Follow by Email

domingo, 17 de mayo de 2015

El PTC, partido tan generoso como la madre


El pueblo coreano llama madre al Partido del Trabajo de Corea. Esta confianza que el PTC disfruta es fruto de los desvelos de su Dirigente Kim Jong Il por lograr ese objetivo.

Perfume del funcionario del Partido
Un día de julio de 1970 Kim Jong Il tomó minutos de descanso a la orilla de un lago en un largo viaje de trabajo. Había muchas flores hermosas, y abejas y mariposas volaban por encima de las mismas. Pero se posaban sobre algunas flores y no en otras. Al observarlo Kim Jong Il dijo a los acompañantes:
A simple vista todas las flores exhalan perfumes, pero no así en realidad. Si se analiza el movimiento de abejas y mariposas se puede distinguir con facilidad a las flores que despiden olor agradable de las que no lo tienen. Lo mismo ocurre con las personas. El perfume de la flor atrae a abejas o mariposas y el humanismo del funcionario del Partido a personas. El humanismo y generosidad es el perfume del

funcionario del Partido.
Explicó así la verdad de la vida y el principio de la labor partidista comparándolos con una ley de la naturaleza. Al oírle los funcionarios reafirmaron su decisión de ser auténticos dirigentes que trataran y condujeran a las masas con el amor de la madre.

Cualidades del funcionario del Partido
En cierta ocasión Kim Jong Il se refirió a las cualidades que los funcionarios del Partido deben poseer.
El pueblo deposita, explicó él, la confianza en el Partido del Trabajo y lo llama madre. Sus funcionarios deben ser como la verdadera madre para cumplir su misión y deber y responder la confianza y expectativas del pueblo. La madre desea darle lo mejor del mundo a sus hijos y se brinda sin vacilación para enfrentar cualquier dificultad y riesgo para ayudarlos o protegerlos. Es puro, cálido y sincero el amor con que la madre atiende a los hijos. De ahí que éstos siempre la evoquen cuando tengan dificultades o alegrías.
Kim Jong Il señaló que la palabra madre hace pensar en los enormes cariños y sacrificios que la madre hace para los hijos. La madre, continuó, realiza muchos esfuerzos por los hijos pero con gusto y alegría. Si los funcionarios piensan primero en el pueblo y trabajan con toda su dedicación por el bienestar del pueblo como si fueran sus madres, pueden resolver cualquier dificultad que lo afecte en la vida, puntualizó.

“¡Servir al pueblo!”
En enero de 1990 Kim Jong Il enfatizó que los funcionarios debían ser auténticos servidores del pueblo.
Los protagonistas de la revolución y la construcción de la sociedad son, expresó él, las masas populares, que tienen inagotables fuentes de energía y talento; nuestro Partido está al servicio del pueblo y todos sus lineamientos y políticas obedecen al interés del pueblo. Luego continuó: Los funcionarios deben tener como hábito cotidiano ir a las masas, aprender de éstas y compartir sus alegrías y penas, y considerar como su mayor honor y orgullo trabajar en aras del pueblo. Quien sirve con fidelidad al pueblo y disfruta de su
apoyo y amor merece llamarse auténtico funcionario de tipo Juche. Si el Ejército Popular enarbola la consigna “¡Servir para la patria!”, nuestros funcionarios debemos trabajar bajo el lema “¡Servir al pueblo!”.

