Follow by Email

lunes, 26 de junio de 2017

MINREX condena la demagogia anti-RPDC en el caso de Warmbier


     Pyongyang, 23 de junio (ACNC) -- En estos días, las autoridades de la administración norteamericana recrudecen la demagogia anti-RPDC calificando la medida humanitaria de ésta como conducta inhumanitaria en relación con el caso de la muerte del ciudadano estadounidense Warmbier.
     Al respecto, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea publicó el día 23 una declaración que sigue:
 Evidentemente dicho, Warmbier es el criminal que en virtud de la ley de la RPDC fue sentenciado el 16 de marzo de 2016 a la pena de trabajo reformatorio por sus actos hostiles que ha cometido en cumplimiento de la misión que le asignó una entidad de conspiración anti-RPDC de EE.UU.
     Como ya se ha publicado en el mundo, durante la entrevista de prensa concedida el 29 de febrero de 2016, él confesó entre lágrimas que había cometido actos hostiles contra la RPDC, en connivencia de la administración norteamericana, después de que recibiera la misión desde la Sociedad-Z de la Universidad de Virginia de EE.UU., controlada por la Iglesia Metodista Unida de Amistad, organización de conspiración anti-RPDC, y la CIA.
     CNN y otros medios de prensa de EE.UU. transmiten todavía el video de Warmbier reconociendo sus crímenes y pidiendo disculpas en la conferencia de prensa ofrecida en Pyongyang.
     Aunque no tenemos ninguna razón de dispensar misericordia a tal criminal del país hostil, le ofrecimos desde la posición humanitaria y con toda sinceridad el tratamiento médico hasta que él regresara a EE.UU., tomando en cuenta su mal estado de salud.
     En cuanto al rumor infundado que circula ahora en EE.UU. según el cual Warmbier murió a causa de las torturas y golpes recibidos durante el trabajo reformatorio, tendrían algo que decir los médicos estadounidenses que viajaron a la RPDC para la devolución de Warmbier.
     Ellos examinaron a Warmbier e intercambiaron con nuestros doctores el resultado de observaciones médicas.
     Reconocieron que son normales sus índices de vida, incluyendo el pulso, la temperatura, la respiración y el resultado del examen de corazón y pulmón y que le hemos dado el tratamiento médico que logró salvar a él cuyo corazón casi dejaba de latir.
     Ahora, los ex funcionarios de la administración Obama anuncian como su "mérito" la liberación de 10 norteamericanos según las medidas humanitarias de la RPDC. Ellos no podrían negar el hecho de que tratamos a los detenidos de acuerdo con la ley y norma internacionales.
     Es una incógnita para nosotros también la muerte súbita de Warmbier a menos de una semana de su regreso a EE.UU. con normales índices de vida.
     Él es una víctima de la política de "paciencia estratégica" de Obama quien cautivado de la extremada hostilidad y veto a la RPDC, vino negando el diálogo con ésta.
     ¿Por qué el gobierno estadounidense, que se cree interesado en la seguridad de su pueblo, no habrá solicitado ni una vez por vía oficial a la RPDC el problema de liberación humanitaria de Warmbier durante la administración Obama?
     La respuesta a esta pregunta debería dar el mismo EE.UU.
     Aunque Warmbier fue delincuente con antecedente hostil a la RPDC, hemos aceptado la reiterada solicitud de la actual administración estadounidense y tomando en consideración el mal estado de su salud, le permitió volver a casa desde el punto de vista humanitario y acorde a la adjudicación del Tribunal Central fechada 13 de junio de 2017.
     Sin embargo, EE.UU. tergiversa totalmente el hecho y levanta deliberadamente una campaña de demagogia reclamando la "venganza" y "presión" contra la digna RPDC, lo cual deviene un desafío frontal y complot político contra la segunda.
     Está claro que la mayor víctima del presente incidente es la RPDC. No habría el juicio más estúpido que pensar que la RPDC no sabe pasar las cuentas de ganancias y pérdidas.
     La actual campaña de difamación anti-RPDC en EE.UU. nos obliga a redoblar la decisión de que es un tabú el humanitarismo e indulgencia para los enemigos y hay que dar más filo a la ley.
 EE.UU. deberá meditar en serio las consecuencias de sus actos imprudentes.

