Follow by Email

lunes, 29 de febrero de 2016

Comandancia Suprema de EPC publica declaración crucial


      Pyongyang, 23 de febrero (ACNC) -- La Comandancia Suprema del Ejército Popular de Corea hizo pública el día 23 la siguiente declaración crucial:
     Tan pasmados ante el pleno éxito en la prueba de la primera bomba H y el lanzamiento de satélite de observación de la Tierra Kwangmyongsong-4 de Corea del Juche, el imperio norteamericano y los títeres surcoreanos hacen esfuerzos desesperados en estos últimos días.
     Al no poder doblegar la voluntad de la RPDC con la adopción de la histérica resolución de "sanción" que se orquesta en la ONU, el frenético aplastamiento militar en que se movilizan los artefactos nucleares y las otras "opciones" sin precedentes contra la RPDC, ellos recurren a la última jugada para realizar el "derrumbe del régimen" mediante la "operación de descabezamiento" apuntando a la Dirección Suprema de la RPDC.
     Ya se ancló en el Puerto de Pusan el submarino de propulsión nuclear de tropas norteamericanas North Carolina, que se movilizará en esa operación, y se desplegaron en la base aérea de tropas yanquis en Osan los bombarderos de combate Stealth F-22A. Y se introducen sucesivamente en el suelo surcoreano los efectivos de operación especial de tropas agresoras norteamericanas.
     Ya están emplazados en el terreno los efectivos para la operación especial inclusive el primer cuerpo bélico especial y el 75º regimiento de comando de las fuerzas terrestres de tropas norteamericanas, el regimiento de comando de infantería de marina, el 720º cuerpo de táctica especial de fuerzas aéreas norteamericanas y el equipo Seal del cuerpo especial de las fuerzas navales norteamericanas. Sus misiones operacionales son atacar en el tiempo de guerra a los importantes objetos estratégicos incluyendo la Dirección Suprema y las bases de armas nucleares y cohetes estratégicos de la RPDC.
     Por primera vez, casi todas las fuerzas armadas de operación especial de las fuerzas terrestres, navales, de infanterías de marina y aéreas de las tropas agresoras del imperialismo norteamericano, que en el pasado ganaron mala fama en las guerras de agresión al ultramar, y las otras agresivas movilizadas en el "ataque a modo de pinzas", se aglomeran simultáneamente en el Sur de Corea.
     EE.UU. y los títeres surcoreanos hablan sin titubeo de que durante el tiempo de los ejercicios conjuntos militares "Key Resolve" y "Foal Eagle 16" a desarrollarse en seguida revisarán la realidad de la "operación combinada de descabezamiento", artículo principal de la "OPLAN 5015" nuevamente inventada, y de la "operación de eliminación" de las armas nucleares y de cohetes estratégicos de la RPDC.
     La "operación de descabezamiento" de que hablan los enemigos, consiste en "eliminar" de antemano al "ordenador" para impedir el "uso" de las armas nucleares y cohetes estratégicos.
     Insatisfechos con la introducción imprudente de los equipos mortíferos de guerra nuclear de EE.UU. para aplastar a los compatriotas, los títeres surcoreanos toman parte en la "operación de descabezamiento". He aquí la gravedad del caso.
     La diabólica "operación de descabezamiento" y las maniobras encaminadas al "derrumbe del régimen" constituyen el clímax de la hostilidad a la RPDC.
