Follow by Email

jueves, 1 de septiembre de 2016

Por la reunificación independiente de Corea



Kim Jong Un, Máximo Dirigente de la República Popular Democrática de Corea (RPD de Corea) y Presidente del Partido del Trabajo de Corea (PTC), en el VII Congreso de esta organización política iluminó claramente el camino a seguir por la nación coreana para lograr la reunificación independiente del país.
Para reunificar el país, dijo con solemnidad, es preciso sostener en alto la bandera de la independencia nacional y la de la gran unidad nacional, garantizar la paz y la seguridad en la Península Coreana y lograr que el Norte y el Sur trabajen conjuntamente para lograr la reintegración con el sistema confederativo sobre la base del acuerdo de toda la nación.
La independencia nacional constituye la clave para la solución del problema nacional y el cordón umbilical del movimiento de la reunificación. Solo al mantener el principio de la independencia es posible defender los derechos y el interés de la nación y resolver de manera independiente y de acuerdo con la voluntad y la exigencia de la nación el problema de la reunificación. Las fuerzas extranjeras no desean jamás que la nación coreana se unifique y haga más poderosa. El problema de la reintegración de Corea ha de ser resuelto por coreanos sobre el principio de autodeterminación nacional y con arreglo a su exigencia por la independencia.
La gran unidad nacional es la fundamental condición previa de la reunificación independiente de Corea y su esencia. Los coreanos, con el gran propósito de la reintegración y por encima de la diferencia de ideología, ideal y criterio político, deben unirse compactamente como un monolito. La diferencia de ideologías y regímenes que existen en el Norte y el Sur no puede ser la razón por la que los coreanos desconfíen unos de otros y los planteamientos e intereses de las clases y capas sociales no podrán ser obstáculos de su unidad.
La Cumbre Norte-Sur de Corea de Pyongyang de junio de 2000 fue un evento extraordinario que mostró a todos los coreanos que si por encima de la diferencia de ideología, ideal, criterio político y creencia religiosa, se concilian y unen, se pueden reunificar con toda la seguridad.
La paz y la seguridad de la Península Coreana es una cuestión vital relacionada con el destino de la nación coreana y premisa indispensable de la reunificación de Corea. En la actualidad cuando con las sucesivas maquinaciones de provocación de la guerra nuclear de Estados Unidos de América y la autoridad surcoreana, la paz y seguridad nacionales se ven gravemente amenazadas, de no prevenir la guerra y defender la paz en la Península Coreana, es probable que cualquiera, sea quien sea, tenga la trágica suerte de ser víctima y la nación coreana misma corra el riesgo de ser extinguida.
Estados Unidos debe apreciar correctamente la posición estratégica de la RPD de Corea como potencia nuclear y la tendencia actual, abandonar su anacrónica política hostil contra el mismo país, cambiar el acuerdo de armisticio por el de paz y retirar de Corea del Sur sus tropas agresoras y armamentos. Las autoridades surcoreanas deben dejar de seguir servilmente a Estados Unidos y renunciar a todas sus insensatas provocaciones políticas y militares y ejercicios de guerra contra sus compatriotas norteños que ponen en peligro la paz y la seguridad de la Península Coreana.
Solo lograr la reunificación con el sistema confederativo es la única y justa vía para salvar la nación del peligro de la guerra y realizar satisfactoriamente la causa de la reunificación del país.
