Follow by Email

martes, 30 de junio de 2015

Internacionalista modelo



“El compañero Kim Il Sung es auténtico internacionalista proletario y comunista modelo que defendió a riesgo de la vida y con las armas a la Unión Soviética de la agresión imperialista en el oriente.”
Esta es una frase del discurso de Stalin pronunciado en el banquete ofrecido en honor de Kim Il Sung (1912-1994) que en 1949 al mando de una delegación gubernamental de la República Popular Democrática de Corea, estaba de oficial visita de amistad en la antigua Unión Soviética.
Retrospectivamente, en el pasado Kim Il Sung, aun cuando con miras a liberar el país de la ocupación militar de Japón libraba la ardua Lucha Armada Antijaponesa sin contar con la ayuda del ejército regular ni con la retaguardia estatal, defendió con armas a la Unión Soviética, primer país socialista en el mundo. Cada vez que el imperialismo nipón perpetraba provocaciones armadas contra el país europeo como el “incidente de Hassan” de 1938 y el “incidente de Jaljingol” de 1939, sosteniendo en alto la consigna “¡Defendamos con armas a la Unión Soviética!” orientó a las unidades del Ejército Revolucionario Popular de Corea a que lo golpearan duramente por detrás al ejército japonés para causarle gran pérdida de los efectivos y equipos bélicos y darle al traste con el acarreo de los materiales bélicos, contribuyendo grandemente a que el ejército soviético saliera victorioso.
En aquel tiempo Kim Il Sung ayudó activamente también a los revolucionarios chinos que libraban la lucha antijaponesa.
Chen Lei, uno de los miembros de mando de las Fuerzas Aliadas Antijaponesas del Noreste de China, en sus memorias escribió:
“Como es conocido por todo el mundo, la abnegación del compañero Kim Il Sung para la revolución y el pueblo chino que hizo durante la revolución antijaponesa, fue, de veras, la sincera por la que todos nosotros debemos agradecerle cien veces. El Presidente Kim Il Sung, aun librando con osadía la lucha armada contra el imperialismo japonés y para rescatar el país arrebatado, entabló profundas relaciones con los destacados generales de las Fuerzas Aliadas Antijaponesas del Noreste e hizo exhaustivos esfuerzos para la revolución china. Ofreció sin vacilación y exhaustivamente ora a los comandantes y guerreros capacitados por él mismo, ora aun pasando dificultades, municiones, uniformes militares y otros materiales.”
Kim Il Sung, aun después de liberar el país, ayudó en alma y lo material a los revolucionarios chinos en el combate contra Kuomintang de Chiang Kai-shek, haciendo contribución decisiva a que ellos mitigaran la crisis creada en el noreste del país.
Mao Zedong, ex presidente chino, dijo que cada vez que su país pasaba dificultades, los compañeros coreanos les prestaron ayuda. Zhu De, ex comandante en jefe del Ejército de Liberación Popular de China, precisó: “La amistad como esta es la excelente, ejemplar, y las posteridades tengan bien presente la amistad entablada a costa de la sangre.”
Kim Il Sung, después de la guerra coreana (1950-1953), cuando el pueblo coreano, enfrentado con Estados Unidos, caudillo del imperialismo mundial, construía el socialismo, dispuso ayudar activamente a los países y pueblos en la lucha contra el imperialismo y por la independencia.
A comienzo de la década de 1960 cuando el imperialismo norteamericano, con miras a estrangular la revolución cubana en su cuna, dio origen a la “crisis del Caribe”, manifestó plena apoyo y solidaridad con el pueblo cubano y lo ayudó cuanto podía. En acato a su propósito, los miembros de la embajada coreana de aquel tiempo acreditados en Cuba y los estudiantes coreanos se dispusieron a combatir al lado de los aborígenes contra los yanquis.
En agosto de 1964 cuando acaeció el “incidente del golfo de Tonkín” Kim Il Sung dispuso ayudar por todos los medios al pueblo vietnamita en la guerra contra la agresión del imperialismo norteamericano. Hizo enviar los aviadores del Ejército Popular de Corea al frente de Vietnam y también varios millones de uniformes militares y otros materiales. El Presidente Kim Il Sung nos ayuda sinceramente a nosotros, los vietnamitas. Es redentor y mi hermano carnal, dijo Ho Chi Minh, ex presidente vietnamita.
No solo Vietnam sino también Camboya y Laos que lucharon contra la agresión del imperialismo norteamericano y Egipto, Siria y otros países árabes que combatieron al sionismo son beneficiados con noble benevolencia de Kim Il Sung.
Además, Kim Il Sung enseñó a los pueblos de los países africanos como Angola, Mozambique, Zimbabwe y Namibia que luchaban por la liberación nacional el camino por seguir y las vías para lograrla y les dio posible ayuda, logrando que en África denominada “continente de obscurantismo” se abriera una nueva era de la emancipación y la independencia. Sam Nujoma, primer presidente de Namibia expresó que la independencia de Namibia es merced al Presidente Kim Il Sung, y el compañero Presidente es gran maestro de la revolución de Namibia. El gran héroe, compañero Kim Il Sung, dijo Samora Moises Machel, ex presidente de Mozambique, nos enseñó el camino por seguir y nos pudimos liberar del yugo de esclavo, acoger la liberación, y le agradezcamos en reflejo hasta del alma de nuestros antecesores.
Ya transcurrieron 20 años desde el deceso de Kim Il Sung, pero él, como sublime prototipo del internacionalista, siempre vive en el corazón de los pueblos progresistas del mundo.


