Follow by Email

miércoles, 15 de mayo de 2013

Sanciones Económicas de EE.UU. a la RPDC


Estimados amigos:
Les adjunto una breve lista preparada por los amigos de “viva corea del Norte” que reúne de forma sintética las sanciones impuestas por los EE.UU. a la RPDC.
Espero que les sirva para entender muchas de las cosas que suceden en la península coreana y sepan como el imperio trata de destruir este hermano país no sólo por la vía militar sino también económica.

Corea del Norte, en 1990, acumulaba dos tipos de sanciones económicas, que conforman su particular bloqueo. Por un lado, es junto a Cuba el único país en estar sometido a la Ley Norteamericana Contra Estados Hostiles. Por otro lado, desde 1988 fue designado por Estados Unidos como “Estado que respalda el terrorismo”.

Las sanciones por ser un estado “hostil” provienen de la Guerra de Corea, que finalizó en 1953. Desde entonces, Corea del Norte ha tenido sanciones muy rigurosas que prohíben los intercambios económicos con Estados Unidos. Esto incluye sanciones contra las transacciones financieras y monetarias, por no hablar de las inversiones y el comercio.

También sufre la no existencia de garantías legales en el comercio internacional y la falta de controles y regulaciones al uso. Las exportaciones también se prohíben a través de terceros países. Además, cualquier propiedad en suelo americano que pueda beneficiar a la RPD de Corea queda automáticamente bloqueada.

La ley contra estados terroristas se aplicaba en 1990 contra Cuba, Irán, Irak, Corea y Libia. Bajo esta ley antiterrorista, Corea no puede comprar en un país extranjero un producto que contenga piezas norteamericanas.

Pero Estados Unidos no es el único país que mantiene sanciones contra Corea, Japón también aplica sanciones contra el país y, de hecho, no reconoce ni siquiera su existencia. Además, Japón hostiga a la organización de coreanos residentes en Japón, la Chongryon, que mantiene estrechas relaciones con Pyongyang. De esta manera, los coreanos de ultramar no pueden enviar dinero por cauces legales a sus familias en Corea.

En 1994, Estados Unidos y Corea del Norte firmaron el Acuerdo Marco, tras la primera disputa nuclear. El acuerdo recogía una claúsula que decía así: “en el plazo de tres meses tras la firma de este documento, ambos países reducirán las barreras al comercio y la inversión, incluyendo las restricciones en servicios de telecomunicaciones y las transacciones financieras”.

Sin embargo, Estados Unidos incumplió sistemáticamente el acuerdo, ya que cuando lo firmó únicamente esperaba ganar tiempo hasta que Corea del Norte colapsara. En 1996, Estados Unidos abrió una pequeña rendija dentro del bloqueo. En concreto, a productos que pudieran considerarse de uso “humanitario”: alimentos, medicinas,...

Pero pronto Estados Unidos comenzó a usar con fines políticos el bloqueo, ofreciendo levantarlo a cambio de concesiones políticas por parte de Pyongyang. Kim Jong Il, al respecto, dijo que lo fundamental era mantener los principios socialistas y que en los principios no había concesiones. Para él, los principios socialistas fundamentales son lo siguiente:

“El liderazgo correcto que el partido de la clase obrera realiza para satisfacer los intereses de las masas populares y sus demandas de independencia; así como la propiedad socialista de los medios de producción, que debe ser protegida a toda costa, y la actitud anti-imperialista.”
De esta forma, la confrontación con Estados Unidos se hizo inevitable y estos impusieron nuevas sanciones para tratar de contribuir a la caída del socialismo en Corea.

martes, 14 de mayo de 2013

Portavoz del MINREX critica la sofistería de presidente de EE.UU.


Nuestro instituto continúa con su férrea tarea de comunicar y difundir los manifiestos del pueblo y gobierno coreano sobre este tema tan ensombrecido por la campaña de los Yanquis, quienes continúan con su política hostil hacia la RPDC y buscan la guerra, que ojalá es no suceda, pero los EE.UU. y sus títeres están advertidos que la RPDC no dejará que se mancille su honra y mucho menos su territorio.

Atte. 

