Follow by Email

miércoles, 24 de mayo de 2017

MINREX de RPDC denuncia intento de EE.UU. de crear ambiente anti-RPDC


     Pyongyang, 20 de mayo (ACNC) -- Estados Unidos hace esfuerzos desesperados por crear el ambiente de sanción y presión internacionales contra la República Popular Democrática de Corea cuestionando su exitoso lanzamiento de prueba de cohete balístico estratégico de mediano y largo alcance tierra-tierra de tipo "Hwasong-12".
     Lo absurdo del caso es que EE.UU. y sus fuerzas seguidoras anuncian como si sus tentativas anti-RPDC disfruta del respaldo internacional chismeando que más de 20 países y organizaciones internacionales denunciaron el reciente lanzamiento.
     En su declaración fechada el 19, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de la RPDC lo califica de una vil conspiración tendente a convertir lo blanco en lo negro, y prosigue:
     Los países de muchas veces más que los mencionados ahora por las fuerzas hostiles se oponen a la política hostil anti-RPDC de EE.UU., que agrava la situación de la Península Coreana y la región y empujó al país socialista al fortalecimiento de las fuerzas armadas nucleares, y rechazan sus frenéticos entrenamientos militares conjuntos, amenaza nuclear y maquinaciones militares aventureras.
     En la última reunión emergente del Consejo de Seguridad de la ONU, el representante norteamericano lamentó que algunos países insisten en que EE.UU. amenaza al Norte de Corea, lo que testimonia fehacientemente la situación de su país en un aprieto sin salida.
     Por mucho que haga desesperadas maniobras, el imperio no podrá encubrir jamás su fachada criminal del agresor y provocador que destruye la paz y la seguridad de la región y del mundo.
     Una vez rechazadas las mentiras y las falsificaciones por las opiniones públicas internacionales aspirantes a la independencia y la justicia, algunos maníacos de la administración Trump obligaron a otros países a tomar la decisión de que apoyaran al Norte de Corea o a EE.UU. y chismearon que sancionarían y cuestionarían a los países, entidades e individuales y hasta las organizaciones internacionales que se ponen al lado del país socialista, actuando así tan insolentemente.
     Si se toleran tal despotismo y tal arbitrariedad en la escena internacional, no se realizarán nunca el desarrollo independiente de los Estados soberanos ni la verdadera justicia internacional y el mundo se convertirá en un infierno donde el imperio actué a su capricho.
     Por mucho que EE.UU. aumenta el grado de presión imprudente contra la RPDC desviando las opiniones públicas internacionales, se fortalecerán aun más los empeños del segundo país por consolidar el disuasivo nuclear de justicia.