KIM JONG IL y el Partido del Trabajajo de Corea



             El 19 de junio de 1964, el Dirigente KIM JONG IL comenzó a dirigir el gubernamental  Partido del Trabajo de Corea de acuerdo con el propósito del Presidente KIM IL SUNG, trabajando en su Comité Central.
            Esto fue un acontecimiento de trascendental significación para el destino de la Corea socialista y para su fortalecimiento y desarrollo.  Desde entonces hasta la fecha, ha realizado imperecederas hazañas en su trabajo, Sobresaliente ideólogo y teórico, ha convertido la idea Juche, concebido por el Presidente KIM IL SUNG, en ideología rectora del país y de la época.
            Con sus originales actividades ideo-teóricas que desde temprano desplegó con la extraordinaria capacidad de investigación y el entusiasmo, desarrolló y enriqueció dicha doctrina conforme a las demandas de la época, referentes a la continuación de la causa socialista, y la aspiración del pueblo. En este proceso defendió la esencia del pensamiento del Líder precedente que abrió por vez primera el camino de la revolución y planteó nuevos problemas teórico-prácticos de acuerdo con las demandas de la época en cambio y desarrollo, dándole perfectas soluciones.
            Así fue como la idea del presidente KIM IL SUNG se ha definido en un sistema integral de la ideología, la teoría y el método del Juche, y todas las partes que la integran se han profundizado y desarrollado plenamente.
            Muchas obras del Dirigente KIM JONG IL, entre otras, “Sobre la idea Juche”, “Lecciones historias de la construcción socialista y la línea general de nuestro Partido”,  “Problemas esenciales de la construcción del partido revolucionario”, “ El socialismo es ciencia”, “Priorizar la labor ideológica es requisito indispensable para el cumplimiento de la causa socialista”, “El Partido del Trabajo de Corea es el Partido del gran Líder, camarada KIM IL SUNG”,  son reflejos de la idea Juche, y constituyen la bandera que permite al partido gubernamental y el pueblo coreanos continuar y completar hasta el fin la causa de su anterior líder, y la poderosa arma ideológica que hace posible llevar a la independencia de la humanidad, la socialista, superando toda clase de vicisitudes.
            Que él haya hecho de la idea Juche la gran ideología rectora que represente la época actual y el futuro, es uno de los más grandes méritos suyos.
            El Dirigente KIM JONG IL ha venido fortaleciendo y desarrollando el PTC como el más poderoso partido en el mundo, como un partido invencible.  En la dirección de la revolución y la construcción él tomó por eslabón principal fortalecer el partido y elevar su papel directivo,  y encauzó grandes esfuerzos para mejorar en lo revolucionario la labor partidista.
            Ha orientado la construcción y las actividades del partido a mantener firmemente el linaje del Juche preparado por el presidente KIM IL SUNG y a tener los rasgos como partido de tipo Juche.  Es decir, a romperle viejo esquema, y lograr el mejoramiento radical en las labores organizativas e ideológicas y en el método de dirección. Es por eso que el PTC se ha consolidado y desarrollado como el de acero, unido monolíticamente en lo organizativo e ideológico, como el Estado Mayor de la revolución que lleva a la victoria la causa socialista con el firme principio y el arte de dirección refinada y como el partido combativo arraigado profundamente en las masas populares en las masas populares y ligado estrechamente con ellas.


            Al margen del Dirigente KIM JONG IL, es inimaginable el poderío y el prestigio del PTC.  La historia de dirección de KIM JONG IL es la de un político hábil y veterano, de un gran estratega que ha defendido fidedignamente el socialismo coreano y manifestado su dignidad y orgullo ante todo el mundo.  Hoy, si el socialismo coreano avanza con victoria sin titubeo pese al bloqueo y las ofensivas concentradas de los imperialistas para aislarlo y asfixiarlo, esto se debe a la voluntad de acero y la distinguida capacidad directiva de KIM JONG IL y la poderío político, económico y militar preparado por él.
            Ha guiado a impulsar con vigor las tres revoluciones: ideológica, técnica y cultural, en todas las esferas, enarbolando la consigna “!Transformemos toda la sociedad según la idea Juche!” para desarrollar aún más el socialismo centrado en las masas populares.  Todo el pueblo realiza las actividades independientes y creadoras, unido en torno al partido y el líder; el Estado se desarrolla sin cesar sobre la sólida base de la independencia, autosostén y autodefensa.
            Esto es el socialismo coreano de singular estilo que es dirigido y brilla por él.  Lo importante de sus proezas es que ha preparado las fuerzas de defensa nacional capaces de mantener el socialismo coreano en cualquier circunstancia.  Ha convertido al ejército en el del partido y de la revolución, que es fiel a la dirección del partido y defiende con las armas la causa socialista, y en un potente ejército capaz de garantizar con las armas la causa socialista y en un potente ejército capaz de garantizar la soberanía y la dignidad del país con los medios ofensivos y defensivos; y todo el país en una fortaleza inquebrantable que no puede conquistar ningún enemigo por poderoso que sea.