Para la independización del mundo entero



Kim Il Sung (1912-1994), Presidente de la República Popular Democrática de Corea, planteó en abril de 1982 una original idea de independizar a todo el mundo. El mundo independizado, precisó, es un mundo donde la hegemonía de toda ralea y el colonialismo fueron extirpados y todas las naciones se ven realizada plenamente su soberanía. Y en septiembre de 1988 dijo que la lucha por independizar a todo el mundo era, en esencia, la lucha por establecer relaciones internacionales sustentadas en la independencia y democratizar la sociedad internacional.
También se refirió al objeto de la lucha por independizar al mundo entero y la fuerza motriz de esta. Definió a Estados Unidos y otros imperialismos y las fuerzas hegemónicas como objeto principal de la mencionada lucha y convocó a todas las fuerzas antiimperialistas que reclaman la independencia, a que se unieran compactamente y se enfrentaran resueltamente a las fuerzas reaccionarias imperialistas.
Con miras a independizar a todo el mundo, estimuló activamente la lucha de liberación nacional de los pueblos de los países coloniales.
Se encontró a muchos revolucionarios y combatientes de resistencia del mundo, les enseñó estrategias y tácticas de la lucha de liberación nacional en las colonias y les resolvió problemas complejos propuestos y solventó lo que los molestaba.
Antonio Agostinho Neto, primer presidente de Angola, manifestó que había combatido con la metodología y la táctica de Kim Il Sung y expulsado a los colonialistas, logrando la independencia del país. También Samora Moises Machel, ex presidente mozambiqueño, refiriéndose a la independencia de su país, expresó: “Esta victoria nuestra se debe al camarada Kim Il Sung, gran héroe, que nos enseñó el camino por seguir.”
Para independizar a todo el mundo Kim Il Sung también ayudó activamente en lo espiritual y material a los pueblos de los países recién independizados en la construcción de una nueva sociedad.
Los países emergentes que con la lucha de liberación nacional alcanzaron la independencia, por no conocer cómo construir una nueva sociedad, lo hicieron de una u otra manera, sin encontrar la conveniente, chance que los imperialistas, cacareando la “ayuda”, aprovecharan para intervenir en los asuntos internos de aquellos. Por poco los países recién independizados volvieran a caer bajo el yugo de los imperialistas. Los dirigentes de no pocos países que buscaban el camino por seguir, prestaron atención a Corea que con la bandera de la independencia enhiesta construía con éxito el socialismo. La visitaron los dirigentes de muchos países en vías de desarrollo como Uganda, Guinea Ecuatorial, Angola, Tanzania, Madagascar, Guyana y Malta.
Kim Il Sung les explicó exhaustivamente sobre las experiencias de Corea. No se debe imitar lo nuestro tal como es sino, advirtió, aceptar solo lo que se aviene a la realidad de su país tal como mastica la comida y si le entra en agrado la traga y si no, la escupe. Además, dispuso que ellos vieran con sus propios ojos los éxitos del pueblo coreano alcanzados en varios sectores.
El mérito de los méritos de Kim Il Sung realizados en la independización del mundo entero, es que fortaleció y desarrolló el Movimiento de los No Alineados.
Estrenado en la década de 1960 como una fuerza política independiente en la historia, el Movimiento en la de 1970 se vio enfrentado a varios retos y dificultades, corriendo el riesgo de caer en la decadencia. En aquel tiempo algunos países emergentes, hurgando el humor de las potencias y el occidente, tenían aprensión a incorporarse en el Movimiento o le daban de lado a este. Justamente en eso,      Kim Il Sung, con el propósito de fortalecer y desarrollar el Movimiento como la poderosa fuerza antimperialista y de independencia y elevar más su papel, en junio de 1975 realizó una histórica visita a ex Yugoslavia, uno de los países fundadores del Movimiento. Y en agosto del mismo año hizo que Corea se ingresara en este, lo cual fue seguido por muchos países que la apoyaban y simpatizaban con ella. En la segunda mitad de la década de 1970 el número de los países miembros del Movimiento llegó casi a 100.
Los dirigentes de muchos países no alineados solicitaron a Kim Il Sung que condujera el Movimiento. Josip Broz Tito, ex presidente yugoslavo, con miras a expresarle el saludo de agradecimiento a Kim Il Sung que salvó el Movimiento de la crisis, en agosto de 1977, a la edad octogenaria, visitó a Corea y a Kim Il Sung dijo: Para ampliar y desarrollar el Movimiento de los No Alineados, usted, clarividente, Kim Il Sung debía desempeñar el papel rector.
Para la independización de todo el mundo, Kim Il Sung también profundamente se interesó por el fortalecimiento y el desarrollo del movimiento socialista mundial.
El que hacía mucho había advertido que este movimiento lograra la auténtica unidad y desarrollo sustentados en la independencia, aun cuando en la desaparecida Unión Soviética y los países europeos orientales el socialismo fue frustrado, se empeñó con entusiasmo para que el movimiento socialista mundial enarbolarara en alto la bandera de la independencia y fuera repuesto y llevado a un nuevo auge.