Fuerza de RPDC declara fracaso de estrategia de pavor de EE.UU.
     Pyongyang, 20 de mayo (ACNC) -- Con respecto al lanzamiento exitoso del cohete balístico estratégico tierra-tierra de mediano y largo alcance del tipo "Hwasong-12" que dio otra bofetada al fanfarroneado EE.UU., la Agencia Central de Noticias de Corea hizo público el día 19 un artículo intitulado "La fuerza de la RPDC declara el fracaso de la estrategia de pavor de EE.UU.".
     El nacimiento del "cohete Juche", otro medio omnipotente para la defensa de soberanía, deviene un evento histórico que demostró a todo el mundo cómo se debe controlar a EE.UU. que se dedica al chantaje nuclear persiguiendo la opresión y la guerra, señala el texto y prosigue:
     Además, constituye una manifestación de la inagotable fuerza de la RPDC en crecimiento vertiginoso.
     Son infructíferas en el caso de la RPDC la estrategia de pavor y la fanfarronada de EE.UU. que trata de probar a la primera hablando tanto de la "máxima presión e intervención".
     La estrategia en cuestión, orientada a alcanzar fácilmente la meta de agresión al crear extremada inquietud y ambiente de chantaje sobre otros países y naciones, se basa en la "diplomacia de cañonazo" que practicaban las potencias, inclusive EE.UU., en el pasado reciente para convertir en colonias a las naciones débiles amenazándolas con buques de guerra.
     En vísperas del fin de la Segunda Guerra Mundial, EE.UU. se hizo el primer portador de arma nuclear del mundo y el caudillo del imperialismo y cambió la "diplomacia de cañonazo" por la estrategia de chantaje nuclear.
     Una vez finalizada esa conflagración mundial, la estructura política mundial se ha dividido en el campo socialista y el capitalista.
     Desde entonces, la estrategia norteamericana se ha enfocado en intimidar y derrumbar a los países socialistas que se fortalecían cada día más.
     Al inculcar la doctrina reaccionaria McCarthyismo, EE.UU. instigó a sus habitantes a la "caza de comunistas", por una parte, y por la otra, como su versión exterior, declaró la Guerra Fría.
     Recrudeció la demagogia para satanizar a los países socialistas y la confrontación militar con ellos.
     La estrategia de pavor llegó al clímax con la política hostil anti-RPDC.
     Tras desatar a mediados del siglo pasado la guerra de agresión a Corea, el imperio cometió el acto criminal de volver a ejercer la amenaza nuclear sobre el pueblo coreano, víctima directa del primer uso de bomba atómica contra Japón.
     Se torna más brutal que nunca la estrategia de pavor desde que apareció la nueva administración Trump.
     Ella definió como política sobre Corea la "máxima presión e intervención" presentando como primer asunto de la política de diplomacia y seguridad la solución del problema nuclear coreano.
     No oculta que su estrategia es la más intransigente y hostil que la de las sucesivas administraciones antecesoras, chismeando que ésa significa el "modo de acercamiento al Norte de Corea y el golpe preventivo".
     Por conducto de las altas figuras de la Casa Blanca y los medios de prensa, anunció que la "opción militar está sobre la mesa" y la "vía militar es la única solución del problema del Norte de Corea". Insatisfecho de ello, el mismo Trump publicó repetidamente en su Twitter los "artículos de advertencia" tildando a la RPDC de "amenaza de alcance mundial".
     Trajo a la Península Coreana otra crisis de guerra nuclear al movilizar en los entrenamientos militares conjuntos Key Resolve y Foal Eagle 17 no sólo las propiedades estratégicas nucleares, sino también los efectivos y equipos para la operación especial y adiestrar el golpe preventivo para la "eliminación de la Dirección Suprema" y el "derrocamiento del régimen" de la RPDC.
     Hoy día, la estrategia norteamericana se ejecuta de modo multilateral y múltiple.
     Además de la movilización general de 3 propiedades estratégicas, o sea, el bombardero estratégico nuclear, el ICBM y el submarino nuclear, obliga a los países vecinos y relacionados con la RPDC a aislarla en lo político y diplomático, sancionarla de manera superintensa y descomponerla mediante la penetración cultural.
     Debido a dicha estrategia que destruye la paz y la seguridad mundiales y causa solamente la inquietud y la crisis de la sociedad internacional, reina en el globo terráqueo la ley de selva y se violan la justicia y la verdad.
     Sin embargo, ella siempre sufre fracaso en el caso de la RPDC.
     La RPDC se enfrentó sin vacilación alguna durante más de 70 años con la "única superpotencia" a que ni los poseedores de armas nucleares se atreven a rivalizar y recorrió con pasos firmes la única senda de la independencia, el Songun y el socialismo con el espíritu de ataque y la voluntad indoblegable.
     El poderío estatal de la RPDC, que emerge como gigante por encima de EE.UU., y su ímpetu de destruir definitivamente este imperio del mal testimonian que la pomposa estrategia de terror de EE.UU. es la fanfarronada que ultraja únicamente a los países sin armas nucleares y las naciones débiles.
     La inmensa fuerza de la RPDC, que hace temblar de miedo al imperio norteamericano, alardoso de millares de ojivas nucleares y de su condición de "primera economía mundial", no reside en el dinero ni en la bomba atómica.
     La profundidad estratégica que garantiza la victoria de Corea y el factor fundamental de este triunfo es el poderío de gran ideología.
     Hoy día, brilla como potencia invencible la RPDC que cuenta con el gran poderío de ideología, la unidad monolítica inquebrantable ni con armas nucleares, el inagotable poderío militar y el espíritu de autofortalecimiento que no conoce lo imposible.
     Ya pasó una vez por todas el tiempo en que EE.UU. amenazaba a la RPDC con armas nucleares.
     EE.UU. ya no significa amenaza y pánico para la RPDC y está al revés tal correlación.
     Es enorme el poderío de la RPDC que acaba con la estrategia de pavor de EE.UU., manchada de despotismo, agresión e intervención, y conduce en la delantera la construcción de un nuevo mundo pacífico y próspero.
     En el futuro también, la RPDC se defenderá con fuerza de justicia y salvaguardará la paz y la seguridad de la Península Coreana, la región y el resto del mundo.

