Follow by Email

lunes, 21 de septiembre de 2015

Gran Dirigente del Partido


                                                                                    
El Partido del Trabajo de Corea que el 10 de octubre de este año cumple 70 años es calificado por el pueblo como partido madre.
Su gran Dirigente es Kim Jong Un.
“Nuestro Partido está firmemente decidido a lograr que nuestro pueblo, el mejor del mundo que ha seguido con lealtad al Partido sobreponiéndose a todas las pruebas, no se apriete más el cinturón y disfrute plenamente de una vida digna en este régimen socialista.”, dijo en la parada militar por el centenario del natalicio de  Kim Il Sung efectuada a raíz de que fue electo (11 de abril de 2012) Primer Secretario del PTC.
El amor al pueblo le sirve de punto de partida para todo su pensamiento y todas sus actividades y deviene supremo principio y objetivo de la política que él practica.
Dejó inscrito su autógrafo ¡Sirvamos al pueblo! en los documentos que le elevaron los funcionarios, y viendo nuevas construcciones ora preguntó a los acompañantes si las gentes gustaban de ellas, ora les advirtió que lo primero era darles comodidades a las personas, que debían serles agradables, ser accesibles por ellas, ora les sugirió no escatimar nada para el pueblo y hacerlas impecables para embregar a este, inculcando en ellos la elevada conciencia de ser servidores del pueblo. En su visita a un parque de atracciones, viendo que no estaba bien mantenido, recriminó duramente a los responsables diciendo: Es lugar que está a disposición del pueblo. ¿Para qué valen los descuidados y que no sienten el remordimiento de conciencia, no sienten apenados, y que no aprecian a las personas, aunque sean miles y decenas de miles?
Este sublime amor al pueblo suyo es inconcebible al margen de su concepto de este.
Kim Jong Un considera al pueblo como el ser más precioso y potente del mundo. Su filosofía política y divisa consisten en que para el pueblo existen tanto los cuadros como el líder y que se debe hacer revolución confiando en aquel, dueño de esta y su construcción y apoyando en él.
Encomienda a los funcionarios hacer prioritario y absoluto el interés del pueblo y correr y correr hasta desgastarse la suela de los zapatos para aquel. Se trata de la exigencia también a sí mismo, cuya prueba es su visita de orientación a la construcción del Área de Recreo del Pueblo de Rungna terminada en julio pasado. Se personó en la obra tres veces en poco más de dos meses e impartió concretas instrucciones para hacer del parque el universal, de primera categoría mundial. También en vísperas de la inauguración del lugar de interés se presentó y visitó la cancha de minigolf, la piscina pública, el delfinario, etc., preocupándose por que tuvieran defectos. Asistió al acto de inauguración, recorrió varios lugares donde se oía algazara del público y se mostró muy contento por la magnificencia del parque.
He aquí otra prueba.
Kim Jong Un visitó nuevas viviendas del reparto Changjon construidas en la parte céntrica de Pyongyang y en una palpó el suelo; en un restaurante inaugurado, incluso probando sentarse en una silla, sugirió encarecidamente mantener firmemente el principio de considerar primero la comodidad y luego la belleza para que el usuario no sintiera inconveniencia; en el Teatro del Pueblo recién construido, al ver el palco, advirtió eliminarlo diciendo que si en lo adelante viniera al lugar a ver el espectáculo, se sentaría en un asiento ordinario.
Su solicitud que dispensa al pueblo llega a fábricas, áreas rurales, aldeas, escuelas, jardines de infancia, guarderías y otros lugares del país.
Al comienzo del junio pasado hizo poner en vuelo un avión especial para los niños que participaran en la Reunión Nacional Conjunta de la Organización de Niños de Corea y en julio tomó medida de emergencia, la de movilizar hasta un aeroplano del Ejército Popular de Corea para salvar a 60 personas que se encontraban en la agonía como víctimas de la inundación en una localidad. Dondequiera que acude se fotografía sin ceremonia alguna junto con trabajadores ordinarios y soldados bien brazo a brazo, bien hombro a hombro.
Su solicitud admira a cualquier de los coreanos, que están dispuestos a seguir con lealtad su dirección.
El PTC liderado por Kim Jong Un, por disfrutar de absoluto apoyo y confianza del pueblo, es siempre victorioso.