     Nuestro ejército y pueblo aprecian más que su vida la Dirección Suprema de la Revolución.
     Castigan inmediata y despiadadamente a todos los que atenten aun en lo mínimo nuestra prestigiosa Dirección Suprema.
     Con respecto a que la situación llega a la grave fase que no se puede pasar por alto, la Comandancia Suprema del Ejército Popular de Corea declara la siguiente posición de principios reflejando la voluntad de venganza de todos los militares y civiles coreanos irritados:
     Desde este momento, todos los fuertes medios de ataque estratégicos y tácticos de nuestras fuerzas armadas revolucionarias entrarán en el cumplimiento de justas operaciones preventivas destinadas a eliminar completamente con anticipación los efectivos y armamentos de operaciones especiales de los enemigos que se incorporarán a la "operación de descabezamiento" y al "ataque a manera de pinzas", en el caso de que éstos muestren una mínima acción militar.
     El primer blanco será Chongwadae, nido de complots fratricidas, y los órganos de gobernación reaccionaria.
     Ya perdió la calidad de vivir en el territorio coreano la banda traidora Park Geun-hye, que calumnia con virulencia nuestro disuasivo nuclear, patrimonio común de la nación, y nuestros éxitos de desarrollo espacial, e introduce sin razón ni fundamento los armamentos nucleares mortíferos de su amo norteamericano que acarrearán los desastres nucleares a los connacionales.
     Debe pagar el precio más trágico por sus tremendos crímenes tendentes a ocultar el Sol del cielo y eliminar el terreno de vida de la nación.
     Si los enemigos siguen recurriendo a las memas acciones militares sin tener en consideración nuestra advertencia importante, entraremos en la segunda operación de ataque para eliminar completamente la fuente de enfrentamiento.
     El segundo blanco de ataque será las bases militares de las tropas norteamericanas estacionadas en la región de Asia-Pacífico y el territorio estadounidense.
     El ataque a nuestro estilo, preparado siglo tras siglo para hacer el combate final con el imperialismo norteamericano será la guerra de venganza inimaginable y convertirá en las cenizas todos los nidos de mal para que no se resurjan nunca más en nuestro planeta.
     Los enemigos deben tener presente que disponemos de todos los medios de ataque sofisticados no vistos y capaces de atacar a nuestras ganas el territorio estadounidense en cualquier momento y en cualquier punto.
     No sentimos la necesidad de ocultar nuestra capacidad militar consolidada más de medio siglo para hacer el combate decisivo con el imperio americano gangsteril.
     EE.UU. debe recibir nuestro golpe y eliminarse por nuestro fuego.
     Esto es el destino fatal de EE.UU. que se enfrenta con nosotros.
     Los nidos de agresión ya están a nuestro alcance de tiro y ya hemos apretado el percusor de venganza.
     EE.UU. y los títeres surcoreanos deben hacer la última opción de aceptar nuestro castigo implacable o pedir perdón y reparar la situación, aunque sea tarde.
     Será absurda y estúpida la intención de bajar el Sol del cielo.
     Nuestros militares y civiles, que forman una fortaleza inexpugnable en defensa de la Dirección Suprema de la Revolución, frustrarán despiadadamente todas las provocaciones de las fuerzas hostiles y marcharán con más vigor hacia la victoria final de la potencia Paektusan.

