Follow by Email

domingo, 17 de mayo de 2015

KIM JONG IL y el Partido del Trabajajo de Corea



             El 19 de junio de 1964, el Dirigente KIM JONG IL comenzó a dirigir el gubernamental  Partido del Trabajo de Corea de acuerdo con el propósito del Presidente KIM IL SUNG, trabajando en su Comité Central.
            Esto fue un acontecimiento de trascendental significación para el destino de la Corea socialista y para su fortalecimiento y desarrollo.  Desde entonces hasta la fecha, ha realizado imperecederas hazañas en su trabajo, Sobresaliente ideólogo y teórico, ha convertido la idea Juche, concebido por el Presidente KIM IL SUNG, en ideología rectora del país y de la época.
            Con sus originales actividades ideo-teóricas que desde temprano desplegó con la extraordinaria capacidad de investigación y el entusiasmo, desarrolló y enriqueció dicha doctrina conforme a las demandas de la época, referentes a la continuación de la causa socialista, y la aspiración del pueblo. En este proceso defendió la esencia del pensamiento del Líder precedente que abrió por vez primera el camino de la revolución y planteó nuevos problemas teórico-prácticos de acuerdo con las demandas de la época en cambio y desarrollo, dándole perfectas soluciones.
            Así fue como la idea del presidente KIM IL SUNG se ha definido en un sistema integral de la ideología, la teoría y el método del Juche, y todas las partes que la integran se han profundizado y desarrollado plenamente.
            Muchas obras del Dirigente KIM JONG IL, entre otras, “Sobre la idea Juche”, “Lecciones historias de la construcción socialista y la línea general de nuestro Partido”,  “Problemas esenciales de la construcción del partido revolucionario”, “ El socialismo es ciencia”, “Priorizar la labor ideológica es requisito indispensable para el cumplimiento de la causa socialista”, “El Partido del Trabajo de Corea es el Partido del gran Líder, camarada KIM IL SUNG”,  son reflejos de la idea Juche, y constituyen la bandera que permite al partido gubernamental y el pueblo coreanos continuar y completar hasta el fin la causa de su anterior líder, y la poderosa arma ideológica que hace posible llevar a la independencia de la humanidad, la socialista, superando toda clase de vicisitudes.
            Que él haya hecho de la idea Juche la gran ideología rectora que represente la época actual y el futuro, es uno de los más grandes méritos suyos.
            El Dirigente KIM JONG IL ha venido fortaleciendo y desarrollando el PTC como el más poderoso partido en el mundo, como un partido invencible.  En la dirección de la revolución y la construcción él tomó por eslabón principal fortalecer el partido y elevar su papel directivo,  y encauzó grandes esfuerzos para mejorar en lo revolucionario la labor partidista.
            Ha orientado la construcción y las actividades del partido a mantener firmemente el linaje del Juche preparado por el presidente KIM IL SUNG y a tener los rasgos como partido de tipo Juche.  Es decir, a romperle viejo esquema, y lograr el mejoramiento radical en las labores organizativas e ideológicas y en el método de dirección. Es por eso que el PTC se ha consolidado y desarrollado como el de acero, unido monolíticamente en lo organizativo e ideológico, como el Estado Mayor de la revolución que lleva a la victoria la causa socialista con el firme principio y el arte de dirección refinada y como el partido combativo arraigado profundamente en las masas populares en las masas populares y ligado estrechamente con ellas.


            Al margen del Dirigente KIM JONG IL, es inimaginable el poderío y el prestigio del PTC.  La historia de dirección de KIM JONG IL es la de un político hábil y veterano, de un gran estratega que ha defendido fidedignamente el socialismo coreano y manifestado su dignidad y orgullo ante todo el mundo.  Hoy, si el socialismo coreano avanza con victoria sin titubeo pese al bloqueo y las ofensivas concentradas de los imperialistas para aislarlo y asfixiarlo, esto se debe a la voluntad de acero y la distinguida capacidad directiva de KIM JONG IL y la poderío político, económico y militar preparado por él.
            Ha guiado a impulsar con vigor las tres revoluciones: ideológica, técnica y cultural, en todas las esferas, enarbolando la consigna “!Transformemos toda la sociedad según la idea Juche!” para desarrollar aún más el socialismo centrado en las masas populares.  Todo el pueblo realiza las actividades independientes y creadoras, unido en torno al partido y el líder; el Estado se desarrolla sin cesar sobre la sólida base de la independencia, autosostén y autodefensa.
            Esto es el socialismo coreano de singular estilo que es dirigido y brilla por él.  Lo importante de sus proezas es que ha preparado las fuerzas de defensa nacional capaces de mantener el socialismo coreano en cualquier circunstancia.  Ha convertido al ejército en el del partido y de la revolución, que es fiel a la dirección del partido y defiende con las armas la causa socialista, y en un potente ejército capaz de garantizar con las armas la causa socialista y en un potente ejército capaz de garantizar la soberanía y la dignidad del país con los medios ofensivos y defensivos; y todo el país en una fortaleza inquebrantable que no puede conquistar ningún enemigo por poderoso que sea.

     Hoy, la RPDC muestra su poderío como un baluarte del socialismo y una muralla de independencia y justicia. Verdaderamente, para el Dirigente KIM JONG IL, los 51 años transcurridos son la historia de victorias y glorias que ha dejado grandes proezas en la historia política del mundo.