Japón también está al alcance de fuego de la RPDC: comentario de ACNC
     Pyongyang, 20 de mayo (ACNC) -- Japón se rasga las vestiduras después del exitoso lanzamiento de prueba del cohete balístico estratégico del tipo Hwasong-12, realizado hace unos días por la República Popular Democrática de Corea.
     En conversaciones con el comandante en jefe de las fuerzas norteamericanas en el Pacífico, Harris, sostenidas el 16 de mayo, el gobernante japonés se comprometió a fortalecer la alianza con EE.UU. y estrechar la colaboración frente a la "amenaza nuclear y de misil del Norte de Corea".
     El día 12, el ministro japonés de Finanzas Aso conversó con su homólogo norteamericano Mnuchin con el tema de "endurecer la sanción económica" contra la RPDC. En la rueda de prensa concedida después de la cita, Aso calumnió a la RPDC como "país insensato".
     Por otra parte, el canciller y otros funcionarios de alto rango de Japón amonestan al gobierno títere surcoreano que "ahora es el momento de intensificar la presión, en lugar de diálogo".
     Es una sofistería atrevida e insolente de los atemorizados ante el inagotable poderío y la posición estratégica de la RPDC como potencia nuclear del Oriente y la coheteril de Asia.
     Los reaccionarios japoneses son los que están inquietados más que nadie por el lanzamiento de prueba del nuevo cohete de la RPDC.
     Al tomar parte activa en la sanción anticoreana adulando a su patrón norteamericano, el país isleño se ha situado en lo más profundo del alcance de fuego de la RPDC.
     Hoy día, el territorio estadounidense y la zona operacional de EE.UU. en el Pacífico están al alcance de fuego de la RPDC que tiene en su mano todos los poderosos medios de ataque de venganza implacable. Esta realidad hace al país isleño sufrir la manía persecutoria.
     En marzo pasado, tuvo lugar por primera vez después de la Segunda Guerra Mundial el ejercicio de refugio de los moradores en el departamento de Akida. Y por estos días, el gobierno japonés se apresura a tomar las medidas para evacuar a más de 57 mil japoneses en el Sur de Corea en el tiempo de emergencia.
     De otro lado, se aumentan entre los japoneses las demandas sobre los refugios subterráneos y los aire-acondicionadores que protegen de las sustancias radiactivas.
     Japón piensa deshacerse del pánico mediante el alboroto de sanción y presión contra la RPDC, lo cual revela el pueril modo de pensar de ese país, enano en lo político.
     Los reaccionarios japoneses deben actuar con prudencia teniendo presente que todos los medios de ataque de la RPDC, incluso las armas nucleares ya emplazadas para el combate, están en espera del momento de lanzamiento apuntando con precisión el propio territorio estadounidense y las bases militares norteamericanas en Japón.

     Les convendría actuar con control dejando las tonterías que buscan desgracias.