AEDHC revela horrible situación de DDHH de EE.UU. y países occidentales

     Pyongyang, 23 de febrero (ACNC) -- La Asociación de Estudio de Derechos Humanos de Corea hizo pública el día 23 una nota de acusación para poner al desnudo la horrible realidad de DDHH y el crimen de violación de DDHH en Estados Unidos y los países occidentales que se portan como "defensores de DDHH".
     La nota revela que se violan seriamente en el país norteamericano y los países occidentales la libertad y el derecho políticos, derechos más valiosos para el ser humano, y prosigue:
     En Estados Unidos y los países occidentales se reprimen brutalmente la libertad de religión y credo de otras naciones y no se aseguran debidamente el elemental derecho a vivir del ser humano y los otros socio-económicos.
     En esos países, se hallan apartados los derechos del ser humano sobre el trabajo y muchos niños sufren la miseria y penuria encontrándose fuera de la atención y protección del Estado y la sociedad. Y las mujeres se convierten en objetos de todos los desprecios y discriminaciones.
     Despreciando la demanda de la ley internacional de DDHH sobre el respeto a la libertad de ideología y la diversidad cultural de otros países, EE.UU. y los países occidentales divulgan de modo coercitivo su ideología y cultura corruptas y reaccionarias aprovechando todos los espacios.
     Violan el importante derecho del hombre a recibir las noticias estables y seguras al divulgar las informaciones tergiversadas.
     El imperio yanqui ampara las entidades antigubernamentales de otros países y les incita activamente a derrocar el gobierno. Y ofreciendo el fondo a las entidades antigubernamentales de otros países, también algunos países occidentales hacen inestable la situación de respectivos países y se suman al derrocamiento del gobierno.
     Bajo el pretexto del "antiterrorismo", el imperio y los países occidentales violan flagrantemente las leyes internacionales adoptadas para prevenir y castigar al genocidio.
     Desde hace mucho tiempo, se comete cínicamente en el territorio norteamericano el acto violador de DDHH tales como la interceptación no solo de la comunicación telefónica de su país sino de los jefes de estado de otros países.
     Ahora el mundo se encuentra en la peor crisis de refugiados, la cual deviene un producto inevitable de la política de intervención dominacionista y hegemónica de EE.UU. y el Occidente que se desesperan para satisfacer su codicia e interés.
     El mismo problema de refugiados causado por el imperio norteamericano y los países occidentales significa un acto de violación de DDHH, razón por la cual prevenir el surgimiento de refugiados y asegurar sus derechos resultan la responsabilidad y obligación de la ley internacional asumidas ante EE.UU. y los países occidentales.
     Pero, EE.UU. y el Occidente evitan sus responsabilidades y violan flagrantemente los derechos de los evacuados.
     Hoy día, los actos de violación de DDHH de EE.UU. y el Occidente se cometen de manera institucional por la política de los gobiernos y este problema se puede resolver sólo cuando se establezca un verdadero sistema para el aseguramiento de DDHH.
     EE.UU. y el Occidente, reino de violación de DDHH no deben describir a sí mismos como "modelo de defensor de DDHH", ni hablar ruidosamente del estado de DDHH de otros países, sino concentrar sus esfuerzos para arreglar los quehaceres domésticos.