     Hoy, la RPDC muestra su poderío como un baluarte del socialismo y una muralla de independencia y justicia. Verdaderamente, para el Dirigente KIM JONG IL, los 51 años transcurridos son la historia de victorias y glorias que ha dejado grandes proezas en la historia política del mundo. 

“Entre nosotros, los connacionales”



En junio de 2000 en Pyongyang de la República Popular Democrática de Corea se publicó la Declaración Conjunta Norte-Sur del 15 de Junio que sería el hito para la reunificación de Corea.
Transcurrieron casi 15 años desde aquel tiempo, pero el espíritu fundamental de la Declaración, el ideal “entre nosotros, los connacionales”, sirve de invariable bandera de la reintegración de Corea.
El ideal “entre nosotros, los connacionales” está imbuido plenamente del espíritu de independencia.
Como es conocido por todos, la división de Corea es motivada no por algún antagonismo nacional sino por la imposición de las fuerzas extranjeras.
Estados Unidos que después de la Segunda Guerra Mundial bajo la máscara del “libertador” había ocupado el Sur de Corea, intensificó ininterrumpidamente la dominación militar sobre este con la ambición de tomar la hegemonía del resto de Corea y el continente asiático. Fingió interesarse en la reunificación de Corea, pero en realidad no quiso que el Norte y el Sur se reconcilien y unan entre sí e impidió por todos los medios la reintegración de aquellos, razón por la que la reunificación de Corea pasa grandes dificultades y la nación coreana está aun dividida.
La escisión de la nación coreana de unos 70 años demuestra fehacientemente que esta, a menos que dé cima a la dominación e intervención de las fuerzas extranjeras, no puede lograr jamás su progreso independiente y reintegración.
La reunificación de Corea ha de ser realizada únicamente por su dueño, la nación coreana misma, y según la voluntad y exigencia de esta. En otra palabra es problema del derecho a la autodeterminación nacional. No lleva implícita ninguna razón ni justificación por las que las fuerzas extranjeras metan en ella. De ahí que reclama “entre nosotros, los connacionales”.
El ideal “entre nosotros, los connacionales” es el más racional y justo tanto desde el punto de vista de la actualidad de la Península Coreana separada por las fuerzas extranjeras como desde el de la esencia de la reintegración coreana para ligar el cortado linaje sanguíneo de la nación.
El ideal “entre nosotros, los connacionales” refleja la voluntad de preservar la paz.
Todos los coreanos esperan con ansia que lo más pronto posible se concluya el agudo enfrentamiento militar Norte-Sur y abra el camino de la paz y reintegración.
Pero, debido a la obstinada política de estrangulamiento e intimidación militar contra la RPDC de Estados Unidos y la activa colaboración con este de la autoridad surcoreana, en la Península Coreana, lejos de la paz y seguridad, reinan permanente enfrentamiento militar y tensión. En enero pasado el Comité de Defensa Nacional de la RPD de Corea publicó una importante propuesta de tomar medidas sustanciales de cesar totalmente todas las hostilidades militares para intimidar a la contraparte, pero Estados Unidos y Corea del Sur, a finales de febrero iniciaron ejercicios militares conjuntos “Key Resolve” y “Foal Eagle” de gran envergadura, agravando más la tensión en la región, lo cual no hubiese ocurrido si la autoridad surcoreana no hubiera seguido a las fuerzas extranjeras que intentaban perjudicar a sus compatriotas sino hubiese negado los ejercicios militares conjuntos con Estados Unidos, no dejando su territorio, espacio aéreo y mar como campo de los simulacros de guerra de las tropas estadounidenses, es decir, si hubiese respetado el ideal “entre nosotros, los connacionales”.
La paz y la seguridad de la Península Coreana no son sino las del mundo. La guerra que estallará en la Península, será sin duda alguna una guerra termonuclear que la humanidad no experimentó hasta ahora, que no será limitada solo en su origen sino propagada por el resto del Noreste de Asia y el Mundo, y le causará incontables pérdidas y catástrofes a la humanidad. Tampoco Estados Unidos se quedará a salvo.
Además, el ideal “entre nosotros, los connacionales” refleja el espíritu de gran unidad nacional.
El admirable y conmovedor suceso acaecido en la Península Coreana en el tiempo posterior a la publicación de la Declaración Conjunta del 15 de Junio corroboró elocuentemente que la unidad de toda la nación hace plenamente factible que Corea sea reunificada.
Fueron unidas las cortadas vías férreas, carreteras y rutas aéreas y marítimas entre el Norte y el Sur abriendo gran brecha en el muro de la escisión; se efectuaron negociaciones políticas y militares de alto rango y más de 20 conversaciones ministeriales entre ambas partes para consultar sobre los problemas de interés común nacional; se estableció en la ciudad de Kaesong aledaña a la Línea de Demarcación una zona industrial, símbolo de la cooperación y el intercambio económicos intercoreanos; se inició el turismo de los surcoreanos por el Kumgang, famoso monte mundial en la RPD de Corea; se realizaron sucesivamente encuentros de los familiares separados en el Norte y el Sur, y asistieron juntos los atletas de ambas partes a los juegos internacionales con la bandera simbólica de la reunificación enhiesta y los norcoreanos y surcoreanos conjuntamente hicieron hinchas, lo cual convenció sustancialmente al mundo de que los norcoreanos y surcoreanos son de la nación con el mismo idioma, la misma sangre, la misma cultura y que ha de ser reintegrada necesariamente.
El Norte y el Sur de Corea, que durante más de medio siglo estaban hostilizados y enfrentados uno con otro, hicieron alarde de su gran unidad nacional, lo cual fue precisamente el fruto del ideal “entre nosotros, los connacionales” estipulado en la Declaración Conjunta del 15 de Junio.
La sociedad internacional desea que las ambas partes de Corea respeten a toda hora el ideal que es espíritu fundamental de la referida declaración.