Norcorea propuso hace mucho a Surcorea lograr la reunificación con el sistema confederativo basado en el principio de una nación y un Estado, pero de dos regímenes y gobiernos.
El “proceso de confianza”, la “declaración de Dresden” y otras cosas por el estilo por los que abogan las autoridades surcoreanas, en esencia persiguen el objetivo de lograr la “reunificación de sistema” y la “reunificación de absorción”. Ellos causarán solo la guerra y división y no el reconocimiento y respeto a otro.
Para lograr la reunificación independiente del país lo apremiante en la actualidad es, dijo Kim Jong Un, cambiar radicalmente las relaciones Norte-Sur.
En esto lo más importante es hacer que ambas partes alivien la tensión militar y resuelvan todos los problemas mediante diálogos y negociaciones.
Aliviar la tensión militar constituye la condición fundamental para el establecimiento del ambiente de la confianza y la renovación de las relaciones intercoreanas. Es precisamente la Península Coreana donde el Norte y el Sur, con la Línea de Demarcación Militar entre los mismos, se enfrentan agudamente uno con otro y que siempre está al borde de la guerra. Encima, si persiste la actual tensión creada por la completa incomunicación entre las autoridades militares del Norte y el Sur y por su confrontación militar, no se puede prever dónde y cuándo estallará el choque con armas, ni evitar que se extienda a una guerra.
Lo más importante es lograr que ambas partes adopten medidas prácticas para atenuar la tensión militar y el peligro de conflicto primero en la Línea de Demarcación Militar y en la región candente del Mar Oeste. El Norte y el Sur, en 2007 al adoptar la histórica declaración del 4 de Octubre, se convinieron en preparar un proyecto de definir el área de pesca conjunta y convertirla en la pacífica. Si en la Línea de Demarcación Militar y en la región candente del Mar Oeste terminan todas las hostilidades militares, desaparecerá el origen de la agravación de la tensión y el choque militar y se abrirá una importante coyuntura para el mejoramiento de las relaciones intercoreanas.
La paz y las negociaciones constituyen la vía fundamental para resolver los problemas de las referidas relaciones de acuerdo con el deseo y la voluntad de la nación. El Norte y el Sur, como en la era de la reunificación del 15 de junio, en varios sectores deben fomentar activamente los diálogos y las negociaciones de varios niveles, disipando el malentendimiento y la desconfianza recíprocos y abriendo juntos el camino de la reunificación del país y la coprosperidad nacional.
Particularmente, los diálogos y las negociaciones entre las autoridades militares bilaterales devienen una importante vía para poner fin a las hostilidades militares y crear una circunstancia pacífica en la Península Coreana. Las conversaciones de las autoridades militares Norte-Sur.
Se aprovecharán esas oportunidades para discutir globalmente los temas de interés común como eliminar el peligro de conflicto y atenuar el estado de tensión en la zona de la Línea de Demarcación Militar.
Los países relacionados con la división de Corea y sus vecinos, dijo Kim Jong Un, coadyubarán a su reintegración, en vez de fomentar la desconfianza y la confrontación entre el Norte y el Sur.
Corea, en un futuro cercano, sin duda será reunificada y hará gala de su dignidad y majestuosidad como potencia con 80 millones de habitantes y un enorme poderío, como uno de los Estados más civilizados que avanza a la vanguardia del mundo, con su firme espíritu y sobresaliente inteligencia y como potencia de justicia que desempeña un papel significativo en la preservación de la paz en el noreste de Asia y el resto del mundo.


