Follow by Email

jueves, 27 de agosto de 2015

Invencible país socialista




El 9 de septiembre de 1948 se fundó la República Popular Democrática de Corea, que sería invencible país socialista.
El Presidente Kim Il Sung (1912-1994), fundador de la República, hizo de ella un digno Estado socialista. Heredando su causa, Kim Jong Il (1942-2011), Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPD de Corea, la hizo invencible.
La indestructibilidad de la RPD de Corea fue comprobada fehacientemente también por algunos hechos acaecidos a finales del siglo pasado y que llamaron la atención del mundo. La antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y varios otros países socialistas se desplomaban en serie, pero Corea socialista se mantuvo inalterable, defendió la bandera del socialismo aun cuando la ofensiva de los imperialistas, que anteriormente se ejercía sobre el conjunto de los países socialistas, se concentraba en ella. Además, abrió una nueva era de la construcción de un Estado socialista poderoso y próspero.
La imponencia de la RPD de Corea como invencible país socialista crece más hoy merced al Dirigente Kim Jong Un, quien afianzando más la posición de la República como la potencia político-militar, orienta la edificación de la potencia económica sustentada en las ciencias y la tecnología de punta.
Él incrementa más la capacidad militar autodefensiva de Corea.
Después del deceso de Kim Jong Il realizó la visita de trabajo, primero, a la División Guardia de Tanques 105 “Seúl” Ryu Kyong Su del Ejército Popular de Corea, declarando solemnemente ante el interior y el exterior del país su disposición a enarbolar invariablemente la bandera del Songun (priorización de los asuntos militares). Luego verificó constantemente el Songun para defender la soberanía y dignidad nacionales. Cuando Estados Unidos y sus seguidores, para estrangular a la Corea socialista, hacían sucesivamente extremados simulacros de guerra, convocó en serie las conferencias y reuniones militares como la Conferencia de los Trabajadores Propagandistas de Todo el Ejército y la Cuarta Conferencia de los Jefes y Comisarios Políticos de la Compañía del Ejército Popular de Corea, que servirían de importantes motivos para el fortalecimiento de la fuerza militar.
Luego, visitó Panmunjom en la Línea de Demarcación Militar que divide la Corea en el Norte y el Sur, el monte Osong, las islas Cho, Mu y Jangjae y otros puestos de defensa y las unidades militares en la avanzada del frente, donde revisó la preparación de combate e hizo educar plenamente a todos militares en la idea antimperialista y de independencia y el espíritu de defensa del socialismo y prepararlos irreprochablemente de manera que vencieran a cualquier enemigo poderoso, como guerreros capaces de combatir uno a cien enemigos.
Bajo su dirección el ejército y el pueblo de Corea ganan nuevas victorias en el enfrentamiento con Estados Unidos.
En diciembre de 2012 cuando Corea iba a lanzar el segundo “Kwangmyongsong-3”, satélite artificial de la Tierra, Estados Unidos y sus seguidores, calificándolo como el “lanzamiento del misil balístico”, agravaron extremadamente la situación. Pero el mandatario coreano, sin titubeo alguno, dictó la orden de lanzar el satélite y lo dirigió en persona in situ. Y frente a la completamente injusta “resolución sobre las sanciones” del Consejo de Seguridad de la ONU que atenta contra el reconocido derecho de un Estado soberano al lanzamiento del satélite con fines pacíficos y a la cada vez más agravante intimidación con armas nucleares y alboroto de guerra nuclear de Estados Unidos acoplado a aquella organización internacional, dispuso fortalecer más la capacidad de disuasión nuclear autodefensiva y que el EPC se preparara plenamente para el combate, dando al traste con la intentona de Estados Unidos de estrangular a Corea.
También ahora el imperio y sus seguidores, aferrándose persistentemente al “problema nuclear” y el “problema de misiles” de Corea, se valen de todos los medios y métodos para aislarla y estrangularla, pero esto trae nada más que el mayor fortalecimiento cuanti-cualitativo de la capacidad de disuasión nuclear y la potencia de los misiles de Corea, lo cual el mundo ve claramente.
Kim Jong Un orienta a su ejército y pueblo a que alcancen de continuo en la construcción de un Estado socialista poderoso y próspero éxitos que asombren al mundo.
En acato a su dirección el EPC cumple magníficamente su misión y obligación no solo como fidedigno defensor de la patria socialista sino también como el grueso de la construcción de un Estado socialista poderoso y próspero. Se puso a la delantera de la construcción en corto tiempo y nivel superior del Reparto de Changjon y el Reparto de los científicos Unha en la ciudad de Pyongyang y muchas otras viviendas modernas, la Estación de Esquí Masikryong, el Club de Equitación de Mirim, el Complejo de Piscinas de Recreación de Munsu, el Hospital de Pediatría de Okryu, el Hospital de Estomatología de Ryugyong, etc., abriendo la era de gran prosperidad de la construcción.
El mandatario coreano, especialmente interesado por el desarrollo de las ciencias y la tecnología en la construcción de una potencia económica, en su visita de trabajo al sector de la economía advierte normalizar la producción a base de los últimos logros científicos y técnicos. Convoca con entusiasmo a todos los sectores y unidades a valerse de las ciencias y la tecnología para aumentar notablemente la producción.
Bajo su dirección Corea obtiene éxitos sorprendentes también en la construcción de un Estado de alto nivel cultural socialista.
La Banda Moranbong organizada por Kim Jong Un mismo gana gran popularidad. Entró en vigencia la enseñanza obligatoria general de 12 años, la de nivel más alta en el mundo. En el país reina la fiebre del deporte y los atletas ganan muchas medallas de oro en los juegos internacionales. Corea avanza con fuerza hacia la potencia deportiva.
La RPD de Corea será eternamente invencible.