Mantener el ideal “entre nosotros, los connacionales” y verificarlo garantizará la reunificación y la prosperidad de la nación coreana y la paz y la seguridad de la región y el resto del mundo.

Mensaje de Año Nuevo de Kim Jong Un



    Pyongyang, 1 de enero (ACNC) -- El Mariscal Kim Jong Un, Primer Secretario del Partido del Trabajo de Corea, Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea pronunció el día primero el mensaje del Año Nuevo 2015.
    El texto completo del mensaje sigue:
    … … …
    Han transcurrido 70 años desde que nuestra nación se dividió por las fuerzas extranjeras.
    En este período el mundo ha logrado un gran progreso y la época registró cambios sustanciales. A pesar de esto nuestra nación aún no ha logrado la reunificación y sigue sufriendo por la separación, lo cual es una pena y dolor para todos. No podemos permitir ni tolerar más la desgracia nacional originada por la fragmentación territorial que se mantiene intacta aun en la nueva centuria.
    El año pasado planteamos importantes medidas a favor del mejoramiento de las relaciones Norte-Sur y la reunificación e hicimos cuanto pudiéramos para ponerlas en la práctica. Sin embargo, no hemos podido obtener un resultado deseado y las referidas relaciones se han empeorado debido a las maniobras de las fuerzas internas y externas que se oponen a la reunificación.
    Es nuestro deber lograr cueste lo que cueste la reunificación del país, máximo deseo de la nación que el gran Líder y el gran General habían acariciado a todo lo largo de su vida aunque una situación compleja y muchísimas dificultades lo impiden, y construir una digna potencia reunificada próspera.
    ¡Abramos un ancho camino para la reunificación independiente con las fuerzas unidas de toda la nación en este año del aniversario 70 de la liberación de la patria!, esta es la consigna de lucha que toda la nación coreana debe enarbolar.
    Es preciso eliminar el peligro de la guerra en la Península Coreana y lograr la distensión y una atmósfera de paz.
    Los ejercicios de guerra de gran envergadura que todos los años se realizan en el Sur de Corea son la causa principal que agrava la tensión en la Península y aumenta el peligro de la guerra nuclear que se cierne sobre la nación. No hay duda alguna de que es imposible realizar diálogos fiables y mejorar las relaciones Norte-Sur mientras continúen los ejercicios de guerra de una parte contra la otra creando un ambiente de horror.
    Persistir en los simulacros de guerra nuclear conjuntos con la fuerza agresora extranjera contra otra parte de la nación es un acto peligrosísimo que trae desastres.
    Le daremos una reacción intransigente a cualquier tipo de provocación y maniobra de guerra que viole la soberanía y dignidad de nuestro país y le propinaremos un golpe contundente.
    Las autoridades surcoreanas deben renunciar los temerarios ejercicios militares conjuntos con las fuerzas extranjeras y todas otras acciones de guerra y optar por propiciar la distensión y las condiciones de paz para la Península Coreana.