De un país débil al poderoso


Corea, anterior luz,
que irradiaba en la era de oro de Asia,
si vuelve a encender,
será lucero del Oriente.

Se trata de la poesía de Tagore, gran escritor indio, compuesta cuando Corea, con la historia de cinco milenios y brillante cultura, estaba bajo la dominación (1905-1945) del imperialismo japonés.
Retrospectivamente, la nación coreana se quedó despojada del país, porque el poderío militar era débil.
En 1905 cuando Japón, con el objetivo de tomar el dominio colonial sobre Corea, imponía al gobierno feudal de este país concluir el “Tratado de 5 Puntos de Ulsa”, su fuerza militar era la más fuerte en Asia. Japón tenía 12 buques de guerra de más de 6 000 toneladas de desplazamiento y 200 000 efectivos terrestres permanentes provistos de armas modernas. Para ocupar a la fuerza a Corea, metió 30 000 infantes, 800 soldados a caballo y 5000 artilleros en Hansong (actual Seúl), capital de la dinastía feudal Joson.
Corea contaba con dos regimientos (5 000 soldados) en Hansong y 8 batallones (2 000) en las provincias, en total unos 7 000 dotados de lanza, arco y fusil de mecha.
Un historiador romano antiguo dijo: “Si quieres la paz, prepárate para la guerra.”
El pueblo coreano, por no haber tenido preparada la fuerza militar frente a la agresión y la guerra, estuvo 40 años bajo la ocupación militar de Japón, siendo privado de sus valiosos recursos y patrimonios culturales, idioma, alfabeto e incluso el nombre. Más de un millón de coreanos fueron asesinados, más de 8 400 000  jóvenes y hombres de mediana edad llevados para el servicio militar y trabajo forzado y 200 000 mujeres como esclavas sexuales del ejército japonés.
La historia de martirio de la nación coreana terminó con la liberación del país por    Kim Il Sung, eterno Presidente de la República Popular Democrática de Corea (RPD de Corea), que condujo la heroica Lucha Armada Antijaponesa a la victoria.
El 15 de agosto de 1945 fue el día del inicio de la conversión de una colonia débil en la potencia mundial.
Merced a Kim Il Sung que hizo grandes esfuerzos y desvelos para el fortalecimiento del poderío militar, en un corto espacio de tiempo posterior a la liberación se creó la industria de defensa nacional independiente, se prepararon las fuerzas armadas regulares y sobre esta base, se fundó la RPD de Corea, primer Estado democrático popular del Oriente.
En junio de 1950, la RPD de Corea se vio impuesta a la guerra de 3 años por parte de Estados Unidos de América que se jactaba de su “supremacía” del mundo y defendió su soberanía y dignidad, mostrando ante el mundo que no era en modo alguno colonia débil de ayer.
El Partido del Trabajo de Corea (PTC, partido gubernamental de la RPD de Corea), en el difícil período de la rehabilitación y construcción de postguerra, presentó la original línea de la construcción económica de fomentar primero la industria pesada y simultáneamente la industria ligera y la agricultura, no se rindió ante la imposición exterior de alistarse al Consejo para la Ayuda Mutua Económica (cAME) y desplegó el espíritu de apoyarse en su propia fuerza y fortalecerse con sus propios recursos, convirtiendo en un breve espacio de tiempo el país en un Estado socialista soberano, autosostenido y autodefensivo.
A finales del siglo pasado la RPD de Corea otra vez mostró al mundo lo fuerte que es. En eso la ex Unión Soviética y otros países socialistas de Europa oriental sucesivamente se derrumbaron, pero la RPD de Corea no. La ofensiva antisocialista de las fuerzas aliadas imperialistas acaudilladas por Estados Unidos que se lanzaba antes sobre el conjunto de los países socialistas se concentró en la RPD de Corea, que se mantuvo firme.
Lo que merece particular mención es la política del Songun (prioridad de los asuntos militares) practicada por Kim Jong Il, eterno Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPD de Corea. Enarbolando la bandera del Songun fortaleció la fuerza militar y otras del país en conjunto en todos sus aspectos. Convirtió el país en el capaz de fabricar y lanzar el satélite artificial de la Tierra y el nuclear.
Kim Jong Un, Máximo Dirigente de la RPD de Corea, ha llevado el poderío del país a la cúspide.
Con la fuerza que poseemos, dijo él en una conferencia efectuada en julio del año pasado, podemos enfrentarnos a EE.UU. en todos los métodos de guerra que él elija. Contamos con la gran capacidad de disuadir a EE.UU. de su intento de provocar una guerra nuclear. La época en que Washington nos chantajeaba con sus armas nucleares ha pasado para siempre. Es una realidad de hoy que EE.UU. ya no puede chantajearnos ni horrorizarnos sino que nosotros somos para él una gran amenaza y agente del pánico.
En realidad hoy la RPD de Corea se ha hecho potencia militar con la industria de defensa nacional capaz de producir cuantos medios de golpe que quiere, uno de los contados países capaces de fabricar y lanzar el satélite artificial de la Tierra y una de las 6 potencias nucleares que posee incluso la bomba de hidrógeno.
El año pasado y este logró éxito en la prueba de lanzamiento bajo agua del cohete balístico del submarino estratégico, arma de nivel mundial con la que puede golpear y aniquilar en cualquiera zona marítima a los que intentan atentar contra su soberanía y dignidad.
Colocada ya en la posesión de la potencia ideológico-política y la militar, da grandes saltos para ser potencias científico-tecnológica, económica y civilizada, orientando la causa de la independización del mundo.
Esta es la actualidad de Corea que un siglo antes, por haber sido impotente de defender a sí misma, se vio despojada de su estabilidad por los agresores y perdió su color en el mapamundi.