Eterno Secretario General del Partido del Trabajo de Corea



El Partido del Trabajo de Corea tiene como su eterno Secretario General a Kim Jong Il que falleció inesperadamente en diciembre del año pasado, lo cual no es algo simbólico en modo alguno.
La ideología y el lineamiento de Kim Jong Il le sirven al PTC de sempiterna guía directriz.
Desde que iniciara su trabajo el 19 de junio de 1964 en el CC del Partido se empeñó para profundizar y enriquecer de acuerdo con la exigencia de la época y la revolución en desarrollo la idea Juche de Kim Il Sung, fundador de la Corea socialista. Precisó esta idea rectora del Partido como la integridad de la idea, teoría y metodología del Juche, haciendo gran contribución al campo de la ideología y teoría del Partido. En todas las etapas de la construcción socialista publicó muchas obras que dan profundas aclaraciones a los problemas teórico-prácticos planteados. Sus pensamientos y doctrinas son los enciclopédicos que abarcan todos los dominios de la vida social como la construcción del partido, el Estado, el ejército, la economía, la enseñanza, la salud pública, la literatura, el arte, el deporte, etc. Sus ideas y teorías enunciadas en El socialismo es ciencia, Priorizar la labor ideológica es requisito indispensable para el cumplimiento de la causa socialista, Para mantener el espíritu Juche y la nacionalidad en el proceso revolucionario y constructivo y muchas otras obras tienen gran significado para fomentar e impulsar la causa socialista y la de independencia en el mundo.
Sobre todo, su original doctrina política Songun hace posible defender fidedignamente la soberanía nacional y mantener firmemente la independencia de las masas populares hoy cuando los imperialistas recurren cada día más a la política de fuerza, y cuya justeza y vitalidad fueron comprobadas patentemente por la actualidad de Corea. Kim Jong Il, al presentar la teoría de la construcción de un país socialista, poderoso y próspero, a base del fortalecimiento de la capacidad defensiva del país en todos sus aspectos, le abrió a la población un porvenir más espléndido.
Sus pensamientos y doctrinas son invariable verdad y eterna bandera de la victoria para el PTC y el pueblo coreano que avanzan todos para la construcción de un país socialista, poderoso y próspero, para la victoria final.
Los extraordinarios méritos de Kim Jong Il que realizó liderando decenas de años el PTC le sirven al pueblo coreano de perdurable fuerza motriz para impulsar con dinamismo la causa socialista.
Kim Jong Il orientó al PTC a que junto con las masas populares se confundiera en un solo cuerpo con una idea y voluntad y les sirviera y que tuviera recia disciplina y gran combatividad, lo cual es uno de sus extraordinarios méritos.
Condujo correctamente el empeño del pueble coreano para el socialismo, produciendo saltos trascendentales que serían registrados en la historia. Aplicando la original política Songun elevó al país que antes de un siglo por ser débil en lo militar, se vio caer bajo la ocupación del imperialismo japonés, a la posición de la potencia militar mundial. Aun haciendo frente a las extremadas sanciones y bloqueos económicos de las fuerzas aliadas imperialistas capitaneadas por Estados Unidos, presentó un gran proyecto de la construcción de un país socialista, poderoso y próspero, y promovió una revolución industrial de la nueva centuria, asentando una base de eterna duración para la construcción de la potencia económica.
Se debe enteramente a su sabia dirección el que hoy Corea hace gala de su dignidad y poderío como uno de los contados países de satélite y nucleares del mundo.
Kim Jong Il que en toda su vida tomaba como su divisa considerar al pueblo como el cielo, definió fomentar continuamente el bienestar del pueblo como supremo principio de las actividades del Partido y se empeñó para lograrlo. Todos sus pensamientos y actividades propendían a asegurarle felicidad al pueblo. Orientó con escrupulosidad que el PTC cumpliera debidamente su misión como partido en servicio al pueblo y todos los funcionarios partidistas, como sus fieles servidores. En el viaje de trabajo siempre visitaba sin cumplido casas de las gentes, analizaba su vida y leía en su alma, atendiéndolas solícitamente como el padre carnal. En todo momento estaba entre las personas y prestaba oído a sus opiniones, para reflejarlas en las líneas y políticas del Partido y el Estado que establecieran. Era para los coreanos el PTC, madre que se encarga tanto de su destino como de su porvenir.
Consagró todo lo suyo para el enriquecimiento y la prosperidad del país y la felicidad del pueblo. Si era para esto, no hizo caso de su cansancio que sentía y del rigor de la nevasca, el frío, el chubasco y el bochorno al que se exponía. Sin tomar ni un momento de descanso hasta el último momento de su vida recorrió a lo largo y ancho del país para orientar el empeño del pueblo coreano para la construcción de la potencia económica. Lo siguió a pesar de las disuasiones de los doctores, hasta caer en el tren vencido de la acumulación de las fatigas y desvelos.
Es demasiado natural que el pueblo coreano lo tiene como su gran padre, como su eterno Dirigente.
Kim Jong Il vive siempre junto con el invencible PTC que orienta la marcha general del pueblo coreano para la construcción de un país socialista, poderoso y próspero.


