Follow by Email

miércoles, 17 de mayo de 2017

MINREX ofrece encuentro informativo de la situación


     Pyongyang, 16 de mayo (ACNC) -- El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea ofreció el día 15 un encuentro informativo de la situación para los representantes diplomáticos de los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), acreditados en la RPDC.
     En la ocasión participaron los embajadores de Vietnam, Laos e Indonesia y el encargado de negocios a. i. de Cambodia.
     El titular de la Dirección no. 2 de Asia del MINREX, Pak Jong Hak, informó la situación actual en que la política hostil a la RPDC de EE.UU. llega a la fase extremadamente aventurera, y la posición de principios de la RPDC sobre el respecto.
     EE.UU. aumenta el grado de presión militar contra el país socialista, ubicando permanentemente en la Península Coreana enormes propiedades estratégicas nucleares. En tal circunstancia, obliga abiertamente a otros países romper las relaciones diplomáticas con la RPDC o rebajar su nivel, abusando de las "resolución de sanción" anti-RPDC, dijo el informante y continuó:
     La demanda de EE.UU. de romper las relaciones diplomáticas con la RPDC o rebajar su nivel, malempleando y analizando con exageración las "resoluciones de sanción" anti-RPDC carentes de la legalidad, la moralidad y la imparcialidad, resulta una flagrante violación de la soberanía de un Estado soberano y una intervención en los asuntos internos y contraviene totalmente al ideal de ASEAN basado en la independencia, la igualdad, el respeto mutuo y la no intervención en los asuntos internos.
     Siendo innegable potencia nuclear, la RPDC hará todo lo posible para preservar la paz y la estabilidad de la Península Coreana y el resto de la región y ampliar y desarrollar más las relaciones de amistad y cooperación de larga historia y tradición con los países miembros de ASEAN.
     El gran éxito del lanzamiento de prueba del cohete balístico estratégico tierra-tierra de mediano y largo alcance de tipo Hwasong-12, efectuado el pasado día 14 bajo la guía directa del Máximo Dirigente Kim Jong Un, reviste una importancia especial y capital para preservar la paz y la estabilidad de la Península Coreana y el resto de la región.
     La RPDC está totalmente lista para responder a la provocación militar de EE.UU. contra nuestro Estado, fabricará mucho más medios de ataque nuclear y armas nucleares superprecisas y diversificadas hasta que EE.UU. y sus satélites tomen una correcta opción con el sano juicio, y acelerará más los preparativos de pruebas necesarias.
     Los oyentes expresaron el entendimiento a la posición de principios de la RPDC sobre la situación actual de la Península Coreana.

Portavoz del MINREX rechaza nuevo comunicado del Consejo de Seguridad
     Pyongyang, 16 de mayo (ACNC) -- En exclusiva con la Agencia Central de Noticias de Corea concedida el día 16 en relación con el exitoso lanzamiento de prueba del cohete balístico estratégico tierra-tierra de mediano y largo alcance del tipo Hwasong-12, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea dio el día 16 la siguiente respuesta:
     El gran éxito en el lanzamiento de prueba del cohete balístico estratégico tierra-tierra de mediano y largo alcance del tipo Hwasong-12 tiene importancia capital y especial en asegurar la paz y estabilidad de la Península Coreana y la región. Igualmente, deviene gran victoria del pueblo coreano incomparable con nada.
     El presente lanzamiento tuvo lugar como parte del ordinario proceso de mejoramiento en alto nivel del arma nuclear, orientado a consolidar la capacidad de autodefensa nacional.
     Su meta estuvo en confirmar las especificaciones técnicas y tácticas del susodicho cohete de nuevo tipo capaz de cargar la ojiva nuclear pesada de gran tamaño y poder y se llevó a cabo a modo de disparo a la máxima altura tomando en consideración la seguridad de los Estados circunvecinos.
     Sin embargo, en algunas partes se escuchan los rumores absurdos como la supuesta "violación" y "amenaza" en cuanto al ejercicio del legítimo derecho a la autodefensa por parte de la RPDC mientras el Consejo de Seguridad de la ONU publicó un comunicado que critica el lanzamiento.
     Rechazamos rotunda y totalmente el comunicado del Consejo de Seguridad que cuestiona nuestra medida para fortalecer el disuasivo nuclear de autodefensa en adhesión a la brutal campaña anti-RPDC de EE.UU.
     En contraste, ese aparato no hizo referencia alguna a los dos lanzamientos de prueba de ICBM que realizó EE.UU. en una semana reciente.
     El derecho a la autodefensa es el primer símbolo de la soberanía y censurarlo constituye una abierta violación de la soberanía y la brutal intervención en los asuntos internos.
     Si EE.UU. se atreve a optar por la provocación militar contra nuestro Estado, estamos listos a hacerle frente.
     El sistema de armamento más completado en el mundo no se quedará como medio monopolizado para siempre por EE.UU. y vendrá sin falta el día en que podremos usar los correspondientes medios de represalia.
     En esa ocasión, EE.UU. verá con ojos propios si constituyen una amenaza real o no para sí mismo los cohetes balísticos de la RPDC.