La predicción de Tagore fue comprobada por la realidad.

Fundador de la Corea socialista



El 9 de septiembre de 1948 se fundó la República Popular Democrática de Corea (RPD de Corea). Era un evento histórico para imprimir un viraje radical al destino del pueblo coreano. Por primera vez en la historia nacional de cinco milenios, se estableció un Estado socialista, donde el pueblo es dueño de todo y todo está a su disposición.
Su progenitor fue Kim Il Sung (1912-1994), eterno Presidente de la RPD de Corea.
Consagró toda su vida para la construcción de un socialismo centrado en las masas populares.
Ya a mediados del siglo XIX, Marx y Engels dilucidaron que el capitalismo se basa en el predominio de la explotación y opresión, pero el socialismo libera a las masas populares de tales cargas abusivas clasistas.
El socialismo propuesto por ellos era examinado principalmente desde el punto de vista del ideal clasista y no teniendo como centro a los grandes sectores del pueblo.
Hasta finales del pasado siglo XX muchas personas no tuvieron correctos conocimientos del socialismo y consideraron que sus tipos eran todos iguales. No obstante, presenciando el sucesivo desmoronamiento de la antigua Unión Soviética y otros países socialistas europeos orientales y la constante existencia de la Corea socialista, llegaron a tener nueva comprensión sobre el socialismo coreano.
Este socialismo coreano es el socialismo centrado en las masas populares que se rige por la idea Juche creada por Kim Il Sung, quien enunció por primera vez en la historia que el ser más valioso en el mundo es el hombre y el sujeto de la historia social son las masas populares, y este principio lo verificó globalmente en la construcción de la sociedad. Como resultado, en la RPD de Corea se instauró una sociedad de aprecio al hombre, al pueblo, inaudita en la historia.
Hoy, en Estados Unidos, Japón y otros países capitalistas hablan ruidosamente de los “derechos humanos”, pero no hay país como la Corea socialista donde los derechos humanos son garantizados del modo más perfecto.
En la sociedad capitalista la dignidad de las personas se calcula por el dinero. Las capas privilegiadas suelen cacarear del “aprecio de los derechos humanos y la personalidad”, pero esto no pasa de ser un sofisma encaminado a engañar a las masas populares y justificar su dominación y explotación.
Sin embargo, en Corea socialista los obreros y campesinos asisten a los asuntos estatales y discuten sobre la política. Y todos hacen dignos trabajos creadores y despliegan plenamente las actividades culturales y recreativas en teatros, casas de cultura, y lugares de recreo y de reposo. Para un marinero se envía el avión especial a un lejano océano, para salvar a los damnificados por la inundación se movilizan los militares y para todos se imparten la enseñanza obligatoria de 12 años y la asistencia médica gratuitas, bajo el régimen socialista de Corea popular.
Para el Presidente Kim Il Sung no hubo la fiesta ni el día de descanso. Trabajó incluso en su aniversario para el pueblo.
Solo con miras a depararle al pueblo la felicidad y hacer realidad el deseo secular de la nación, presentó un sinfín de líneas y políticas y realizó interminable viaje de trabajo.
Llueva o nieva, y a despecho de la escabrosidad del camino acudió a las personas y compartió junto con ellas la pena y la alegría, lo cual fue calificado por el pueblo de “itinerario para el pueblo”. En ese curso nació la sociedad de aprecio al hombre, el socialismo centrado en las masas populares, propio de Corea, y se preparó una sólida base para la eterna prosperidad del pueblo coreano.
Son imborrables los méritos de Kim Il Sung que al construir un socialismo centrado en las masas populares, les iluminó a los pueblos progresistas un verdadero camino de la edificación de una nueva sociedad e insufló a muchos revolucionarios del mundo la esperanza, la confianza, el ánimo y el valor.


