Follow by Email

martes, 27 de octubre de 2015

Portavoz de MINREX de la RPDC condena tentativas militares de EE.UU.

    Pyongyang, 23 de octubre (ACNC) -- A la pregunta de un reportero de la Agencia Central de Noticias de Corea formulada en relación con que Estados Unidos vuelve a destruir la estabilidad de la situación de la Península Coreana y agravar la tensión, el portavoz de la cancillería de la República Popular Democrática de Corea respondió el día 22 como siguiente:
    Según trascendidos, EE.UU. planea enviar al mar frente a Pusan (Sur de Corea) el portaaviones nuclear Ronald Reagan en acompañamiento con los cruceros y los destructores de tipo Aegis para desarrollar el entrenamiento marítimo de gran envergadura con las fuerzas navales surcoreanas.
    Esto deviene un desafío frontal a la propuesta justa de la RPDC y al unánime deseo de los pueblos amantes de la paz mundial.
    Como hemos declarado reiteradamente, en los últimos días la RPDC presentó la propuesta importante de concertar lo más pronto posible el convenio de paz para eliminar el peligro de guerra y preparar el duradero ambiente pacífico en la Península Coreana bajo la condición en que con el actual Acuerdo de Armisticio no se puede prevenir el choque y el peligro de estallido de nueva guerra.
    Pero, el imperio norteamericano le desafía a la RPDC introduciendo de nuevo al Sur de Corea los medios de guerra inclusive el portaaviones.
    Los esfuerzos por el diálogo hechos durante largo tiempo para la desnuclearización de la Península Coreana fracasaron debido al incesante chantaje nuclear y los ejercicios de guerra nuclear de EE.UU. contra la RPDC.
    Deviene una obstinación y sofistería de un bandido carente de educación superior el que EE.UU. insiste en la prioridad de desnuclearización agravando la situación de esta península mediante las recrudescentes provocaciones militares.
    La realidad comprueba que es muy inoportuna la discusión de la desnuclearización de la Península Coreana, pero muy inminente el problema de la concertación del convenio de paz RPDC-EE.UU.
    Si EE.UU. recurre de continuo a los imprudentes alborotos de confrontación nuclear dando espalda a la propuesta de la RPDC de concertar el convenio de paz, no podrá evitar el fracaso amargo y el arrepentimiento.