Portavoz del CRN exige devolución inmediata de las ciudadanas de RPDC
     Pyongyang, 23 de junio (ACNC) -- El portavoz del Consejo de Reconciliación Nacional se entrevistó este viernes con la ACNC en relación con que en el Sur de Corea se arma otra payasada anti-RPDC de reclamar la "devolución de los retenidos" acusándola del problema del estadounidense Warmbier.
     Según la respuesta dada por él, se ha desatado en el Sur de Corea la febril campaña de enfrentamiento anti-RPDC con motivo de la muerte de Warmbier.
     Este norteamericano fue enjuiciado en el tribunal de la RPDC por sus actos hostiles y cumplía la pena de trabajo reformatorio, comentó el portavoz y continuó:
     Según la medida humanitaria de la RPDC, fue devuelto a EE.UU. y murió ahí mientras recibía el tratamiento médico.
     Considerando este caso como buena oportunidad para ofender a la RPDC, los partidos opositores como el "Partido de Corea Libre" y los medios de prensa conservadores del Sur de Corea expresan la "condena fuerte" hablando del supuesto "maltrato abominable" y "tortura infrahumana".
     Algunos "parlamentarios" del partido gobernante y de la oposición concedieron el día 22 una rueda de prensa en la "Asamblea Nacional" y presentaron el "proyecto de resolución" que exige la "averiguación de la responsabilidad por parte de la sociedad internacional" y "condena la violación de derechos humanos".
     Hasta el mandatario surcoreano envió un "mensaje de consuelo" a EE.UU. y sostuvo una entrevista con la cadena norteamericana CBS pronunciando chismes como el "trato injusto y cruel" y la "grave responsabilidad".
     Los que hablan de "vejaciones" y "torturas" no saben ni jota del trato humanitario que hemos dado a Warmbier.
     Esa conducta es un movimiento instintivo de los sirvientes proyanquis que tratan de adular más a su amo gringo manchando la imagen de la RPDC.
     Lo más absurdo del caso es que las autoridades surcoreanas toman el caso de Warmbier por pretexto de su campaña de exigir la supuesta "devolución de los retenidos".
     Es absurdo y cínico que con tal pretexto, los títeres surcoreanos demandan la "devolución" de los criminales arrestados y sentenciados a penas severas por haber cometido tremendos crímenes anti-RPDC.
     Hablar de la "devolución" de los criminales en pleno cumplimiento de penas constituye una burla y desafío imperdonables a la digna ley de la RPDC.
     Si los títeres surcoreanos, que hablan tanto de la "preocupación" y "devolución", tuvieran de verdad gran interés en el "humanitarismo", deberían devolver sin demora a las 12 ciudadanas norcoreanas raptadas en grupo a plena luz del día y a Kim Ryon Hui.
     Esperan con ansia la repatriación numerosos habitantes de la RPDC, retenidos en contra de su voluntad en el Sur de Corea.
     Como ya hemos subrayado repetidamente, no se logrará ninguna labor humanitaria entre el Norte y el Sur antes de que se resuelva el problema de devolución de nuestros habitantes.
     Las autoridades surcoreanas deben conocer bien que a pesar de sus disparates obstinados como "retención" y "devolución", no podrán encubrir nunca su naturaleza antiética.
     Ellas tienen que devolver inmediatamente a todos nuestros ciudadanos, retenidos injustamente y sometidos a vejaciones.

MINREX condena a EE.UU. que introdujo
los bombarderos estratégicos nucleares
     Pyongyang, 22 de junio (ACNC) -- A la pregunta de un reportero de la ACNC formulada en relación con que EE.UU. volvió a introducir en el espacio aéreo de la Península Coreana los bombarderos estratégicos nucleares, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de la RPDC dio hoy la siguiente respuesta:
     El pasado día 20, el país norteamericano desarrolló el ejercicio de bombardeo en el cielo surcoreano movilizando dos bombarderos estratégicos nucleares B-1B y anuncia abiertamente que despachará más de una vez en cada mes los bombarderos estratégicos a la Península Coreana.
     La presente locura militar volvió a demostrar la naturaleza de EE.UU., destructor de la paz y seguridad de la región y promotor de la carrera armamentista.
     La realidad en que el país americano agrava incesantemente la situación de la Península Coreana y endurece la intensidad de amenaza nuclear, evidencia cuán justas son las medidas tomadas por la RPDC para fortalecer su disuasivo nuclear.
     Con cualesquier amenaza y chantaje nucleares, EE.UU. no podrá asustar a la RPDC.
     Y debe saber correctamente que su presión militar sirve de la fuerza motriz que empuja la RPDC al fortalecimiento del poderío de armas nucleares y cohetes balísticos.

     Cuanto más EE.UU. se recurra a la imprudente aventura militar, tanto más la RPDC impulsará de manera rápida el desarrollo en alto nivel de las fuerzas armadas nucleares y de cohetes balísticos para defender la paz y la seguridad de la Península Coreana, la región y el resto del mundo.