    Estados Unidos, el autor de la separación de nuestra nación que nos causa grandes sufrimientos desde hace 70 años, debe abandonar su anacrónica política de enemistad y descabelladas acciones de agresión contra Corea y tomar una audaz opción de cambio de su política.
    El Norte y el Sur deben desistir de promover la confrontación de sistema, absolutizando su ideología y régimen y lograr la gran unión, la gran unidad nacional según el ideal de entre nosotros, los connacionales para resolver el problema de la reunificación de la patria justamente a favor de los intereses comunes de la nación.
    Si una parte trata de imponer su ideología y régimen a la otra nunca se podrá resolver por vía pacífica el problema de la reunificación sino se originarán solo el enfrentamiento y la guerra.
    Es cierto que nuestro régimen socialista centrado en las masas populares es el mejor, pero jamás lo imponemos al Sur de Corea ni hemos hecho así.
    Las autoridades surcoreanas deben abandonar su intención de "reunificación de régimen" que motiva la desconfianza y los conflictos entre ambas partes y dejar de calumniar el sistema de otra parte y visitar y pedir ayuda a otros países para denigrar a sus compatriotas.
    Según lo acordado por ambas partes, el Norte y el Sur deben resolver el problema de la reunificación a favor de los intereses comunes de la nación por encima de las diferencias de ideologías y regímenes.
    Es preciso activar diálogos y conversaciones, intercambios y contactos entre el Norte y el Sur para ligar los lazos y arterias de fraternidad cortada y lograr un gran viraje, un gran cambio en las relaciones Norte-Sur.
    Abrir un nuevo camino que conduce a la reintegración con las fuerzas unidas sin pelear uno contra otro es un anhelo unánime de toda la nación. Ambas partes deben dejar de perder tiempo y fuerzas con las disputas insignificantes y problemas de menos importancia, y preparar una nueva historia de relaciones Norte-Sur.
    Si todos los integrantes de nuestra nación unen sus almas y fuerzas, no habrá nada irrealizable. Como resultado de sus empeños por la reunificación de la patria, las dos partes ya prepararon las cartas de la reunificación, el Programa de la reunificación como la Declaración Conjunta del 4 de Julio, la histórica del 15 de Junio y la Declaración del 4 de Octubre, con lo cual manifestaron ante todo el mundo la voluntad y el espíritu de la nación que aspira a la reunificación.
    Consideramos que si las autoridades surcoreanas tienen la verdadera posición de mejorar las relaciones bilaterales mediante diálogos, es posible reanudar los contactos de alto nivel y sostener conversaciones por sectores.
    Si se crea un ambiente y situación adecuada no habrá razón por la cual se rechacen las conversaciones cumbre.
    En adelante, también haremos todo lo que podamos para propiciar los avances reales en los diálogos y conversaciones.
    Todos los integrantes de la nación coreana debemos incorporarnos como un solo hombre al movimiento nacional por la reunificación del país para convertir el 2015 como un año de gran viraje que prepare un amplio camino para la reunificación independiente.


