Follow by Email

sábado, 11 de febrero de 2017

Publicado comunicado conjunto


     Pyongyang, 8 de febrero (ACNC) -- En medio de la gran esperanza y atención interior y exterior de Corea tuvo lugar del 7 al 8 de febrero de 2017 en Shenyang de China la reunión de los presidentes de las partes norteña, sureña y ultramarina del Comité Conjunto Nacional para la Ejecución de la Declaración Conjunta del 15 de Junio.
     En el foro discutieron los problemas prácticos para unir las fuerzas de toda la nación a fin de mejorar las relaciones entre el Norte y el Sur y abrir nueva fase de la reunificación independiente en el presente año en que se cumplen el 45º aniversario de la publicación de la histórica Declaración Conjunta del 4 de Julio y el 10º de la publicación de la Declaración del 4 de Octubre y acordaron como lo siguiente:
     El Comité Conjunto Nacional del 15 de Junio respetará los acuerdos comunes de la nación incluyendo los Tres Principios de la Reunificación de la Patria y las declaraciones Norte-Sur y, basándose en ello, promoverá la reconciliación y la unidad nacionales e impulsará activamente la paz del país y la mejora de las relaciones entre ambas partes coreanas.
     El Comité Conjunto Nacional del 15 de Junio desplegará diversas actividades para eliminar la tensión militar y el peligro de la guerra en la Península Coreana y establecer el permanente y sólido sistema de la paz.
     A fin de realizar el viaje y el contacto, el diálogo y el intercambio entre distintos sectores del Norte, el Sur y el ultramar y dinamizar el movimiento de reunificación en la esfera nacional el Comité Conjunto Nacional del 15 de Junio definió el período desde el día 15 de junio hasta el 4 de octubre como el de conmemorar la publicación de las declaraciones N-S y acordó realizar los actos conjuntos nacionales en las regiones del Norte y el Sur inclusive Pyongyang y Seúl con motivo del 15 de junio, el 4 de julio, el 15 de agosto y el 4 de octubre, que son efemérides conjuntas de la nación.
     El Comité Conjunto Nacional del 15 de Junio realizará sin falta este año la gran conferencia pannacional de reunificación en que participen las autoridades, los partidos políticos y entidades del Norte y el Sur de Corea y los compatriotas de diversos estratos en el ultramar y así cumplirá el papel iniciativo y vanguardista en abrir la segunda época de reunificación del 15 de Junio.
     El Comité Conjunto Nacional del 15 de Junio se esforzará activamente por la realización exitosa de los encuentros, los actos deportivos y culturales y los seminarios de todos los sectores, dominios y entidades, incluso el partido de fútbol de reunificación de los obreros del Norte y el Sur, el acto folclórico y cultural de los campesinos de ambas partes coreanas, el gran cónclave de los jóvenes y estudiantes del Norte, el Sur y el ultramar, la conferencia de representantes de las entidades de mujeres, la reunión de religiosos del Norte y el Sur, la marcha a los lugares de interés histórico de los movimientos antijaponeses y por la independencia, etc.
     El Comité Conjunto Nacional del 15 de Junio se esforzará por la efectuación de diversos intercambios deportivos y culturales con motivo del Campeonato de Fútbol Femenino por la Copa Asiática 2018 y los XXIII Juegos Olímpicos Invernales.
     El Comité Conjunto Nacional del 15 de Junio dinamizará más las actividades solidarias para que Japón pida perdón y haga la recompensación a la nación coreana por sus crímenes cometidos en el pasado y para obtener todos los derechos democráticos de los coreanos residentes en Japón.

Portavoz de dirección norteña de Jonminthukwi demanda anular "Acuerdo Administrativo" Sur de Corea-EE.UU.
     Pyongyang, 9 de febrero (ACNC) -- El portavoz de la dirección norteña del Comité Pannacional de Averiguación Especial para Esclarecer Verdaderos Aspectos de Crímenes de Tropas Norteamericanas (Jonminthukwi) publicó el día 9 una declaración en relación con que se cumplen 50 años desde la entrada en vigor del "Acuerdo Administrativo" Sur de Corea-EE.UU., concertado durante el mandato del dictador de Yusin (renovación) Park Chung Hee.
     Pese al unánime rechazo de los habitantes surcoreanos la camarilla militar fascista de Park Chung Hee cometió el 9 de febrero de 1967 el acto vendepatria proyanqui de poner oficialmente en vigor el "acuerdo" mencionado pactado en julio de 1966 con EE.UU., denuncia la nota y prosigue:
     El "acuerdo" es el convenio vendepatria sin precedentes en la historia y el bandidesco y leonino documento esclavista de versión moderna.
     En virtud del mismo, las tropas agresoras yanquis pudieron portarse como dominantes todopoderosos del suelo surcoreano ejerciendo prerrogativas ilimitadas e imponiendo indecibles sufrimientos, desgracias y afrentas a la población surcoreana.
     No obstante, la horda traidora surcoreana trata de entregar enormes fondos, recaudados al pueblo por concepto de impuestos, a las tropas yanquis ocupantes suplicándoles la ocupación perpetua del suelo surcoreano y terminar dentro de este año el emplazamiento de THAAD de carácter agresivo.
     Como si fuera poco el "Acuerdo Administrativo" Sudcorea-EE.UU., éste obliga ahora a los títeres surcoreanos a suscribir con 9 países pertenecientes a la "Comandancia de las Fuerzas de la ONU" el "acuerdo multilateral sobre la posición de las tropas estacionadas".
     Si se adopta ese último, nueva versión del "Acuerdo Administrativo", la población surcoreana vivirá bajo las botas de las tropas multinacionales y todo el suelo surcoreano se convertirá en el antro mundial de criminales y saqueadores.
     EE.UU., causa raigal de de todas las desgracias y sufrimientos de los habitantes surcoreanos, es el enemigo jurado de nuestra nación que quiere convertir el Sur de Corea en el máximo arsenal nuclear donde las tropas norteamericanas y las otras multinacionales actúen como dueñas cometiendo crímenes internacionales.
     Mientras continúen la dominación y ocupación del Sur de Corea por EE.UU. y existan los títeres proyanquis, que viven dependiendo de las fuerzas extranjeras sin hacer caso a la dignidad, el interés, la existencia y la seguridad de la nación, se agrandarán más las desgracias y penas que sufren hoy día los habitantes surcoreanos.
     Los surcoreanos de diferentes sectores deberán levantarse con valentía en la lucha por cancelar de inmediato todos los acuerdos y tratados desiguales, incluso el "Acuerdo Administrativo", expulsar del territorio surcoreano a las tropas agresoras de EE.UU. y eliminar a los vedepatrias proyanquis.