Kim Jong Un dirige lanzamiento de prueba de misil balístico por el submarino estratégico



    Pyongyang, 25 de agosto (ACNC) -- Bajo la dirección del Mariscal Kim Jong Un, Presidente del Partido del Trabajo de Corea y del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea, se realizó con éxito el lanzamiento de prueba de misil balístico por el submarino estratégico.
    El Mariscal dirigió el lanzamiento de prueba de misil balístico por el submarino estratégico.
    En el puesto de vigilancia, el Mariscal averiguó el plan de lanzamiento y dio la orden de realizar el disparo. De inmediato, el submarino estratégico se sumergió hasta la profundidad de lanzamiento y lanzó con prontitud el misil balístico.
    A través del lanzamiento de prueba, realizado con el sistema de disparo de alto ángulo en la profundidad máxima de lanzamiento, fueron reafirmadas la estabilidad del sistema de lanzamiento frío del cohete, la característica de arranque del motor de gran potencia de combustible sólido y la dinámica de vuelo por escalones del proyectil balístico durante su vuelo luego de salirse del agua. Y se confirmó que llegaron perfectamente a la demanda operacional los indicies técnicos medulares del proyectil inclusive la confiabilidad del sistema de separación térmica por etapas, el de control y teledirección y la exactitud de acertamiento de la ojiva combativa para la reentrada.
    El presente lanzamiento se ejecutó exitosamente sin dar ninguna influencia negativa a la seguridad de los países contornos.
    Contemplando el cohete balístico "Pukkuksong", el Mariscal dijo con alegría que este lanzamiento es la gran explosión y plena manifestación del inagotable poderío estatal y la fuerza condensada de Corea y le da el ánimo y la fuerza.
    El presente lanzamiento deviene éxito de los éxitos y victoria de las victorias, acotó y evaluó altamente a los funcionarios, científicos y técnicos de la rama de ciencias de defensa nacional y las fábricas de materiales bélicos quienes perfeccionaron completamente en un corto tiempo la técnica de lanzamiento de SLBM. Y les dio el agradecimiento especial en nombre del Comité Central y la Comisión Militar Central, del PTC, y el Comandante Supremo del EPC.
    Señaló con orgullo y dignidad que a través del resultado de ensayo del proyectil balístico lanzado hoy se confirmó realmente el hecho de que la RPDC entró dignamente en la plena fila de las potencias militares dotadas perfectamente de la capacidad de ataque nuclear.
    Los perversos amenaza y chantaje nuclear de los Estados Unidos trajeron sólo el resultado de fortalecer momento a momento nuestra capacidad de ofensiva nuclear, aseveró y añadió que por más que niegue EE.UU. ya están indudablemente en nuestra mano el territorio principal norteamericano y la zona operacional del Pacífico.
    Advirtió seriamente sobre el hecho de que los imperialistas yanquis y los títeres surcoreanos nos incitan gravemente introduciendo ante nuestra vista un sinnúmero de las propiedades estratégicas nucleares y realizando el entrenamiento militar conjunto para dar ataque sorpresivo nuclear a la RPDC. Puesto que hemos dotado de todos los medios reales para hacer frente a la hegemonía nuclear de EE.UU., señaló y subrayó que si nos toca la oportunidad el pueblo coreano golpeará sin piedad con el martillo nuclear de justicia a los medios nucleares de injusticia.
    No nos importan los disparates que EE.UU. y sus fuerzas seguidoras soltaran en cuanto al presente lanzamiento de prueba, agregó y enfatizó que tales imprudencias acelerarán sólo su autodestrucción. Advirtió que el mejor remedio para evadir nuestro ataque aniquilador es que ellos mantengan calma sin atentar a nuestra dignidad y seguridad.
    Los enemigos no deben menospreciar en absoluto nuestra capacidad, acentuó y continuó que mostraremos claramente a todo el mundo cómo nos levantamos majestuosamente rompiendo las cadenas de sanción, bloqueo y presión de los enemigos.
    Para hacer frente a la guerra total, la nuclear, con EE.UU. que puede estallar en cualquier momento, el dominio de ciencia de defensa nacional debe dar más acicate a la fabricación de los armamentos nucleares, y al mismo tiempo, concentrar todas las fuerzas en el desarrollo de los medios de su transporte, enfatizó.
    Y ordenó seguir demostrando de manera escalonada todas las medidas prácticas que puede mostrar la digna potencia militar en caso de que los enemigos se atrevan a amenazar nuestra dignidad y derecho a existencia.
    Recibió fervorosamente en el puerto a los trabajadores del sector científico de defensa nacional y los oficiales y soldados de fuerzas navales quienes regresan tras lanzar con éxito el SLBM, les dio calurosa felicitación y se fotografió junto con ellos.

