Follow by Email

lunes, 15 de diciembre de 2014

Instituto de Desarme y Paz de MINREX recuerda hazañas de Kim Jong Il en reunificación de Corea



    Pyongyang, 12 de diciembre (ACNC) -- Con motivo del 3º aniversario del deceso del Dirigente Kim Jong Il, el Instituto de Desarme y Paz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea hizo público el día 12 un informe de estudio sobre especiales méritos del Dirigente quien presentó las Tres Cartas para la Reunificación de la Patria como gran programa de reunificación de la nación común.
    La formulación de las Tres Cartas para la Reunificación de la Patria por el Dirigente constituye una indeleble hazaña ideo-teórica de la reunificación de la patria a ser registrada como letra dorada en la historia de la nación coreana para la reintegración territorial, el informe subraya y continúa:
    Los principios fundamentales iluminados por las Cartas en cuestión son la independencia, la reunificación pacífica y la gran unidad nacional.
    Las Tres Cartas para la Reunificación de la Patria devienen programa común de la nación, cuya veracidad y carácter realista fueron comprobados en el movimiento por la reunificación de la patria.
    El Dirigente formuló y sistematizó en lo ideo-teórico las proezas del Presidente Kim Il Sung por la reunificación de la patria y dirigió sabiamente la lucha del pueblo coreano por poner en práctica las mencionadas cartas.
    Gracias a sus abnegados esfuerzos patrióticos, se ha celebrado dos veces la cumbre Norte-Sur por primera vez en la historia de división nacional y quedaron publicadas ante todos los coreanos y el mundo la Declaración Conjunta del 15 de Junio y la Declaración del 4 de Octubre, programa de implementación de la primera.
    Después de publicados esos documentos íntercoreanos, se activaron los diálogos y contactos N-S, se conectaron los ferrocarriles y carreteras cortados, se devolvieron los ex presos de largas condenas no abjurados, se realizaron los encuentros entre los familiares y parientes separados en el Norte y el Sur y se fundó la zona industrial de Kaesong, símbolo de cooperación económica

N-S.  Estos acontecimientos emocionantes demostraron la vitalidad de aquellas 3 cartas.
    La "unificación", de que habla tanto el "poder" de Park Geun-hye, es la "de absorción" al estilo alemán y una teoría conflictiva que reviste el carácter antipaz y anti-reunificación.
    Las actuales autoridades surcoreanas intentan instituir aparte la "Carta de Unificación" porque no les gustan los principios de independencia y el proyecto de reunificación mediante la fórmula federal que son puntos claves de las arriba referidas Cartas comunes de la nación.
    Si ellas tienen la mínima intención de expiar ante la nación y la historia, deben revitalizar el espíritu del ideal "Entre nosotros, los connacionales" y recuperar la soberanía en los problemas de relaciones íntercoreanas y reunificación.
    Deben respetar las Tres Cartas para la Reunificación de la Patria, confirmadas ya como gran programa común de la nación mediante los acuerdos íntercoreanos, y aceptar la discusión pannacional sobre los remedios de su materialización.