Follow by Email

martes, 8 de marzo de 2016

CDN de RPDC publica declaración



      Pyongyang, 7 de marzo (ACNC) -- En relación con que los imperialistas yanquis y los títeres surcoreanos decidieron desarrollar desde hoy el entrenamiento militar conjunto Key Resolve y Foal Eagle 16 de mayor envergadura, el Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea hizo pública el día 7 una declaración.
     Los yanquis y los títeres surcoreanos hablan tanto de que el presente simulacro deviene una "presión importante" según la "resolución de sanción" de la ONU, fabricada injustamente cuestionando sin razones la prueba de la primera bomba H de carácter autodefensivo y el lanzamiento de satélite de observación de la Tierra Kwangmyongsong-4 de la RPDC.
     Los enemigos inflamados por la extremada fiebre de agredir al Norte (de Corea), abandonaron hasta el vistoso rótulo como "anual" y "carácter defensivo".
     Redobla la gravedad de la situación actual el hecho de que los enemigos decidieron desarrollar el simulacro a manera de cumplimiento de guerra real de ejecutar hasta la "operación de descabezamiento" que persigue atentar a nuestra Dirección Suprema y derribar nuestro régimen ateniéndose al aventurero "OPLAN 5015".
     Con respecto a que la situación creada ha llegado a la fase tan rigurosa que no se puede observar con brazos cruzados, el Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea declara la siguiente posición de principios:
     1. Nuestro ejército y pueblo coreanos entrarán en la ofensiva general para hacer frente total a la furia provocativa de guerra de agresión del imperio yanqui y las fuerzas seguidoras que insatisfechos con violar flagrantemente la soberanía y la seguridad de la digna RPDC se desesperan para llevar nuestro espacio de subsistencia al torbellino de la calamidad nuclear.
     La tragedia es que Estados Unidos y las fuerzas seguidoras no perciben todavía cómo la injusta e ilegal "sanción" hace convertir este territorio en el violento crisol de exterminio a los enemigo y cómo la locura de guerra de agresión al Norte acompañada de amenaza nuclear enfurece la ira de los uniformados y civiles coreanos.
     Dado que los enemigos recurren estúpidamente a los medios militares inclusive el ataque nuclear a la RPDC, nuestro ejército y pueblo se levantarán en la ofensiva general para manifestar sin reserva el inagotable poderío militar, cuyo medula son las fuerzas armadas nucleares, consolidadas bajo la consigna de exterminio completo al imperio yanqui y a los traidores títeres.
     2. Frente a la rigurosa situación en que los enemigos hacen esfuerzos desesperados por eliminar la soberanía y el derecho a vivir de la RPDC, nuestro ejército y pueblo tomarán la contramedida militar de ataque preventivo para darles un golpe demoledor y despiadado.
     Contamos con el autóctono modo de enfrentamiento militar con que podemos defender inexpugnablemente la patria socialista desde cualesquier agresión y guerra de este mundo.
     Puesto que el presente simulacro de los enemigos es la abierta provocación de guerra nuclear contra la soberanía de la RPDC, nuestras contramedidas militares también serán el ataque nuclear más sorpresivo y ofensivo.
     Nuestro despiadado ataque nuclear demostrará de modo escalofriante a quienes se entregan a la agresión y la guerra cuál es el ímpetu militar de Corea del Juche.
     El ataque preventivo nuclear de justicia se ejecutará según el orden señalado en la declaración crucial de nuestra Comandancia Suprema.
     3. Si los enemigos se atreven a mostrar un mínimo alboroto militar hablando tanto de la "operación de descabezamiento" que persiguen atentar nuestra Dirección Suprema y derrumbar nuestro régimen, les responderemos con la justa guerra sagrada para la reunificación sin perder esta oportunidad para lograr el máximo anhelo de la nación coreana.
     Ya tenemos el plan de operaciones militares a estilo nuestro firmado por la dignificada Dirección Suprema para lograr la emancipación del Sur de Corea y golpear el territorio norteamericano.
     Según ese plan, entraron en la posición de combate los medios ofensivos que toman como su blanco a los importantes objetos de la zona operacional de Sur de Corea y se hallan en el constante estado de espera de lanzamiento los poderosos medios de ataque nuclear apuntando las bases de tropas agresoras yanquis en Asia-Pacífico y el territorio principal de EE.UU.
     Si apretamos ahora mismo el botón de lanzamiento, los proyectiles lanzados convertirán en un santiamén a las bases principales de provocación en un mar de fuego y en cenizas y a los bienes estratégicos nucleares del imperio yanqui estimados como salvador por los títeres surcoreanos, independientemente que se encuentren en cielo, mar y tierra, en chatarras irreparables.
     El tiempo testimoniará cómo se acabará la historia criminal del imperialismo yanqui engordado con la agresión y la guerra y cómo se dará punto final a la vergonzosa vida restante de la horda de Park enloquecida por la confrontación fratricida.
     El ejército y el pueblo de la RPDC convertirán las detonaciones de la imprudente guerra de agresión en el canto fúnebre más cruel de los provocadores.