ACNC advierte a EE.UU. y fuerzas hostiles que tomen correcta opción
     Pyongyang, 16 de mayo (ACNC) -- La RPDC realizó con éxito el pasado día 14 el lanzamiento de prueba de cohete balístico estratégico de mediano y largo alcance tierra-tierra de tipo Hwasong-12, recién desarrollado.
     Al respecto, Estados Unidos, Japón y otros países hacen bulla abogando por el "enfrentamiento", lo que constituye una calumnia y desafío a la esencia y la justeza de los esfuerzos de la RPDC por fortalecer las fuerzas de defensa nacional.
     El exitoso lanzamiento de Hwasong-12 es el anuncio del establecimiento de otro perfecto sistema de arma, "cohete Juche", tesoro nacional a ser entregado a las generaciones venideras, así que deviene un gran acontecimiento a registrarse con letras mayúsculas en los anales de construcción de potencia nuclear de tipo jucheano.
     A través del lanzamiento se demostró la talla de las ciencias y técnicas de defensa nacional de la RPDC.
     Esta vez, se han confirmado todas las características técnicas de los sistemas de inducción y estabilidad, la estructura, la presión, la revisión y el disparo del cohete nuevamente diseñado. Además se ha reafirmado en las condiciones de navegación real la confiabilidad del motor de cohete nuevamente desarrollado.
     También, en un riguroso ambiente de reirrupción del proyectil se comprobaron la característica de la inducción final teledirigida de la cabeza de combate y la exactitud de la operación del sistema de explosión de la ojiva nuclear.
     El sistema de armas más perfeccionado en el mundo no es una cosa monopolizada de EE.UU.
     Aunque EE.UU. nos amenaza y chantajea hablando tanto de la llamada presión e introduciendo en los alrededores de la Península Coreana los pertrechos estratégicos nucleares, no podrá salir con la suya.
     Todas las medidas militares tomadas por la RPDC son el ejercicio de soberanía más justo y autodefensivo frente al chantaje y amenaza nucleares y las tentativas de aislamiento y aplastamiento anti-RPDC de EE.UU. y las fuerzas seguidoras.
     Las medidas autodefensivas de la RPDC tomadas para defender su dignidad y el derecho a existencia y preservar la verdadera paz desde la recrudescente amenaza de guerra nuclear de EE.UU constituyen el derecho legítimo de un estado soberano y no contravienen a cualesquier leyes internacionales.
     El gran éxito del lanzamiento de prueba de Hwasong-12 tiene gran y especial significación en la preservación de la paz y la estabilidad de la Península Coreana y la región y resulta una gran victoria del pueblo coreano incomparable con nada.
     Indudablemente, nuestro estado es una digna potencia nuclear.
     Nunca se cambiará la posición estratégica de la RPDC, digno país portador de armas nucleares según el reconocimiento o no de otros.
     No se puede tolerar jamás la circunstancia de que se desaparecen poco a poco en la escena política mundial la justicia y la veracidad, la igualdad y el respeto, reinan la injusticia, la arbitrariedad y el despotismo y se ven ignorados los principios más elementales de las relaciones internacionales acordados y estipulados por la humanidad.
     El lanzamiento de prueba de cohete deviene una rigorosa advertencia de que EE.UU. y las fuerzas enemigas toman correcta opción volviendo en sí.
     Ante el presente lanzamiento exitoso, EE.UU. no debe despreciar ni malentender la realidad de que su propio territorio y la zona operacional de Pacífico están al alcance de golpe del país socialista y que éste cuenta con todos los poderosos medios de represalia implacable.
     Es nuestra posición fabricar mucho más las armas nucleares de alta precisión y diversificadas y los medios de ataque nuclear y acelerar los preparativos de ensayo necesarios hasta cuando EE.UU. y las fuerzas seguidoras vuelvan en sí y seleccionen una opción correcta.
     Las fuerzas hostiles no podrán evitar la calamidad nunca probada si se atrevan a atentar imprudentemente a la RPDC.

