Follow by Email

miércoles, 12 de julio de 2017

MINREX rechaza acusación de EE.UU. en el tema de "Hwasong-14"


     Pyongyang, 7 de julio (ACNC) -- Con respecto a que EE.UU. trata de elevar al máximo en escala internacional el grado de sanción y presión contra la RPDC describiendo como "amenaza mundial" el lanzamiento de prueba del cohete balístico intercontinental, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea hizo pública hoy una declaración que sigue:
     El desarrollo del cohete balístico intercontinental por nuestro país es la opción de autodefensa para eliminar de raíz la política hostil anti-RPDC de EE.UU. y su amenaza de guerra nuclear que persisten década tras década y de siglo en siglo.
    Sin embargo, EE.UU. cuestiona esa opción justa como "amenaza mundial" y habla tanto de la "acción global" para frenarla, lo que es una expresión coherente de la "doctrina de dar prioridad a EE.UU." al estilo de Trump que persigue sacar provechos propios sacrificando a otros.
     La mentalidad de bandido de oponer todo el mundo a un Estado soberano por la razón de que éste no le agrada no será aceptada nunca por los hombres con sano juicio ni por los países independientes.
    Ya es el tiempo en que se cambie radicalmente la visión estratégica de EE.UU. sobre la RPDC y el primero deberá poner punto final a la amenaza y chantaje nucleares contra la segunda cancelando sin demora su política hostil.
    Como ha declarado el Máximo Dirigente Kim Jong Un, mientras no se eliminen de raíz la política hostil y la amenaza nuclear de EE.UU. contra la RPDC, ésta no pondrá en ningún caso sobre la mesa de negociaciones el arma nuclear y el cohete balístico ni retrocederá ni una pulgada del camino escogido hacia el incremento de las fuerzas armadas nucleares.
    Si EE.UU. redobla los esfuerzos por acabar mediante la sanción y presión con el poderío nacional en general y la posición estratégica de la RPDC crecidos considerablemente, ésta no dejará de enviar a aquél los "paquetes de regalo" de diferentes tamaños.

Portavoz de CCPAP condena la aventurera opción militar de EE.UU.
contra la RPDC
     Pyongyang, 7 de julio (ACNC) -- En relación con que Estados Unidos, espantado ante el invencible e inagotable poderío estatal de la RPDC, recurre más que nunca a las imprudentes tentativas militares, el portavoz del Comité Coreano por la Paz de Asia y el Pacífico (CCPAP) hizo pública el día 7 la siguiente declaración:
    En estos días, el Departamento de Defensa de EE.UU. habla ruidosamente que ha preparado el proyecto de ataque militar según la indicación de Trump de trazar diversos planes de reacción frente a la "provocación del Norte (de Corea)".
    En particular, muy asustado por el reciente y exitoso lanzamiento de prueba del cohete balístico intercontinental en la RPDC, EE.UU. exacerba más la situación desarrollando la demostración armada de misiles balísticos junto con los belicistas surcoreanos.
    Este hecho comprueba que es una mentira pura el dicho de la administración Trump de "no agredir a la RPDC y preservar su régimen" y eso es un engaño para ocultar su siniestra intención de realizar la ambición de desatar la guerra de agresión contra la RPDC con el ataque sorpresivo.
    Tales acciones militares tan provocativas y peligrosas muestran que llegan a una fase extremadamente imprudente las maniobras hostiles a la RPDC de la administración Trump.
    Evidentemente dicho, el plan de ataque militar anti-RPDC de EE.UU. es un acto suicida.
    EE.UU. debe comprender que si tiene el plan de ataque militar para doblegar por la fuerza a la RPDC, ésta también tiene el propio proyecto de reacción militar, es decir, el de operación para devastar el territorio norteamericano.
    Si estalla la guerra, no podrán salir ilesas tampoco las autoridades surcoreanas que tratan de ocultar el siniestro intento de ataque preventivo de EE.UU. con las palabras como "diálogo" y "papel protagónico".
    La invasión armada anti-RPDC será la peor opción que adelantará la destrucción final de EE.UU. y sus lacayos.