jueves, 4 de febrero de 2016

Gran acto por el Natalicio del Dirigente KIM JONG IL


Eterno Secretario General del Partido del Trabajo de Corea

       El Partido del Trabajo de Corea tiene como su eterno Secretario General a Kim Jong Il que falleció inesperadamente en diciembre del año pasado, lo cual no es algo simbólico en modo alguno.
La ideología y el lineamiento de Kim Jong Il le sirven al PTC de sempiterna guía directriz.
Desde que iniciara su trabajo el 19 de junio de 1964 en el CC del Partido se empeñó para profundizar y enriquecer de acuerdo con la exigencia de la época y la revolución en desarrollo la idea Juche de Kim Il Sung, fundador de la Corea socialista. Precisó esta idea rectora del Partido como la integridad de la idea, teoría y metodología del Juche, haciendo gran contribución al campo de la ideología y teoría del Partido. En todas las etapas de la construcción socialista publicó muchas obras que dan profundas aclaraciones a los problemas teórico-prácticos planteados. Sus pensamientos y doctrinas son los enciclopédicos que abarcan todos los dominios de la vida social como la construcción del partido, el Estado, el ejército, la economía, la enseñanza, la salud pública, la literatura, el arte, el deporte, etc. Sus ideas y teorías enunciadas en El socialismo es ciencia, Priorizar la labor ideológica es requisito indispensable para el cumplimiento de la causa socialista, Para mantener el espíritu Juche y la nacionalidad en el proceso revolucionario y constructivo y muchas otras obras tienen gran significado para fomentar e impulsar la causa socialista y la de independencia en el mundo.
Sobre todo, su original doctrina política Songun hace posible defender fidedignamente la soberanía nacional y mantener firmemente la independencia de las masas populares hoy cuando los imperialistas recurren cada día más a la política de fuerza, y cuya justeza y vitalidad fueron comprobadas patentemente por la actualidad de Corea. Kim Jong Il, al presentar la teoría de la construcción de un país socialista, poderoso y próspero, a base del fortalecimiento de la capacidad defensiva del país en todos sus aspectos, le abrió a la población un porvenir más espléndido.
Sus pensamientos y doctrinas son invariable verdad y eterna bandera de la victoria para el PTC y el pueblo coreano que avanzan todos para la construcción de un país socialista, poderoso y próspero, para la victoria final.
Los extraordinarios méritos de Kim Jong Il que realizó liderando decenas de años el PTC le sirven al pueblo coreano de perdurable fuerza motriz para impulsar con dinamismo la causa socialista.
Kim Jong Il orientó al PTC a que junto con las masas populares se confundiera en un solo cuerpo con una idea y voluntad y les sirviera y que tuviera recia disciplina y gran combatividad, lo cual es uno de sus extraordinarios méritos.
Condujo correctamente el empeño del pueble coreano para el socialismo, produciendo saltos trascendentales que serían registrados en la historia. Aplicando la original política Songun elevó al país que antes de un siglo por ser débil en lo militar, se vio caer bajo la ocupación del imperialismo japonés, a la posición de la potencia militar mundial. Aun haciendo frente a las extremadas sanciones y bloqueos económicos de las fuerzas aliadas imperialistas capitaneadas por Estados Unidos, presentó un gran proyecto de la construcción de un país socialista, poderoso y próspero, y promovió una revolución industrial de la nueva centuria, asentando una base de eterna duración para la construcción de la potencia económica.
Se debe enteramente a su sabia dirección el que hoy Corea hace gala de su dignidad y poderío como uno de los contados países de satélite y nucleares del mundo.
Kim Jong Il que en toda su vida tomaba como su divisa considerar al pueblo como el cielo, definió fomentar continuamente el bienestar del pueblo como supremo principio de las actividades del Partido y se empeñó para lograrlo. Todos sus pensamientos y actividades propendían a asegurarle felicidad al pueblo. Orientó con escrupulosidad que el PTC cumpliera debidamente su misión como partido en servicio al pueblo y todos los funcionarios partidistas, como sus fieles servidores. En el viaje de trabajo siempre visitaba sin cumplido casas de las gentes, analizaba su vida y leía en su alma, atendiéndolas solícitamente como el padre carnal. En todo momento estaba entre las personas y prestaba oído a sus opiniones, para reflejarlas en las líneas y políticas del Partido y el Estado que establecieran. Era para los coreanos el PTC, madre que se encarga tanto de su destino como de su porvenir.
Consagró todo lo suyo para el enriquecimiento y la prosperidad del país y la felicidad del pueblo. Si era para esto, no hizo caso de su cansancio que sentía y del rigor de la nevasca, el frío, el chubasco y el bochorno al que se exponía. Sin tomar ni un momento de descanso hasta el último momento de su vida recorrió a lo largo y ancho del país para orientar el empeño del pueblo coreano para la construcción de la potencia económica. Lo siguió a pesar de las disuasiones de los doctores, hasta caer en el tren vencido de la acumulación de las fatigas y desvelos.
Es demasiado natural que el pueblo coreano lo tiene como su gran padre, como su eterno Dirigente.
Kim Jong Il vive siempre junto con el invencible PTC que orienta la marcha general del pueblo coreano para la construcción de un país socialista, poderoso y próspero.