Centro de Estudio de Asia de IEAI denuncia a reaccionarios japoneses
     Pyongyang, 16 de mayo (ACNC) -- En relación con que los reaccionarios japoneses agravan ahora al extremo la situación a fin de realizar su malsano objetivo instigando las imprudentes maniobras de EE.UU. para provocar nueva guerra en la Península Coreana, el Centro de Estudio de Asia del Instituto de Estudio de los Asuntos Internacionales (IEAI) hizo público el día 16 un artículo.
     Desde el comienzo del año nuevo, las autoridades japonesas, incluso el premier Abe, insistieron en intensificar al máximo el nivel de presión a la República Popular Democrática de Corea describiendo su prueba nuclear y lanzamiento de cohete como grave "amenaza" a la paz y seguridad del mundo en todas las oportunidades como el diálogo telefónico y las conversaciones con el presidente estadounidense, la visita del vicepresidente estadounidense a Japón y las negociaciones con EE.UU. y el Sur de Corea efectuadas en Tokio, revela el artículo y continúa:
     En marzo y abril, EE.UU. aumentó al máximo el nivel de presión militar contra la RPDC librando Key Resolve y Foal Eagle 17, ejercicios de guerra nuclear total sin precedentes tanto en su dimensión e intensidad como en su modo de ejecución, y hablando de la "opción militar" y "ataque preventivo".
     Entonces, los reaccionarios japoneses aplaudieron con brazos abiertos la opción militar anti-RPDC, en particular, el ministro de Defensa y otros politiqueros insistieron en el "envío de Fuerzas de Autodefensa" para "rescatar a los japoneses en el Sur de Corea" exponiendo abiertamente el intento de agredir nuevamente a la Península Coreana.
     La verdadera intención de ellos, que difunden el rumor de la "amenaza" proveniente de la RPDC y de la "crisis de la Península Coreana" en adhesión a las maniobras bélicas de EE.UU., reside en procurar la justificación para convertir su país en una potencia militar y realizar la ambición de agredir a ultramar.
     Ellos desean tanto la guerra en la Península Coreana para probar de nuevo el "placer" que han tenido en la historia de agresiones del siglo pasado.
     Ahora la economía japonesa pasa del "veintenario perdido" y entra en el nuevo "tricenal perdido". Se ha paralizado la circulación de mercancías debido a la estructura de superproducción fija que acaba con las demandas reducidas y no se liberan de la contracción general los fondos, equipos y mano de obra.
     La circulación del "rumor de la crisis de la Península Coreana" entraña el objetivo de apaciguar el clima anti-Abe distrayendo la atención de la población japonesa al problema coreano y preparar el ambiente favorable al mantenimiento prolongado del poder actual.
     Inciden en la caída de apoyo social al poder de Abe el recién desatado escándalo de la Escuela Moritomo de la familia de Abe, el problema de traslado de la base militar norteamericana en Futenma, la persistente crisis económica, los accidentes de trabajo y los males sociales, la dilación del resarcimiento de los daños por el gran terremoto ocurrido en el este de Japón y el sismo de Kumamoto, etc.
     Si las autoridades japonesas actúan como brigada de choque para el cumplimiento de la política norteamericana de hostilidad a la RPDC abrigando la vana ilusión de acoger la "lluvia de oro" como en la pasada guerra coreana, todo el archipiélago japonés se reducirá a cenizas ante el fuego implacable de las fuerzas armadas revolucionarias de la RPDC.

     Japón debe actuar con prudencia dejando la megalomanía.