Vocero de cancillería coreana refuta
información oficial de Consejo de Seguridad de ONU
     Pyongyang, 28 de agosto (ACNC) -- Estados Unidos y sus fuerzas seguidoras volvieron a cometer el grave acto hostil de publicar en el Consejo de Seguridad de la ONU una información oficial que cuestiona el lanzamiento de prueba de SLBM y otras medidas de la RPDC para fortalecer el disuasivo nuclear de carácter autodefensivo.
     En su declaración fechada hoy, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de la RPDC condena rotundamente ese documento calificándolo del producto de actos bandidescos del imperio yanqui y las fuerzas hostiles de cuestionar e impedir el legítimo ejercicio de derecho de autodefensa de la RPDC, y prosigue:
     Mediante esta aprobación EE.UU. perpetró la violación flagrante a la soberanía y la dignidad de la RPDC y una provocación imprudente que perjudica la paz y la estabilidad de la Península Coreana.
     Bailando al son que le toca el país norteamericano, el Consejo de Seguridad de la ONU desatendió la apelación de la RPDC contra el agresivo simulacro conjunto EE.UU-Sudcorea y cuestionó solamente las medidas de la RPDC para intensificar su disuasivo nuclear, lo cual deviene un proceder ilícito que se pone al lado norteamericano en la confrontación aguda entre EE.UU y la RPDC perdiendo totalmente su imparcialidad como organización internacional.
     EE.UU. y las fuerzas seguidoras cuestionan las contramedidas autodefensivas de la RPDC como "violación" a la "resolución" del Consejo de Seguridad de la ONU. Pero, el Secretariado de la ONU no da la respuesta correcta a la pregunta que si esa "resolución" conviene a la Carta de la ONU.
     Frente a la política hostil y la amenaza nuclear de EE.UU. contra la RPDC, ésta está dotada de todos los medios reales para convertir, si le toca la oportunidad, en un santiamén en cenizas las fuerzas armadas agresoras del mismo territorio norteamericano y la zona operación de Pacífico.
     La RPDC ya había advertido a EE.UU. que su imprudencia de cuestionar el lanzamiento de prueba de SLBM acelerará solamente su autodestrucción y que el mejor remedio para evadir el encolerizado castigo despiadado de ella es contenerse a sí mismo sin ofender a la dignidad y la seguridad de la RPDC.
     Ya que EE.UU. amenazó la dignidad y el derecho a existencia de la RPDC despreciando la advertencia seria, ésta seguirá demostrando de manera escalonada todas las medidas prácticas que puede demostrar dignamente la potencia militar.
     EE.UU. y las fuerzas seguidoras serán responsables de todas las consecuencias que se emanen de ello.

MINREX rechaza nueva calumnia anti-RPDC de EE.UU.
en el tema de DDHH
     Pyongyang, 28 de agosto (ACNC) -- Con respecto a que los Estados Unidos volvió a acusar brutalmente a la República Popular Democrática de Corea del problema de "derechos humanos", el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la RPDC dio el día 28 a la ACNC la siguiente respuesta:
     En una conferencia de prensa concedida el día 26, el vocero de la Casa Blanca expresó la "preocupación" de la situación de DDHH de la RPDC presentando los datos fraudulentos.
     Sus disparates no pasan de ser los esfuerzos desesperados de los aturdidos ante el desarrollo vertiginoso de la capacidad de ataque nuclear de la RPDC por encubrir el fracaso de la política norteamericana de hostilidad a la RPDC mediante la intensificación del alboroto intrigante de "DDHH".
     Es una ilógica y clímax de cinismo al estilo norteamericano el que EE.UU., peor violador de DDHH del mundo y mayor amenazador de la vida del pueblo coreano, "se preocupe" de la situación de DDHH de alguien.
     Y, también, es muy ridículo que en aquel infierno de DDHH donde se cometen con frecuencia los crímenes anti-DDHH que consternan a todo el mundo, censuran a la situación de "DDHH" de otros.
     A medida que EE.UU. muestra más su malsano intento hostil de derrocar el régimen de la RPDC acusándola del problema de "DDHH", le responderemos con el fortalecimiento del disuasivo nuclear de autodefensa.