sábado, 12 de septiembre de 2015

MINREX rechaza campaña anti-RPDC de EE.UU. en el tema de "DDHH"



    Pyongyang, 10 de septiembre (ACNC) -- Con respecto a que Estados Unidos y otras fuerzas hostiles intentan armar otro alboroto anti-República Popular Democrática de Corea acusándole del "problema de derechos humanos" en la palestra de la ONU, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la RPDC dio el día 10 la siguiente respuesta a la ACNC:
    En el período de la 30ª reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que se efectuará desde el día 14 que viene en Ginebra, las fuerzas hostiles pretenden convocar el "encuentro de especialistas" sobre el "problema de DDHH" de la RPDC e invitar a los "especialistas en DDHH" a la farsa anti-RPDC.
    En este "encuentro" que se realizará bajo el control trasero de EE.UU. y por la iniciativa de sus satélites, los "especialistas" pronunciarán intervenciones por temas basados en los datos intrigantes anotados en el "informe de investigación" y la "resolución de DDHH" cuya falsedad ya se puso al desnudo.
    El "informe de investigación" contiene el testigo falsificado de las chusmas como "fugitivos norcoreanos" tergiversando y censurando la realidad de la RPDC donde se aseguran al máximo los derechos humanos.
    Los "fugitivos norcoreanos" a que las fuerzas hostiles presentan como "testigos", sin excepción alguna, son escorias humanas que se huyeron de la RPDC por haber cometido pillaje, violación sexual, secuestro a niños, tráfico de seres humanos y otros crímenes. Perseguiremos hasta el último a esos fugitivos criminales y descubriremos su verdadera naturaleza.
    Si los que no vieron con sus propios ojos la realidad de la RPDC ni saben correctamente el régimen de aseguramiento de DDHH de la RPDC, censuran la situación de "DDHH" de nuestro país, esto parte del malsano motivo político.
    Después del arreglo del problema nuclear de Irán, EE.UU. insiste en intensificar la "presión de DDHH" anti-RPDC y malemplea los medios y métodos groseros a la provocación política anti-RPDC abusando de la ONU.
    A esta farsa se adhieren al frente la Unión Europea y Japón. En particular, Japón es más celoso con el "encuentro de especialistas". Parece que el país isla va a romper los acuerdos RPDC-Japón.
    Recientemente, los medios de prensa occidentales reportaron que "el informe de investigación y la resolución sobre la situación de DDHH del Norte de Corea toman por meta el cambio del régimen norcoreano" y que "EE.UU. y sus aliados persiguen el cambio del poder del Norte de Corea mediante la campaña de DDHH anti-RPDC".
    Tales hechos insinúan cuál es el objetivo del "encuentro de especialistas".
    Cuanto más se aumenten las maniobras de EE.UU. y otras fuerzas hostiles tendentes a derrocar el más ventajoso régimen socialista de la RPDC, considerado como vida y terreno de la vida feliz del pueblo coreano, se hará tanto más fuerte nuestra voluntad de represalia intransigente.


martes, 8 de septiembre de 2015

Retiro de tropas norteamericanas de Sur de Corea es urgente demanda de la época, apunta portavoz de MINREX de RPDC