martes, 12 de mayo de 2015

ACNC comenta el "rumor de patrocinio de terrorismo"



    Pyongyang, 1 de mayo (ACNC) -- El "comité de DDHH del Norte de Corea", entidad no gubernamental de EE.UU., publicó un reporte el pasado día 27 de abril.
    Según el reporte, la RPDC apoya y negocia con las organizaciones terroristas del Medio Oriente y "los países que apoyan el terrorismo" y se incorpora directamente en el ataque cibernético contra la firma estadounidense "Sony Pictures" y otros actos terroristas. Por eso, insiste en que la administración y el Congreso de EE.UU. incluyan nuevamente a la RPDC en la lista de los "países patrocinadores de terrorismo".
    Ese documento no pasa de ser el fraudulento inventado por una entidad individual de EE.UU., poco conocida en la sociedad internacional, para ganar la popularidad política. Pero, hay que cuestionarlo si se tiene en cuenta que eso representa la voz de las fuerzas conservadoras intransigentes de EE.UU. que preconizan recrudecer la presión a la RPDC en la actual situación en que están empeoradas las relaciones bilaterales.
    El "comité de DDHH del Norte de Corea" publicó y difunde ese reporte con el necio intento de mellar la imagen de la RPDC pretextando el problema de terrorismo, ya que fracasó su intento de "satanizarla" con el problema nuclear y el de "DDHH".
    Desde 2008 en que la RPDC fuera tachada de la "lista de los países patrocinadores de terrorismo", el Partido Republicano y otras fuerzas conservadoras proponían incluirla nuevamente en esa lista cada vez que se empeoraban las relaciones bilaterales o se tornaba tensa la situación.
    En particular, después del incidente de ciberataque a "Sony Pictures", el actual mandatario norteamericano declaró la "sanción adicional" sobre Corea en virtud de la "orden administrativa del presidente".
    Seguidamente, los cabecillas del círculo político y el militar de ese país expusieron claramente su intención de aislar y atropellar a la RPDC mediante la redefinición de ella en la "lista de los países patrocinadores del terrorismo" y la "sanción adicional superintransigente".
    Desde que fuera fundado, el "comité de DDHH del Norte de Corea", integrado por los académico y los ex funcionarios que se creen "especialistas en el problema coreano", se dedica a la demagogia anti-RPDC. Así quiere congraciarse con los gobernantes y mantenerse elevando la popularidad política.
    Desde el principio de su fundación, difundió los rumores de toda índole manipulados al gusto de las fuerzas conservadores para criticar el régimen de la RPDC, insistiendo en que la crisis alimentaria de ella debe ser evaluada vinculándola con la "falta de elementales derechos humanos".
    La presentación de ese documento fraudulento no pasa de ser el último coletazo de los fanáticos de la campaña anti-RPDC.
    El "rumor de apoyo de la RPDC al terrorismo" inventado por las fuerzas malsanas norteamericanas es una imperdonable provocación política contra la RPDC.
    El gobierno de la RPDC expuso claramente ya ante la sociedad internacional la posición de principios de rechazar el terrorismo de toda índole y el apoyo a éste de cualquier tipo y la mantiene invariablemente.
    En relación con el problema de terrorismo, sostuvimos en el pasado en varias ocasiones las negociaciones con EE.UU. y hemos publicado una declaración conjunta que expone nuestra posición sobre el terrorismo.
    A decir verdad, EE.UU. es el peor terrorista del mundo y el ejemplo del "país patrocinador al terrorismo".
    La historia de EE.UU. es la trayectoria de crímenes terroristas sin precedentes.
    El proceso de fundación del Estado, el de "independencia" y el de conquista de colonias de EE.UU. demuestran claramente que este país se sustenta de masacre, destrucción y sabotaje.
    EE.UU. es precisamente el país que levanta la ola terrorista por doquier del mundo. Contra los países que no le adulan, movilizó a plena luz del día las fuerzas armadas y ejecutó sin vacilación alguna la conspiración política. La "guerra antiterrorista" que desarrolla en nuevo siglo EE.UU. es una guerra terrorista que fomenta en la escena internacional la masacre, la agresión y el pavor.
    EE.UU., "país patrocinado del terrorismo", viola brutalmente la resolución no. 137 del Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada el 28 de septiembre de 2001 que prohíbe la ayuda de todo tipo a los entes y personas involucrados en las actividades terroristas y niega el ofrecimiento de refugio a los que planean, apoyan, brindan ayuda financiera y cometen los crímenes terroristas.
    Y ofrece refugio y ampara a los terroristas que sirven para la "ampliación de la libertad y la democracia" al estilo norteamericano, disfrazándolos como "exiliados" o "personalidades disidentes".
    Es muy ridículo el intento de las fuerzas hostiles de EE.UU. de tildar de terrorista a la RPDC.