¿Qué es lo que demanda la situación de la Península Coreana?:
comentario de ACNC
     Pyongyang, 8 de julio (ACNC) -- Últimamente, los ex funcionarios de alto rango y los especialistas en el problema coreano de varios países urgen a EE.UU. cambiar la anacrónica política de hostilidad contra la República Popular Democrática de Corea.
    Tales voces que se escuchan en el interior de EE.UU. exigen a la administración Trump que vea correctamente la cambiada estructura de la fuerza entre la RPDC y EE.UU. y cambie con audacia la política.
    Eric Gomez, analista del Instituto Cato de EE.UU., expresó en su comentario como sigue:
    La política de EE.UU. sobre Corea está totalmente fracasada y la administración Trump tendrá que trazarla de nuevo desde el principio. Quizá la política de "máxima presión" sea aceptada fácilmente para los norteamericanos, pero casi no tiene posibilidad de cambiar la acción del Norte de Corea.
    Benette Ramberg, ex investigador de la política perteneciente a la administración Bush, señaló en su comentario que EE.UU. y el Sur de Corea deben reconocer la realidad del problema nuclear del Norte de Corea y buscar la manera de coexistir con éste dejando su absurda ilusión de hacerle renunciar el arma nuclear.
    Doug Bandow, investigador superior del Instituto Cato, asesor especial del ex presidente estadounidense Ronald Reagan y experto de la política exterior, publicó un comentario que expone la siguiente opinión:
    EE.UU. deberá reexaminar la promesa de "seguridad" dada al Sur de Corea.
    Después del fin de la guerra coreana, EE.UU. no tiene ningún motivo para seguir protegiendo hasta ahora el Sur de Corea.
    EE.UU. podrá tomar la opción de anular por etapas el estacionamiento de sus tropas en suelo surcoreano y la promesa de "seguridad".
    Lo importante es que la retirada de tropas norteamericanas puede tachar el nombre de EE.UU. en la lista de blancos de ataque del Norte de Corea.
    De hecho, sacar la mano del problema de la Península Coreana es el método más sencillo para eliminar la preocupación de EE.UU. por los misiles norcoreanos que apuntan el territorio norteamericano.
    No vale la pena que EE.UU. se hunda cada vez más en el peligro nuclear de la Península Coreana.
    El director encargado del plan de seguridad internacional de un instituto en Sydney opinó que para Washington, coexistir con el Norte de Corea, que tiene el misil nuclear de largo alcance, es el único remedio hasta que trague la medicina amarga.
    La situación se cambia.
    Ya es el tiempo en que EE.UU. deje su infructífera política de hostilidad anti-RPDC.
    Al ver bien la corriente histórica de hoy, EE.UU. deberá cambiar su política sobre Corea y cumplir con su responsabilidad asumida en el aseguramiento de la paz de la Península Coreana, lo cual convendría a sí mismo también.

Vocero de CRN insiste en disolución del "Partido de Corea Libre"
     Pyongyang, 10 de julio (ACNC) -- Con respecto a que con el paso del tiempo se toma más auge en el Sur de Corea la lucha masiva por acabar con el "Partido de Corea Libre", organización política conservadora proyanqui y residuo de la dictadura fascista de "Yusin", el portavoz del Consejo de Reconciliación Nacional hizo pública el día 10 una declaración.
    Las abrumadoras masas del Sur de Corea, inclusive los obreros, los campesinos, los jóvenes y estudiantes y hasta las amas de la casa, se levantaron en demanda de la descomposición inmediata del "Partido de Corea Libre", colectivo proyanqui y projaponés y horda de traidores a la nación quienes traen la crisis de guerra fomentando la aviesa confrontación fratricida, inicia el portavoz y continúa:
    La lucha se extendió hasta a las regiones de la provincia de Kyongsang y Taegu, conocidas como baluartes del conservatismo.
    La resistencia masiva por la disolución de ese partido constituye una sublevación justa por erradicar el servilismo proyanqui, la confrontación fratricida y la dictadura fascista, que son estorbo de la sociedad surcoreana y causa raigal de todas las desgracias y sufrimientos, y por implantar la independencia, la justicia y la democracia.
    El "Partido de Corea Libre" es precisamente el primer objetivo a ser eliminado como mal.
    Deviene la vergüenza de la nación el hecho de que todavía quedan vivos los maníacos conflictivos y las pandillas más corruptas como la banda de "Partido de Corea Libre", a ser sentenciados duramente en el tribunal de la opinión pública junto con la traidora Park Geun-hye.
    Al dejar intactos al "Partido de Corea Libre" y otros remanentes conservadores ultraderechistas no se pueden realizar la reconciliación y la unidad verdaderas de la nación ni la reintegración territorial ni tampoco la independentización y la democratización de la sociedad surcoreana.

Rodong Sinmun denuncia la presión de EE.UU. a China
    Pyongyang, 10 de julio (ACNC) -- En estos días, EE.UU. obliga a China a elevar el nivel de "sanción y presión anti-RPDC", mostrando descontento del papel del país asiático en el "impedimento del desarrollo nuclear del Norte de Corea".
    Trump amenazó directamente a China diciendo que "tomará acciones independientes si China no toma activa parte en la presión anti-RPDC" y las autoridades de la Casa Blanca y la administración norteamericana, las figuras de alto rango del Congreso y la capa militar de EE.UU. y hasta ex presidente Obama hablan de la necesidad de "urgir fuertemente a China a presionar al Norte de Corea".
    Además, el país norteamericano impone las sanciones a las empresas y los individuales chinos, que habían negociado con la República Popular Democrática de Corea, califica a China de un "peor Estado traficante del ser humano", reanuda el problema del conflicto por la soberanía del Mar Sur de China e intenta ubicar sin falta THAAD en el Sur de Corea junto con los títeres surcoreanos, así que presiona a China perjudicando los "intereses claves".
    Los esfuerzos desesperados de EE.UU. no pasan de ser último coletazo de quien no encontró otros métodos para frenar el mejoramiento de la capacidad nuclear del país socialista.
    Así subraya el diario Rodong Sinmun en un comentario individual divulgado el día 10 y continúa:
    EE.UU. intenta sofocar completamente a la RPDC con el método de interrumpir todas las fuentes de divisas y las vías comerciales presionando a los países vecinos.
    Sembrar discordias entre los países de la misma región y aprovecharse de los conflictos de ellos son hábitos astutos del imperialismo norteamericano.
    El imperio norteamericano trata de evadir de la culpa en caso de que sea condenada internacionalmente la "campaña de sanciones y presión anti-RPDC" por conducto de los países vecinos.
    Se ponen más abiertas las locuras arrogantes y estúpidas de EE.UU. cuando China vagabundea sin tener la imparcialidad y lejos de principios.

    Todos deberán tomar la opción clarividente ante el corriente principal de la época en que salen victoriosas la independencia y la justicia.