    Pyongyang, 7 de septiembre (ACNC) -- Con motivo del aniversario 70 de la ocupación del Sur de Corea por las tropas norteamericanas, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea publicó el día 7 una declaración como sigue:
    Desde la ocupación del Sur de Corea por las tropas norteamericanas hasta hoy, EE.UU. ha venido cometiendo persistentemente las imprudentes maniobras hostiles tendentes a perpetuar la división de Corea y aplastar la RPDC a contrapelo de la unánime aspiración de todo el pueblo coreano a la paz y la reunificación.
    Detrás de la guerra y todos los conflictos armados ocurridos durante 70 años en la Península Coreana se encuentra EE.UU. que estaciona durante largo tiempo sus fuerzas armadas de gran tamaño y recurren a las acciones militares de carácter provocativo.
    Los simulacros EE.UU.-Sur de Corea sirven de una causa principal que exacerba la confrontación y desconfianza no sólo entre la RPDC-EE.UU. sino también entre el Norte y el Sur de Corea.
    En la actualidad, esta peligrosa farsa bélica entra en la etapa extremadamente imprudente de perfeccionar e impulsar en la práctica el guión de ataque preventivo y sorpresivo contra la RPDC como OPLAN 5015 recién publicado.
    La ocupación de las tropas norteamericanas en el Sur de Corea sirve de un motivo para los ejercicios bélicos de agresión que se libran seguidamente en el Sur de Corea contra la RPDC.
    EE.UU. necesita el pretexto para el aumento de las fuerzas armadas según la "estrategia de reequilibrio" de Asia-Pacífico tendente a dominar el mundo.
    Para este fin, desarrolla periódicamente las acciones militares provocativas para mantener siempre la tensión en la Península Coreana.
    Mientras EE.UU. estacione en el Sur de Corea sus tropas de gran tamaño y tome el derecho de mando supremo del ejército surcoreano, las relaciones Norte-Sur de Corea se verán obligadas a recibir la influencia de EE.UU.
    Hoy en día, se presenta como demanda impostergable de la época retirar a las tropas norteamericanas ocupantes del Sur de Corea de acuerdo con la resolución de la 30ª reunión de la Asamblea General de la ONU.
    Puesto que el Norte y el Sur de Corea demostraron a todo el mundo la capacidad de superar la crisis muy tirante y defender la paz entre los connacionales, es inaceptable la excusa vieja de la "ocupación" de las tropas norteamericanas para "asegurar la estabilidad de la Península Coreana".


Asociación de Estudio de Derechos Humanos de Corea revela crímenes anti-DDHH de EE.UU. y el Occidente



    Pyongyang, 7 de septiembre (ACNC) -- La Asociación de Estudio de Derechos Humanos de Corea (AEDHC) publicó el día 7 el informe sobre los crímenes anti-DDHH de EE.UU. y otros países occidentales.
    Hoy día, se aumentan los esfuerzos de los países para asegurar los auténticos derechos humanos en todas las esferas de la vida social.
    Pero, EE.UU. inventa cada año a sus caprichos el "informe sobre la situación de derechos humanos de cada país" como si fuera el "juez de DDHH".
    Y ejerce junto con los países satélites la presión política y comete la intervención en los asuntos internos de los países seleccionados.
    A citar un ejemplo, arma el grosero alboroto de "DDHH" contra la República Popular Democrática de Corea.
    Mediante la campaña de "DDHH" anti-RPDC, EE.UU. y sus satélites se desesperan absurdamente por manchar la imagen prestigiosa de este país socialista y derrocar la ideología y régimen optados por el pueblo coreano.
    EE.UU., violador de DDHH más bárbaro del mundo, es el primer país a ser castigado.
    El informe de la AEDHC revela la situación miserable de DDHH en los países occidentales, en particular, en EE.UU.
    Al referir con datos concretos los crímenes de violación de derechos humanos que cometen EE.UU. y los países occidentales contra los colectivos específicos y en todos los dominios de la vida social como la política, la economía, la ideología y la cultura, analiza su carácter criminal e injusto en virtud de los reglamentos internacionales de DDHH.
    Argumenta que tales crímenes no son actos casuales de algunas personas o entidades individuales sino son resultados inevitables del régimen reaccionario y la política antipopular de aquellos países en materia de derechos humanos.
    El informe fue elaborado en colaboración con varios órganos, entidades sociales y organizaciones, organismos académicos y los especialistas en los derechos humanos de varios dominios del país.
    El informe consta de 6 capítulos.
    El capítulo I analiza en detalles que en cuanto a la libertad y los derechos políticos, en EE.UU. y los países occidentales que se autodenominan como modelos de la "libertad y democracia", se discriminan, se restringen y se violan la ideología, religión, palabra, prensa, mitin, asociación y elecciones.
    El capítulo II critica que en el dominio de los derechos civiles se cometen abiertamente las torturas y violencias crueles, terrorismo y matanza, tráfico y secuestro de seres humanos, arresto y encarcelación ilícitos, etc.
    Los capítulos III y IV denuncian que en los dominios de los derechos socioeconómicos y socioculturales se ven pisoteados los derechos humanos por el hambre, penuria, desempleo, discriminación, servicios médicos para los privilegiados, educación plutocrática, el modo de vida corrupta, etc.
    El capítulo V notifica que la violación de los derechos de colectivos específicos se expresa concentradamente en el maltrato a los niños, violación a las mujeres, discriminación a discapacitados y minorías, injuria a los refugiados y xenofobia.
    El capítulo VI revela que en los países occidentales, en particular, en EE.UU., está legalizada y politizada la discriminación racial.
    Como narra el documento, los actos de violación de DDHH en EE.UU. y los países occidentales son horrorosos crímenes de lesa humanidad causados por el criterio y posición inhumanitarios y reaccionarios sobre los DDHH y por el régimen social antipopular.
    El informe de la AEDHC sobre los crímenes anti-DDHH de EE.UU. y otros países occidentales pondrá al desnudo el aspecto hipócrita de estos países que abogan por la "protección y fomento de DDHH" preconizando la "democracia", la "legalidad" y la "universalidad de los derechos humanos" y acusará a los países criminales al tribunal de DDHH.