Legado de Kim Jong Il

       Kim Jong Il realizó grandes méritos para la eternidad de la Corea socialista y su espléndido porvenir.
 Hizo de la idea Juche y la Songun perpetuos pensamientos rectores de Corea y de la era de independencia.
 Poseedor de extraordinaria perspicacia, tempranamente desplegó apasionadas actividades ideo-teóricas, llegando a sintetizar y sistematizar la idología revolucionaria de Kim Il Sung, fundador de la Corea socialista, como la integridad de la idea, teoría y metodología del Juche. Enriqueció y desarrolló la idea Juche con muchas obras publicadas, entre otras Sobre la Idea Juche en marzo de 1982.
 Además, actualizando la idea de Kim Il Sung de conceder importancia al fusil, a los asuntos militares, de acuerdo con el cambio de la época, formuló la idea Songun, serviría de remedio omnipotente para la exitosa realización de la causa de independencia.
 La conversión por él de la idea Juche y la Songun en los grandes pensamientos rectores de la era de independencia, en el imperecedero kimilsungismo-kimjongilismo, es su legado más precioso dejado para el pueblo coreano y otros progresistas.
 Kim Jong Il transformó al Partido del Trabajo de Corea en una fuerza orientadora siempre victoriosa, a la República Popular Democrática de Corea en un inquebrantable país socialista y al Ejército Popular en un ejército invencible.
 Orientando unos 50 años al PTC lo preparó como modelo del partido gobernante de carácter socialista, como partido con combatividad que tiene firmemente asegurada la unicidad en la ideología y dirección e incomparablemente fuerte en el carácter orgánico y la disciplina, como partido que atiende con toda su responsabilidad el destino de las gentes, como partido veterano y probado y que mantiene con firmeza la continuidad del liderazgo.
 A finales del siglo pasado cuando Corea se encontraba en una pésima adversidad debido al derrumbe del socialismo en varios países, la extremada ofensiva contra la misma de las fuerzas imperialistas aliadas encabezadas por el imperialismo yanqui para estrangularla y las sucesivas calamidades naturales, él aplicó globalmente la política Songun y logró hacer de la RPD de Corea un inquebrantable bastión del socialismo y del EPC como un ejército fuerte, un ejército invencible. Prestó primordial atención al aumento de la capacidad de defensa nacional: a través de la sucesiva inspección de trabajo al EPC incrementó su poderío en todos los aspectos y realizó en el nivel más alto la tarea de armar a todo el pueblo y fortificar todo el país, convirtiendo esto en una fortaleza inexpugnable. En virtud de su liderazgo, la RPD de Corea se ha hecho un país nuclear que invalida el chantaje nuclear de los imperialistas y el EPC, un ejército fuerte tanto en la ideología como en el credo y preparado para la defensa y el ataque, capaz de vencer cada integrante a cien enemigos.
 Kim Jong Il practicó política de amor y confianza y transformó a toda la sociedad en una familia grande y el país en un poderoso país ideo-político, con ciudadanos monolíticamente unidos, perdurable posibilidad de llevar a vías de hecho la causa socialista sin vacilación alguna aun en cualquier adversidad histórica. No es casual que el pueblo coreano lo tuviera en alto como eterno Secretario General del PTC y Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC.
 Kim Jong Il también preparó la base de eterna duración del Estado socialista poderoso y próspero.
 Habiendo presentado un magno proyecto de la construcción de un país socialista, poderoso y próspero, él hizo abnegado recorrido de trabajo y preparó todas las condiciones para implementarlo. Logró estrenar la era de industria del conocimiento empezando por la introducción del CNC en el sector de la industria mecánica, propagar por todo el país la llamarada de la revolución industrial en la nueva centuria y que el conjunto de la economía nacional fuera seguramente modernizada y sustentada en el conocimiento.
 Como resultado, Corea pasó a la etapa de la economía del conocimiento, que constituye una maravilla. Se produjeron en masa máquinas herramienta de CNC, tecnología de último tipo, se implantó un autóctono sistema de producción del hierro que no requiere el uso del carbón-coque y la chatarra, considerado como una revolución en la metalurgia mundial, y el DCS de la producción de los fertilizantes mediante la gasificación del carbón y se actualizó la producción de vinalón. La Fábrica Combinada de Maquinaria Ryonha de Huichon, la de Procesamiento de Frutas Taedonggang y muchas otras empresas fueron convertidas en las unidades de último tipo de nivel mundial. Corea se ha hecho uno de los contados países que fabrican y lanzan satélites. La ciudad de Pyongyang y otros lugares se han renovado. El pueblo coreano tiene perspectiva de disfrutar cuanto quiere de la riqueza y la prosperidad de índole socialista.
 Los imborrables méritos de Kim Jong Il realizados en su vida perdurarán como el más valioso legado que garantice la victoria de la causa socialista en Corea y la realización de la causa de la humanidad por la independencia.