Perdurarán sus méritos realizados en la independización de todo el mundo.

lunes, 22 de junio de 2015

Gobierno de RPDC llama a abrir coyuntura de viraje de desarrollo de relaciones N-S


 Desde esta humilde tribuna apoyamos la declaración de la RPDC e instamos al gobierno de Corea del Sur a continuar con las conversaciones en pro de la reunificación de Corea.

Atte.

Yuri Castro Romero
Sec Gral. del
 Instituto Cultural y de Amistad Peruano Coreano



    Pyongyang, 15 de junio (ACNC) -- Con motivo del 15º aniversario de la Cumbre Norte-Sur celebrada por primera vez en la historia de la división nacional y de la publicación de la Declaración Conjunta del 15 de Junio, el gobierno de la República Popular Democrática de Corea hizo pública el día 15 una declaración.
    La nota señala que el Dirigente
Kim Jong Il preparó la Cumbre Norte-Sur en Pyongyang, en acato al noble propósito del Presidente Kim Il Sung quien dedicó toda la vida por la reunificación de la patria, y aprobó y publicó la Declaración Conjunta del 15 de Junio, lo cual fue un acontecimiento histórico que trajo el cambio trascendental en la mejora de las relaciones entre ambas partes coreanas y en el cumplimiento de la causa de reunificación de la patria.
    La publicación de la Declaración Conjunta del 15 de Junio permitió a ambas partes coreanas acoger una nueva era para eliminar la desconfianza y confrontación perduradas durante más de medio siglo y dirigirse a la reconciliación, la unidad y la reunificación con las fuerzas unidas nacionales, subraya y continúa:
    Si las relaciones íntercoreanas hubieran marchado ininterrumpidamente de acuerdo con la Declaración Conjunta del 15 de Junio, se habrían alcanzado relevantes cambios y éxitos en la solución del problema de reunificación, anhelo nacional.
    Pero, debido a las maniobras de la banda conservadora surcoreana de Lee Myung Bak, que negó totalmente las declaraciones conjuntas Norte-Sur, las relaciones íntercoreanas retrocedieron a la era de confrontación del pasado y se encuentran hoy en el dilema sin salida.
    Con la voluntad de salvar las relaciones íntercoreanas en la grave crisis y abrir la coyuntura de viraje de reconciliación y unidad nacionales, el gobierno de la RPDC aclara bajo la autorización las siguientes posiciones:
    1. Deben tener la firme posición de resolver el problema de las relaciones Norte-Sur y la reunificación del país de manera independiente con las fuerzas unidas nacionales.
    Esto es el espíritu fundamental de la Declaración Conjunta del 15 de Junio.
    Ambas partes coreanas deben resolver con el fuerte espíritu nacional y conforme a los intereses y la aspiración de la nación todos los problemas que se presentan en la mejora de las relaciones íntercoreanas y en la solución del problema de reunificación.
    Las autoridades surcoreanas no deben recurrir a la "cooperación internacional", que entrega a las fuerzas extranjeras el problema nacional y daña a la parte connacional bajo el amparo de las fuerzas foráneas, sino resolver el problema de las relaciones íntercoreanas y la reunificación bajo el ideal de "Entre nosotros, los connacionales".
    2. No deben perseguir la "unificación mediante la fusión de regímenes" que causa la desconfianza y enfrentamiento entre ambas partes coreanas.
    Dado que en el Norte y el Sur de Corea existen diferentes ideas y regímenes durante 70 años, la unificación según el único sistema no traerá nada más que la confrontación y la guerra.