ACNC aconseja a EE.UU. ver correctamente la realidad
     Pyongyang, 29 de agosto (ACNC) -- Entró en la etapa extremadamente aventurera la campaña bélica de los Estados Unidos contra la República Popular Democrática de Corea.
     Pese a la fuerte oposición de la RPDC y otros países, EE.UU. y los títeres surcoreanos realizan al fin y al cabo el entrenamiento militar conjunto Ulji Freedom Guardian de gran envergadura sin precedente.
     El presente simulacro es una provocación militar para perpetrar la ofensiva sorpresiva nuclear contra la RPDC y constituye un grave desafío a la paz y la estabilidad regionales.
     Por más que el imperio se desespere por encubrir el belicismo y la peligrosidad del ejercicio, pondrá al desnudo su astuta naturaleza del destructor y perturbador de la paz y la estabilidad regionales.
     Lo prueban las voces de rechazo y condena de la sociedad internacional que coinciden en el tiempo con el inicio de Ulji Freedom Guardian.
     Un especialista ruso señaló que "Piensa que fue seleccionada por los organizadores del presente simulacro la orientación general que tiene como objeto la sustitución del gobierno y la eliminación de la RPDC". Añadió que el ejercicio puede agravar más la tensión y contiene la casualidad del estallido de choque. Prosiguió que si se intensifican de manera planificada las acciones militares se pueden causar otra guerra coreana.
     La agencia noticiera china Xinhua aseveró que el presente entrenamiento que supone el ataque total contra la RPDC obligará a ésta enfrentarle más ofensivamente y empeorará más la situación de la Península Coreana vulnerable e inestable.
     Varios especialistas norteamericanos insistieron en que EE.UU. debe volver a pensar en el entrenamiento militar con el Sur de Corea. Afirmaron que la RPDC no abandonará en cualquiera condición su arsenal nuclear y añadieron que el Norte de Corea amenaza al país norteamericano porque éste lo hace al primero.
     Ahora, un sinnúmero de las prensas y especialistas del mundo aconsejan a EE.UU. cesar las boberías como la sanción y el entrenamiento militar conjunto y despertarse de su vana ilusión conflictiva.
     Como insiste la sociedad internacional, el presente adiestramiento aumentará al máximo la peligrosidad de choque militar en la región y causará el catastrófico conflicto nuclear.
     EE.UU. debe responsabilizarse totalmente del empeoramiento de la situación, lo cual es la demanda de todo el mundo
     Además, esta exigencia deviene la advertencia que demanda controlarse a EE.UU. que hace esfuerzos desesperados despreciando la corriente de la época y la posición estratégica de la RPDC que ya entró dignamente en la primera fila de los países poseedores de armas nucleares y las potencia militares.
     El ejército y el pueblo coreanos ya declararon con solemnidad que darán en cualquier momento el ataque preventivo nuclear a los maniacos de guerra nuclear que maniobran para arrebatar con fuerza militar la cuna de vida y destruir el régimen socialista, destino de todos los coreanos.
     Ese ataque preventivo será despiadado, destructivo y definitivo.
     EE.UU. debe imaginar su territorio convertido en cenizas y en caos.
     El arrepentimiento viene atrás.
     El brusco desarrollo de armas nucleares de la RPDC que asombra a todo el mundo garantiza físicamente la voluntad y práctica de Corea.
     Ahora, es el momento en que EE.UU. debe portarse con prudencia viendo correctamente la realidad.
     Cuanto más el imperio yanqui se recurra sin parar a las maniobras hostiles anti-RPDC inclusive el simulacro de guerra nuclear de carácter agresivo y aumente los elementos amenazantes nucleares, tanto más se aumentará la capacidad de ataque nuclear de la RPDC y se adelantará el momento de arruinamiento del imperio norteamericano.