Vocero de cancillería coreana critica la "guía de cooperación para la defensa EE.UU.-Japón"




    Pyongyang, 1 de mayo (ACNC) -- El pasado día 27, las autoridades diplomáticas y de defensa de Estados Unidos y Japón sostuvieron una reunión de seguridad y publicaron la nuevamente enmendada "guía de cooperación para la defensa EE.UU.-Japón".
    En la nueva "guía", EE.UU. fijó 5 esferas importantes de la cooperación de seguridad con Japón desde el "tiempo de paz" hasta el "de emergencia". Y estipuló la elevación del papel de las "Fuerzas de Autodefensa" de Japón, tales como la interceptación de misiles balísticos, la asistencia logística a las tropas norteamericanas en escala mundial, la preservación de seguridad marítima, la búsqueda y eliminación de minas, la no-proliferación de armas de destrucción masiva, el registro forzado de los barcos y las operaciones antiterroristas, etc.
    Así EE.UU. amplió a todo el planeta la esfera de acción de las "Fuerzas de Autodefensa" de Japón, que hasta la fecha, estuvo limitada a los alrededores del país isla, e hizo posible recibir la ayuda militar de Japón durante cualquier operación militar en cualquier región del mundo.
    Al respecto, el portavoz del MINREX de la RPDC publicó el 30 de abril una declaración que sigue:
    Lo problemático del caso es que EE.UU. acusó a la RPDC diciendo que enmendó la susodicha "guía" para "disuadir las acciones provocativas" de ella.
    Aunque EE.UU. habla como si la enmienda se debiera a la "amenaza" proveniente de la RPDC, su verdadera intención está en reducir sus enormes gastos militares al ampliar el papel de las "Fuerzas de Autodefensa" de Japón, utilizarlo para realizar su ambición de tomar la hegemonía mundial, cercar militarmente a sus rivales en Eurasia y mantener su posición dominacionista.
    Por eso, instiga el renacimiento de militarismo en Japón desoyendo las preocupaciones del mundo sobre los actos injustos del país isla como negar y hasta hacer apología de su historia criminal del pasado.
    El fortalecimiento de la alianza militar EE.UU.-Japón destruirá sin falta la estabilidad de la situación del Nordeste Asiático, agrandará sólo el enfrentamiento y la fricción en esa región y causará los litigios y la carrera armamentista.
    Sea cual fuere la estructura de relaciones de zonas periféricas, nuestro país consolidará por todos los medios el poderío de autodefensa nacional, centrado en el disuasivo nuclear, en virtud de la política de Songun y la línea de desarrollo paralelo, mientras continúe la política hostil de EE.UU.