Yuri Castro Romero

    Pyongyang, 10 de mayo (ACNC) -- Con respecto a que Estados Unidos continúa con su farsa para eludir la responsabilidad de haber llevado a la peor fase la situación de la Península Coreana, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea dio el día 10 la siguiente respuesta a la ACNC:
    Hace poco, el presidente estadounidense alentó a la gobernante surcoreana, que viajó a su amo gringo, pronunciando disparates anti-RPDC como "provocación" y "amenaza" que tergiversan la verdad.
    La confrontación RPDC-EE.UU., agudizada nuevamente en estos tiempos, se debe a los brutales actos hostiles de EE.UU. que acusó el lanzamiento de satélite artificial con fines pacíficos de la primera.
    Frente a la escalada de actos hostiles de EE.UU., no hicimos nada más que tomar las mínimas contramedidas de autodefensa para defender la soberanía y la seguridad del país.
    Por primera vez en la historia, EE.UU. mandó abiertamente al espacio aéreo de la Península Coreana todos sus medios de ataque nuclear aéreo como B-52, B-2A y F-22 ejerciendo a la RPDC la amenaza nuclear nunca vista antes. Así causó la fuerte reacción de la RPDC para la autodefensa y la situación llegó al borde de guerra.
    Según la opinión pública mundial, en la Península Coreana se da la señal de relajamiento de la situación después del fin de los ejercicios militares conjuntos EE.UU.-Sur de Corea. Esto evidencia que la causa de agravación de la tensión reside en la política hostil y las acciones de amenaza militar de EE.UU. contra la RPDC.
    Partiendo de su objetivo implícito de implementar su estrategia de dar importancia a la región de Asia-Pacífico, EE.UU. agravó tanto la situación de la Península Coreana y tomándolo por pretexto, insiste en la renovación de la alianza de seguridad, la reafirmación del compromiso de defensa, el establecimiento del sistema común de defensa antimisil y la inversión en esta labor.
    EE.UU. miente que todas sus acciones militares son "defensivas" y todas nuestras acciones resultan "provocativas", lo cual deviene un sofisma más pueril que la propaganda de las décadas de 1950 y 1960 de que los comunistas tienen cuernos en la cabeza.
    Por mucho que el presidente estadounidense intente camuflar su sofistería con palabras bien hilvanadas, la sofistería se queda como sofistería y él no podrá engañar al mundo con mirada aguda.
    Mientras EE.UU. no suspenda sus actos hostiles anti-RPDC ni deje la enemistad, no se eliminará la causa de tensión y se repetirán sin falta la agravación de la situación y el peligro de conflicto.
    El presidente norteamericano deberá reflexionar a tiempo de su erróneo punto de vista y tener la valentía de corregirlo, en lugar de referirse al "cambio" de alguien.

jueves, 2 de mayo de 2013

Rodong Sinmun inculpa a EE.UU. de actual crisis nuclear de la Península Coreana


Nuestro Instituto se solidariza no sólo con lo manifestado por Rodon Simnun; sino también con la RPDC y nos pronunciamos en contra de la loca Carrera de destrucción que quiere imponer el Imperio Yanqui a la península coreana.
Acusamos a los EE.UU. y sus títeres de suceder una reanudación de la guerra de Corea
Atte.
Yuri Castro 

Pyongyang, 30 de abril (ACNC) -- En artículo de un comentarista divulgado este martes, el diario Rodong Sinmun revela que EE.UU. es el responsable de la crisis de guerra nuclear, nunca vista antes en la historia, porque practica obstinadamente la política de hostilidad y aplastamiento contra la RPDC con la ambición de dominar el mundo.

Ahora las opiniones públicas del mundo hacen comentarios sobre los graves problemas que entraña la situación actual de la Península Coreana en la encrucijada de guerra nuclear, comienza el diario y continúa:
    Para aclarar la verdad de esa crisis nuclear, hay que conocer la esencia del problema coreano.
    El problema de la Península Coreana, surgido con la ocupación del suelo surcoreano por EE.UU., sigue pendiente durante más de 60 años siendo una prioridad entre los problemas internacionales.
    EE.UU. es el agresor y el territorio surcoreano es su colonia.
    Por lo tanto, el problema coreano es el de confrontación entre la parte no agresora (RPDC) y el agresor (EE.UU.).
    Agredir a la RPDC usando todos los medios y métodos, ocupar la zona del río Amnok y el Tuman para usarla como cabeza de puente y tomar la amplia zona del continente euroasiático presionando a China y Rusia, he aquí el intento estratégico de los elaboradores de la política de EE.UU.
    Para justificar sus acciones agresivas, el imperio describe como injustas las justas medidas legítimas y de autodefensa de la RPDC.
    Él es el autor que ha agravado la confrontación con la RPDC como la de armas nucleares.
    En el período de la pasada guerra coreana, EE.UU. intentó varias veces usar las bombas atómicas contra el pueblo coreano y en el tiempo posbélico, introdujo en gran medida en el territorio surcoreano las armas nucleares.
    La RPDC se vio obligada a poseer las armas nucleares para frustrar las aventureras tentativas de guerra nuclear de EE.UU. y defender la seguridad de la nación y la paz de la Península Coreana y el resto de Asia.
    La RPDC presentó la línea de desarrollo paralelo de la construcción económica y la de fuerzas armadas nucleares y la refrendó por ley ante la evidencia de que el imperio no abandona su política de hostilidad y aplastamiento encaminada al desarme nuclear y derrumbe del régimen de la RPDC.
    Frente a la política agresiva de EE.UU. a Corea basada en armas nucleares, la RPDC defenderá la soberanía del país con la nueva línea de desarrollo paralelo y cumplirá la causa de construcción de un Estado próspero socialista.