Follow by Email

jueves, 21 de enero de 2016

EE.UU. debe acostumbrarse a posición de RPDC con armas nucleares, subraya MINREX


     Pyongyang, 16 de enero (ACNC) -- El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea hizo pública el día 15 una declaración subrayando que la primera prueba de la bomba de hidrógeno hecha por la RPDC deviene una justa medida autodefensiva orientada a defender la soberanía del país y el derecho a sobrevivir de la nación y proteger la paz de la Península Coreana y la seguridad de la región.
    El portavoz señaló que la RPDC concentra todas sus fuerzas en la construcción de una potencia económica, por lo tanto no tiene interés en la exacerbación de la situación, ni siente la necesidad de provocar a alguien, y prosiguió:
    Como el Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC aclaró en su Mensaje del Año Nuevo, la primera tarea de este año es el desarrollo económico y el mejoramiento de vida del pueblo, razón por la cual la RPDC necesita más que nunca la estabilidad de la situación y el ambiente pacífico.
    Puesto que se hicieron "habituales" los actos hostiles a la RPDC de Estados Unidos, también se hicieron habituales los trabajos de la RPDC para materializar la autodefensiva línea del desarrollo paralelo de la construcción económica y de las fuerzas armadas nucleares.
    Ahora, si quiere o no, EE.UU. deberá acostumbrarse a la posición de la RPDC como país poseedor de armas nucleares.
    Como ya hemos declarado, la RPDC fortalecerá por todos los medios la capacidad de ataque y represalia nucleares frente a la violación de la soberanía de la RPDC por parte de EE.UU. y a sus incesantes provocaciones amenazantes, pero, no las usará con imprudencia.
    Todavía son vigentes todas las propuestas presentadas por la RPDC inclusive el cese de los ejercicios militares conjuntos de EE.UU. vs la suspensión de nuestra prueba nuclear y la concertación del convenio de paz para garantizar la paz y la estabilidad de la Península Coreana y el Nordeste Asiático.
    Es ridículo que EE.UU. hable de la "provocación" de la RPDC mientras lleva la situación a la fase catastrófica dando espaldas a las imparciales y justas propuestas de ésta.
    La provocación que lleva al extremo la situación de la Península Coreana, la cometen EE.UU. y los títeres surcoreanos.
    El reinicio de la radiodifusión psicológica de los títeres surcoreanos significa una provocación que no tiene ningún vínculo con el proceso normal de la línea paralela de la RPDC.
    Ahora, EE.UU. acarrea el nubarrón de la guerra nuclear introduciendo en el Sur de Corea los medios de ataque nuclear estratégico, mientras se desespera para aprobar en la ONU la "resolución de sanción" con el objetivo de frenar la construcción económica por vía pacífica y el mejoramiento de vida del pueblo de la RPDC.
    Tales actos provocativos y hostiles no se limitarán a agravar la situación en la Península Coreana, sino se extenderán sin falta a la guerra.

    Si se explota el polvorín, su responsabilidad recaerá sobre el encendedor de la mecha.