    En la Declaración Conjunta del 15 de Junio, ambas partes coreanas ya habían acordado hacer esfuerzos por la reunificación reconociendo que revisten la característica común el proyecto de la parte Norte sobre el sistema federal en etapa baja y la propuesta de la parte Sur sobre el sistema confederal.
    Las autoridades surcoreanas deben conocer claramente que el remedio más racional y realista para la reunificación es lograr la coexistencia y coprosperidad de ambas partes coreanas por encima de las diferencias de las ideologías y regímenes.
    3. Deben parar los ejercicios de guerra anti-RPDC en confabulación con EE.UU.
    Al desarrollar incesantemente los simulacros conjuntos Key Resolve, Foal Eagle y otros ejercicios bélicos anti-RPDC en contubernio con EE.UU., las autoridades surcoreanas congelaron el fervor de la nación por la reunificación y perdieron buenas oportunidades para la mejora de las relaciones íntercoreanas.
    Mientras continúen tales provocaciones y amenaza militares, no se mejorarán nunca los vínculos Norte-Sur ni se liberará la Península Coreana del peligro de la guerra nuclear.
    Las autoridades surcoreanas no deben entregar la vida y la seguridad de la nación a los invasores actuando como brigada de choque para el cumplimiento de la estrategia hegemónica de EE.UU. sobre la región de Asia-Pacífico.
    No tienen la necesidad de sentir la inquietud por el disuasivo de autodefensa nacional de la parte connacional que sirve para defender la dignidad y estabilidad nacionales y la paz de la nación y no deben calumniarlo nunca más.
    Deben dejar todos los ejercicios militares de carácter agresivo junto con EE.UU. y dirigirse a defender la paz y la estabilidad de la Península Coreana con las fuerzas unidas nacionales.
    4. Deben preparar el ambiente favorable a la mejora de las relaciones íntercoreanas.
    La calumnia es un veneno que fomenta la desconfianza y la cólera a la parte connacional y puede extenderse al choque físico y a la guerra.
    Las autoridades surcoreanas deben parar todas las provocaciones que insultan y denigran a la RPDC, sin decir de boca la "confianza" y la "mejora de las relaciones bilaterales".
    Deben cancelar con audacia los aparatos jurídicos e institucionales que impiden los contactos, las visitas, el intercambio y la cooperación entre ambas partes y crear el ambiente favorable a la mejora de las relaciones íntercoreanas
    5. Deben tomar las medidas prácticas para ejecutar las históricas declaraciones conjuntas Norte-Sur.
    La Declaración Conjunta del 15 de Junio y la Declaración del 4 de Octubre son acuerdos preciosos preparados en la Cumbre Norte-Sur para el desarrollo de las relaciones íntercoreanas y la coprosperidad nacional y son promesas de las autoridades Norte-Sur dadas ante la nación.
    Si se niegan las declaraciones conjuntas Norte-Sur y se suspende su ejecución por el cambio del "poder", no se resolverá ningún problema en las relaciones íntercoreanas.
    Las autoridades surcoreanas no deben decir sólo con palabra que respetan la Declaración Conjunta del 15 de Junio y la Declaración del 4 de Junio sino mostrar su voluntad con las acciones prácticas.
    Deben tener presente que ellas mismas están en el dilema de mejorar las relaciones íntercoreanas o enfrentarse con la RPDC y sufrir el fin trágico como sus antecesores.
    Es invariable nuestra posición de lograr el gran cambio en las relaciones Norte-Sur y abrir el ancho camino para la reunificación independiente. 