domingo, 6 de septiembre de 2015

CJC califica a EE.UU. de autor de exacerbación de situación de Península Coreana




    Pyongyang, 5 de septiembre (ACNC) -- Con motivo del 70º aniversario de la ocupación de Estados Unidos al Sur de Corea, el Comité de Juristas de Corea (CJC) hizo público el día 6 un acta para revelar quién exacerba la situación de la Península Coreana, quién acarrea el peligro de la guerra nuclear y quién pone obstáculos en la paz y la reunificación de Corea.
    La ocupación de las tropas norteamericanas al territorio surcoreano es el producto de la agresiva política de Estados Unidos sobre Corea.
    Inicia así el documento y continúa:
    El país norteamericano, que sabía bien sobre la importancia de la posición geopolítica, estratégica y militar de la Península Coreana, extendió desde hace ciento y decenas de años sus garras de agresión a Corea y se valía de astutas y perversas maniobras para conquistar Corea y su intención se puso más abierta a fines de la Segunda Guerra Mundial.
    Cuando se aproximaba la liberación de Corea por la resistencia heroica antijaponesa del pueblo coreano, EE.UU. intentaba dividir la Corea en dos partes tomando a su antojo el paralelo 38º como línea de demarcación, antes de que el Ejército Revolucionario Popular de Corea y el ejército de URSS ampliaran más en Corea la zona de operación.
    La ocupación de una parte coreana es la invención bien calculada por EE.UU. para tener derecho a la palabra en los asuntos coreanos y para realizar su meta de ocupar todo el territorio coreano tomando como trampolín el suelo surcoreano y a la larga dominar Asia y el resto de mundo.
    A fin de este objetivo, EE.UU. ocupó el Sur de Corea el 8 de septiembre de 1945 sin tirar ni una bala, bajo el pretexto de desarmar a las tropas japonesas estacionadas en la parte sureña del paralelo 38º.
    Desde los primeros días de su ocupación, las tropas norteamericanas enmascaradas de "liberadoras" ejercían la brutal dominación militar fascista para colonizar al Sur de Corea actuando como fuerzas de ocupantes.
    Debido a la ocupación militar ilegal de EE.UU. se inició la historia de división de la nación coreana que tiene una larga historia de cinco milenios.
    Y el acta puso en claro la injusticia de la política hostil a Corea de EE.UU. que agudiza la confrontación y la situación militares de la Península Coreana como sigue:
    Para alcanzar la ambición agresiva de tomar toda Corea, EE.UU. aplicaba brutalmente la política hostil contra el pueblo coreano levantado en la construcción de nueva sociedad, considerando como enemigo al Norte de Corea del paralelo 38º desde los primeros días de su ocupación sobre el Sur de Corea.
    EE.UU. declaró la guerra fría después del cese de fuego de la Segunda Guerra Mundial y provocó la bandidesca guerra de agresión contra la República Popular Democrática de Corea, empleando las fuerzas armadas para realizar la estrategia antisocialista e abusó de modo ilegal el nombre de la ONU para cumplir con su abominable ambición.
    El Acuerdo de Armisticio de Corea, firmado el 27 de julio de 1953, no es el acuerdo del fin de guerra ni tampoco el de la paz.
    Sin embargo, el país norteamericano tomó intencionalmente el camino de prolongar el estado de armisticio.