domingo, 3 de mayo de 2015

Portavoz de IDP del MINREX critica intento de EE.UU. de introducir sistema antimisil en Sur de Corea


 

   Nuevamente los EE.UU. pretende alborotar el Asia-Pacífico instalando cada vez más armamento, en esta ocasión la respuesta no ha sido solo de la RPDC, sino de todos los países dentro de la influencia de esta amenaza.
Es preocupante que cada vez esté mas tensa la situación en esta parte del mundo, instamos al gobierno de los EEUU y a sus marionetas de Corea del Sur a no agravar la situación de la paz mundial y ha  empezar, de verdad, una política de erradicación de armas empezando por casa y no insistiendo en una carrera armamentista que solo nos llevará  a la destrucción del planeta.
Atte.
Yuri Castro Romero


  Pyongyang, 30 de abril (ACNC) -- En relación con que en los últimos días, Estados Unidos maniobra de todos modos para emplazar en el suelo surcoreano THAAD e introducir el Sur de Corea en el sistema antimisil auspiciado por sí mismo bajo pretexto de la "amenaza" de la República Popular Democrática de Corea, el portavoz del Instituto de Desarme y Paz del Ministerio de Relaciones Exteriores publicó el día 30 una declaración como sigue:
    En la reunión de KIDD efectuada hace poco, EE.UU. y los títeres surcoreanos decidieron fijar el plan de operación de disuadir desde el punto de vista conjunto la "amenaza" de las armas nucleares y misiles balísticos de la RPDC y poner en funcionamiento el "comité de estrategia disuasiva" EE.UU.-Sur de Corea.
    El intento de EE.UU. de introducir THAAD en el Sur de Corea que sería primera disposición en ultramar después de su territorio principal estadounidense y la isla Guam, está relacionado con sus maniobras del establecimiento del sistema antimisiles, parte importante de la estrategia de la dominación sobre Asia-Pacífico.
    La intención principal del imperio yanqui de colocar a toda costa THAAD en el Sur de Corea reside en disponer el radar de alta capacidad en esta zona, frente más que Japón y detectar y interceptar más rápidamente los movimientos de misiles de los rivales competitivos de la región euroasiática.
    Si EE.UU. emplaza THAAD en el Sur de Corea, las fuerzas disuasivas basadas en las fuerzas armadas estratégicas de los países periféricos serían unilateralmente debilitadas y neutralizadas, así que se destruirá el equilibrio de disuasivo existente entre EE.UU. y los países periféricos.
    En este caso, se producirán la desconfianza y conflicto entre los países periféricos, EE.UU. y los títeres surcoreanos que permitieron la disposición. Entonces se crearán las irrecuperables consecuencias negativas y nuevo peligro en el ambiente de seguridad de la región.
    Al exagerarse la situación regional, los títeres surcoreanos que están atados a las subordinadas relaciones de "alianza" con EE.UU., se verán obligados a apoyarse más en este imperio.
    Al fin y al cabo, EE.UU. acecha la oportunidad de controlar más a los títeres fomentando la agravación de relaciones entre los títeres surcoreanos y los países periféricos, además de realizar el objetivo militar a través de la disposición de THAAD.
    Los países periféricos advierten que la disposición de THAAD en el Sur de Corea es igual a pasar la línea peligrosa y el Sur de Corea será objeto de ataque nuclear de otros países, lo cual refleja sus inquietudes y precauciones.
    Si THAAD se emplaza en el Sur de Corea, se aumentará aún más el peligro de conflicto entre las potencias en el Noreste de Asia y su chispa caerá también sobre nosotros, razón por la cual nos vemos obligados a fortalecer más la capacidad militar para enfrentarse a ello.