CRPP advierte a agresores y provocadores contra RPDC

     Pyongyang, 7 de marzo (ACNC) -- En relación con que se iniciaron al fin y al cabo las acciones militares de los imperialistas yanquis y la banda traidora de Pak Geun-hye encaminadas a aplastar con fuerza la soberanía y el derecho a existencia de la República Popular Democrática de Corea, el portavoz del Comité por la Reunificación Pacífica de la Patria (CRPP) hizo pública el día 7 la siguiente declaración:
     El presente entrenamiento militar conjunto es un simulacro de guerra nuclear de mayor envergadura para la agresión al Norte que se torna más abierto y más brutal quitando completamente el carácter "anual" y "defensivo" que hasta la fecha los enemigos lo enmascararon como "lo anual y defensivo".
     Para colmo, nos vemos obligados a ratificar como los imperdonables alborotos belicosos de agresión por el ejército y el pueblo de la República Popular Democrática de Corea el presente simulacro que se realiza de inmediato después de la fabricación de la "resolución de sanción" del Consejo de Seguridad de la ONU inventada ilegalmente para aislar políticamente y asfixiar económicamente a la RPDC.
     Es un hecho sin precedente de la historia el que fueron emplazados uno tras otro casi los 3 medios norteamericanos de ataque nuclear estratégico en la zona surcoreana y se movilizaron hasta las unidades de tropas especiales y los equipos de desembarco para el ataque de las fuerzas terrestres, aéreas y navales norteamericanas.
     Lo que no podemos pasar por alto es que esos tipejos están anunciando abiertamente que la meta del presente simulacro reside en afirmar las posibilidades de las batallas reales de "OPLAN 5015" que incluye la "operación de descabezamiento" para la eliminación de la Dirección Suprema de la Revolución de la RPDC, la operación de desembarco sorpresivo para ocupar sorpresivamente a los importantes puntos estratégicos y la otra de ataque preventivo contra los medios de ataque nuclear de la RPDC.
     La situación ha llegado a la extremada gravedad irrecuperable.
     Todos los hechos testimonian fehacientemente que el imperio yanqui y los títeres surcoreanos vinieron agravando la situación so pretexto de la prueba de bomba H, medida autodefensiva de la RPDC, y el lanzamiento de satélite artificial con fines pacíficos con el objeto de encender la mecha de la guerra de agresión al Norte (de Corea).
     Frente a la situación creada el Comité por la Reunificación Pacífica de la Patria (CRPP) vuelve a recordar que no es vana la declaración de la RPDC sobre la contramedida total incluida la fuerte reacción física que ya hemos aclarado a los imperialistas yanquis y los títeres surcoreanos en el momento solemne en que se comenzó la justa lucha decisiva para castigar a la furia de guerra nuclear de los agresores y provocadores y defender la soberanía y el derecho a subsistencia del país.
     Los agresores y belicistas deben actuar con prudencia si quieren evitar el ataque de represalia de las ojivas nucleares minimizadas, precisas y diversificadas, que están ubicadas en zonas operacionales del ejército revolucionario del monte Paektu y preparadas para lanzarse en cualquier momento, y de los proyectiles reactivos autopropulsados de diferentes calibres ya fabricadas en serie y equipadas hasta en la unidades de artillería de reserva.
     Los imperialistas norteamericanos, enemigos jurados de la nación coreana, y los compinches títeres surcoreanos, obstáculo nacional de categoría especial, no deben olvidar ni un momento el hecho de que todas las bases de agresión situadas en el suelo surcoreano, Japón, región de Asia-Pacífico y el territorio norteamericano están en el alcance de tiro de los medios de golpe de diferentes armamentos por las fuerzas armadas de la RPDC.
     Y deben darse clara cuenta de que todo el colectivo operacional de las fuerzas armadas revolucionadas coreanas, que cambiaron su establecido modo de reacción militar con el de ataque preventivo frente a la ridícula furia militar de los enemigos que se desesperan para exterminar la soberanía y el derecho a la existencia de la RPDC están en el estado de ataque sorpresivo de asestarles con antemano el despiadado ataque demoledor a los enemigos sin darles el tiempo de arrepentirse si se descubren la mínima muestra de movilización.
     El ejército y el pueblo coreanos sacaron una conclusión final de que hay que saldar la cuenta solo con la fuerza militar con los imperialistas yanquis y la horda títere de Park Geun-hye, que no tienen el conocimiento ni el juicio.
     A nuestra justa batalla final antiyanqui y la sagrada guerra de reunificación de la patria, todos los coreanos aspirantes a la paz y la reintegración del país y los progresistas mundiales amantes de la paz se verán obligados a responder con la fuerte y demoledor lucha antiyanqui, anti-guerra y anti-Park Geun-hye.
     Si nos quedamos indiferentes con los alborotos bélicos de agresión al Norte de los enemigos que se ejecutan imprudentemente sobre el arsenal nuclear, la nación coreana no podrá estar a salvo, ni el mundo podrá evitar la calamidad de guerra nuclear.
     Sólo merecerán la más miserable derrota y el vergonzoso fin a los gangsteriles imperialistas yanquis que se desafiaron a la dignidad y el régimen de la RPDC sin guardar en el corazón la advertencia severa nuestra y los compinches de Park, traidores astutos que volvieron a hablar del "precio merecido".

     La victoria final está al lado del ejército y el pueblo coreanos movilizados en la justa confrontación total antiyanqui y la sagrada batalla de reunificación enarbolando en alto la bandera de independencia y del Songun.