ACNC comenta campaña de DDHH anti-RPDC de los títeres surcoreanos
     Pyongyang, 9 de febrero (ACNC) -- Desde el principio del Año Nuevo, la banda títere surcoreana recrudece su campaña conflictiva con la RPDC usando como carta el "problema de DDHH".
     Hablando de la "gravedad de la situación de DDHH del Norte (de Corea)", inició la "investigación" sobre el particular, debatió el rumbo del "fomento de DDHH del Norte" y estableció el "comité consultivo para el fomento de DDHH del Norte" adscrito al Ministerio de Unificación.
     Al abogar con hipocresía por el "humanitarismo" y la "solución del problema de familiares separados", induce en error la opinión pública hablando como si la RPDC fuera la culpable del cese de la cooperación humanitaria entre el Norte y el Sur.
     Así están usando su rutinario método esos cadáveres políticos para salir de la peor crisis de dimisión.
     Ellos abrigan la siniestra intención de ocultar sus tremendos crímenes bajo el cartel de "DDHH" y mantener el poder enfrentándose hasta el final con la RPDC.
     En realidad, ningún tipejo del poder conservador surcoreano tiene la calidad ni cara para hablar de los derechos humanos y el humanitarismo.
     ¿Quién es el culpable que transformó el suelo surcoreano en el infierno de DDHH y la sociedad más oscura del mundo donde se violan y se exterminan la elemental libertad y derechos políticos y los habitantes trabajadores son tratados como animales?
     El Sur de Corea es calificado por la sociedad internacional como "zona donde se violan de la peor manera los DDHH".
     La camarilla de Park Geun-hye suspendió totalmente el intercambio, la cooperación y los trabajos humanitarios entre el Norte y el Sur.
     En particular, el secuestro colectivo de las ciudadanas de la RPDC deviene el imperdonable crimen antinacional y antiético.
     En abril del año pasado, los gángsteres surcoreanos raptaron y secuestraron a plena luz del día a 12 muchachas norcoreanas y las retienen todavía en el Sur de Corea obligándoles la "sumisión".
     En el actual período de paz, aparecen continuamente los "familiares separados" artificialmente debido al rapto organizado y planificado por la banda surcoreana con el propósito de manchar la dignidad y el prestigio de la RPDC y derrumbarla por dentro.
     Los traidores surcoreanos son terroristas internacionales y criminales de DDHH que se burlan de la conciencia de todo el mundo y de la nación coreana, amantes de DDHH y justicia, hablando como si fueran defensores de DDHH y humanitarismo.
     Ellos deben reconocer y pedir disculpas oficialmente por el secuestro colectivo y la "operación de sumisión" contra nuestras ciudadanas y devolverlas sin demora a sus padres que las esperan con ansia.
     Además, deberán devolver de inmediato a nuestra ciudadana Kim Ryon Hui, que fue llevada en 2011 al Sur de Corea siendo engañada por el Servicio Nacional de Inteligencia del Sur de Corea y exige fuertemente ahora su repatriación.

Parlamentarios de partido opositor censuran a Hwang Kyo An
     Pyongyang, 10 de febrero (ACNC) -- Los parlamentarios del Partido Dobullo criticaron el día 3 al premier Hwang Kyo An que pretende presentarse como candidato "presidencial", informaron las fuentes surcoreanas.
     Subrayaron que en el "gobierno" de Park Geun-hye, Hwang ocupaba largo tiempo el cargo de ministro de Justicia y "premier".
     Revelaron que Hwang y el ex jefe del gabinete de los secretarios de Chongwadae, Kim Ki Chun, son cómplices que llevaron la sociedad a la fase caótica.

     Demandaron a Hwang exponer su posición de no presentarse en los "comicios presidenciales" respetando la voluntad de los manifestantes con velas encendidas.