La presencia militar norteamericana de varias décadas en el Sur de Corea causó grave contaminación medioambiental.
    EE.UU. impide la reunificación de Corea y el desarrollo independiente, la paz y la prosperidad de la nación coreana.
    Ascienden a más de 114 de billones de US$ las pérdidas humanas y materiales sufridas debido a los actos de agresión y los crímenes de lesa humanidad de EE.UU.
    Son incontables los crímenes antiéticos y anti-DDHH cometidos por EE.UU. durante ciento y decenas de años de agresión contra la nación coreana.
    En este mundo no hay otro país tan salvaje como EE.UU.
    La nación coreana ajustará sin falta las cuentas finales con EE.UU., enemigo jurado.