Follow by Email

domingo, 3 de mayo de 2015

Portavoz de IDP del MINREX critica intento de EE.UU. de introducir sistema antimisil en Sur de Corea


 

   Nuevamente los EE.UU. pretende alborotar el Asia-Pacífico instalando cada vez más armamento, en esta ocasión la respuesta no ha sido solo de la RPDC, sino de todos los países dentro de la influencia de esta amenaza.
Es preocupante que cada vez esté mas tensa la situación en esta parte del mundo, instamos al gobierno de los EEUU y a sus marionetas de Corea del Sur a no agravar la situación de la paz mundial y ha  empezar, de verdad, una política de erradicación de armas empezando por casa y no insistiendo en una carrera armamentista que solo nos llevará  a la destrucción del planeta.
Atte.
Yuri Castro Romero


  Pyongyang, 30 de abril (ACNC) -- En relación con que en los últimos días, Estados Unidos maniobra de todos modos para emplazar en el suelo surcoreano THAAD e introducir el Sur de Corea en el sistema antimisil auspiciado por sí mismo bajo pretexto de la "amenaza" de la República Popular Democrática de Corea, el portavoz del Instituto de Desarme y Paz del Ministerio de Relaciones Exteriores publicó el día 30 una declaración como sigue:
    En la reunión de KIDD efectuada hace poco, EE.UU. y los títeres surcoreanos decidieron fijar el plan de operación de disuadir desde el punto de vista conjunto la "amenaza" de las armas nucleares y misiles balísticos de la RPDC y poner en funcionamiento el "comité de estrategia disuasiva" EE.UU.-Sur de Corea.
    El intento de EE.UU. de introducir THAAD en el Sur de Corea que sería primera disposición en ultramar después de su territorio principal estadounidense y la isla Guam, está relacionado con sus maniobras del establecimiento del sistema antimisiles, parte importante de la estrategia de la dominación sobre Asia-Pacífico.
    La intención principal del imperio yanqui de colocar a toda costa THAAD en el Sur de Corea reside en disponer el radar de alta capacidad en esta zona, frente más que Japón y detectar y interceptar más rápidamente los movimientos de misiles de los rivales competitivos de la región euroasiática.
    Si EE.UU. emplaza THAAD en el Sur de Corea, las fuerzas disuasivas basadas en las fuerzas armadas estratégicas de los países periféricos serían unilateralmente debilitadas y neutralizadas, así que se destruirá el equilibrio de disuasivo existente entre EE.UU. y los países periféricos.
    En este caso, se producirán la desconfianza y conflicto entre los países periféricos, EE.UU. y los títeres surcoreanos que permitieron la disposición. Entonces se crearán las irrecuperables consecuencias negativas y nuevo peligro en el ambiente de seguridad de la región.
    Al exagerarse la situación regional, los títeres surcoreanos que están atados a las subordinadas relaciones de "alianza" con EE.UU., se verán obligados a apoyarse más en este imperio.
    Al fin y al cabo, EE.UU. acecha la oportunidad de controlar más a los títeres fomentando la agravación de relaciones entre los títeres surcoreanos y los países periféricos, además de realizar el objetivo militar a través de la disposición de THAAD.
    Los países periféricos advierten que la disposición de THAAD en el Sur de Corea es igual a pasar la línea peligrosa y el Sur de Corea será objeto de ataque nuclear de otros países, lo cual refleja sus inquietudes y precauciones.
    Si THAAD se emplaza en el Sur de Corea, se aumentará aún más el peligro de conflicto entre las potencias en el Noreste de Asia y su chispa caerá también sobre nosotros, razón por la cual nos vemos obligados a fortalecer más la capacidad militar para enfrentarse a ello.