Follow by Email

jueves, 13 de julio de 2017

ACNC comenta aventurera opción militar de EE.UU.


   Pyongyang, 12 de julio (ACNC) -- Últimamente, el Departamento de Defensa de EE.UU. anuncia ruidosamente que ha preparado el plan de ataque militar anti-Norte según la indicación de Trump.
   El mismo mandatario norteamericano no oculta el intento de ataque militar diciendo que "ya terminó la época de paciencia estratégica sobre el Norte (de Corea)" y que "tiene un plan muy fuerte y firme contra él".
   Muy asustado por el exitoso lanzamiento de prueba del cohete balístico intercontinental "Hwasong-14" de la RPDC, EE.UU. libró la llamada demostración conjunta de misiles balísticos con los belicistas surcoreanos y el ejercicio de tiro de combate de los bombarderos nucleares B-1B trasladados otra vez al cielo de la Península Coreana.
   Por otra parte, aprobó oficialmente el cambio del tubo de lanzamiento de misil crucero Tomahawk del submarino nuclear de clase Virginia, importante arma estratégica para el ataque anti-RPDC, con el objetivo de ampliar más de 3 veces su capacidad de ataque terrestre.
   Esto deviene la acción agónica de EE.UU. que cogió tremendo miedo al inagotable poderío estatal y la posición estratégica de la RPDC situada en la nueva altura.
   Y comprueba que las maniobras hostiles anti-RPDC de la actual administración norteamericana llegan a una fase muy peligrosa.
   La administración Trump, que decía que había sido descartada la opción militar de la política de "máxima presión y compromiso", reclama abiertamente el golpe militar, lo cual demuestra que EE.UU. intenta realizar a toda costa la ambición de desatar la guerra anti-RPDC con el ataque preventivo y sorpresivo.
   EE.UU. insiste ahora en que la RPDC ya sobrepasó la supuesta "línea roja", pero quien lo hizo realmente fue él mismo.
   Nuestro ejército y pueblo están dispuestos a hacer frente a la imprudente opción militar de EE.UU.
   Si EE.UU. tiene preparado el plan de ataque militar anti-RPDC, ésta también tiene el otro de fuerte reacción militar al estilo coreano, el de operación para exterminar el territorio norteamericano.
   La apuesta de guerra nuclear de EE.UU. adelantará sólo el peor desastre de su historia, o sea, la devastación del territorio estadounidense.
   Desde el momento en que se ponga en práctica el plan de ataque militar anti-RPDC, se tornará trágico el destino de EE.UU.
   Es muy ridículo el comportamiento de las autoridades surcoreanas que tratan de ocultar el siniestro intento de ataque preventivo de su amo gringo con las expresiones como "diálogo" y "papel protagónico".
   Sería bueno a la actual administración norteamericana que se porte con seriedad escuchando la voz de la sociedad internacional de que "el ataque preventivo anti-RPDC no es una opción real" y "es necesario corregir la postura histérica sobre la RPDC".