    En junio de 1954, Introdujo en el suelo surcoreano las armas nucleares y otros pertrechos de guerra e intensificó los ejercicios bélicos de diferentes tipos. De esta manera, agravó constantemente la situación de la Península Coreana destruyendo de modo sistemático los artículos medulares del Acuerdo de Armisticio.
    La política norteamericana de hostilidad a la RPDC se expresó no sólo en la amenaza militar y los frenéticos ejercicios de guerra nuclear sino también en sus maniobras de aislamiento y aplastamiento a la RPDC.
    En el tiempo pasado, EE.UU. estableció las relaciones diplomáticas con la ex URSS y otros países de Europa Oriental que tenían diferentes ideales y regímenes, pero, negó establecerlas con la RPDC y se opuso a llamar oficialmente el nombre del país.
    Al autodenominarse como "única superpotencia" del mundo después del fin de la guerra fría, calumnió como "eje del mal", "país bribón" y "base avanzada de tiranía" a la RPDC que mantiene la posición independiente sin obedecerle a ciegas. Y al mismo tiempo, difundió los rumores erróneos cuestionando el "problema nuclear y de DDHH" de la RPDC y armó alboroto de aislamiento y aplastamiento a la RPDC abusando del nombre de la ONU y otras organizaciones internacionales.
    El gobierno de la RPDC se esforzó invariablemente por acabar con la persistente política hostil anti-RPDC de EE.UU.
    Se empeñó por sustituir el Acuerdo de Armisticio por el convenio de paz partiendo de la voluntad sincera de prevenir la guerra en la Península Coreana aun en la situación en que se aumentaban más la tensión militar y la amenaza de guerra de EE.UU.
    En 1974 propuso las conversaciones con EE.UU. en el tercer período de sesiones de la V Legislatura de la Asamblea Popular Suprema, y en 1984, las conversaciones tripartitas RPDC-EE.UU.-Sur de Corea.
    Y en 1998, para salvar la situación creada por las maniobras yanquis tendentes a eliminar el aparato de armisticio, propuso de nuevo sostener las negociaciones militares RPDC-EE.UU. a favor del establecimiento de un nuevo sistema de preservación de paz e instituir la organización conjunta militar tripartita para la distensión de la Península Coreana.
    En la histórica Cumbre Norte-Sur sostenida en 2007, ambas partes coreanas comprendieron la necesidad de eliminar el actual sistema de armisticio y establecer el otro de paz duradera y aprobaron la Declaración del 4 de Octubre de cooperar en la promoción de la declaración del fin de la guerra en la Península Coreana en la cumbre tripartita o la cuartita.
    Dado que la política norteamericana de hostilidad se extendía a la imprudente amenaza de ataque nuclear a la RPDC y se veían amenazadas gravemente la soberanía nacional y la vida de la nación coreana, la RPDC se esforzó por eliminar la amenaza nuclear de EE.UU.
    En el proceso de confrontación con EE.UU. de 70 años, el poderío militar de la RPDC consolidado bajo la bandera de Songun llegó a la máxima altura con la capacidad de responder a la guerra de todas las formas deseadas por EE.UU.
    Es invariable la posición del gobierno de la RPDC de fortalecer más en lo cualitativo y cuantitativo el disuasivo nuclear para defender la soberanía nacional y el socialismo y lograr la paz y la seguridad de la Península Coreana, mientras continúen la ocupación del Sur de Corea por EE.UU. y la política norteamericana de hostilidad.