lunes, 1 de junio de 2015

Portavoz de MINREX de RPDC advierte a EE.UU.


 Como es conocido por todos, los EEUU son los que han venido empujando a la RPDC a su programa nuclear y al fortalecimiento de ejército con sus constantes hostigaciones, es por ellos que sorprende el hecho que sean los EEUU y sus títeres los que constantemente se quejen del poder nuclear de la RPDC un cambio de política por parte de los EEUU, serviría para poder atenuar la tensa situación en la que se encuentra hoy la península coreana.

    Pyongyang, 31 de mayo (ACNC) -- En relación con que EE.UU. se desespera para evadir la responsabilidad del fracaso total de su política sobre la República Popular Democrática de Corea, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la RPDC publicó el día 30 una declaración como sigue:
    En la reciente reunión consultiva tripartita EE.UU.-Japón- Sur de Corea, el imperio intentó desviar la opinión pública tergiversando la verdad como si la RPDC negara el diálogo aunque ellos lo desean.
    Como es conocido por todos, desde hace mucho tiempo la RPDC ha venido insistiendo en la reanudación del diálogo sin la premisa y esforzándose con sinceridad por realizarlo, pero EE.UU. lo impidió presentando las injustas "condiciones previas" de diversos tipos.
    Siempre declaramos que nuestra capacidad de autodefensa nacional centrada en las fuerzas armadas nucleares, nunca es un medio de amenaza a nadie ni objeto de negociación.
    Nuestras armas nucleares son el disuasivo autodefensivo para enfrentar a la permanente amenaza nuclear y agresión militar de EE.UU., y la justa fuerza de castigo para rechazar rotundamente la agresión de los enemigos y asestarles la venganza implacable en el caso de estallar la guerra.
    Como ya se comprobó por la historia, fortalecer nuestra fuerza de autodefensa nacional y lograr el equilibrio del poder son el único remedio para impedir la guerra entre la RPDC y EE.UU. que no tienen siquiera la confianza básica sino la arraigada desconfianza y hostilidad entre sí.
    Es precisamente la grave provocación acusar de "provocación" la justa medida autodefensiva tomada por un país pequeño para defender a sí mismo desde el caudillo de agresión y guerra.
    EE.UU. debe conocer correctamente que el fracaso de su política sobre la RPDC fue motivado por su erróneo punto de vista sobre ella.
    El punto de vista de EE.UU. que calumnia sin consideración cualquier hecho de la RPDC llevó finalmente al fracaso las relaciones con la RPDC y la desnuclearización de la Península Coreana y ahora ha traído el resultado actual.
    Si EE.UU. no saca lecciones, aunque sea ahora, la consecuencia será más trágica.